Campaña patronal

Pimec alerta de que la debilidad de la industria pone en riesgo la puesta en marcha de políticas sociales

El peso de la industria en el PIB catalán ha pasado del 27% al 19,8% en 10 años

Antoni Cañete, nuevo presidente de Pimec.

Antoni Cañete, nuevo presidente de Pimec. / Ricard Cugat

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El peso de la industria en la economía catalana baja sin freno. Según datos recopilados por la patronal Pimec dados a conocer este miércoles, el sector secundario ha pasado de suponer el 27% del PIB catalán en el 2001 a el 19,8% en la actualidad. Como consecuencia, la patronal de las pequeñas y medianas empresas alerta de que la debilidad de la industria puede poner en riesgo la estabilidad económica y la puesta en marcha de políticas sociales públicas en los próximos años. Para evitarlo, la patronal considera que son imprescindibles medidas de reactivación urgentes. El presidente de Pimec, Antoni Cañete, ha anunciado la puesta en marcha de la campaña 'Som Industria' parar reactivar iniciativas para promover la participación de los agentes sociales y poner en marcha un nuevo Pacte Nacional Per la Indústria hasta el 2025. "Si cae la industria, se debilita la economía y se pone en peligro el futuro, la estabilidad y la puesta en marcha de políticas sociales", ha dicho Cañete.

Noticias relacionadas

La industria catalana agrupa a unas 36.000 empresas que ocupan a unos 587.000 trabajadores. Con una cifra de negocios de unos 147.000 millones de euros, sus exportaciones alcanzan los 66.290 millones de euros. La pérdida de peso progresivo de la industria en la economía ha ido aparejado a una progresiva pérdida de empleos (unos 241.000 empleos menos en 10 años). Mientras el peso de la industria en el PIB cayó en 7,7 puntos porcentuales, la ocupación lo hizo en 11,1 puntos. La reconversión del sector del automóvil, como consecuencia de la introducción de los vehículos eléctricos, amenaza con potentes ajustes y pérdidas de empleos en los próximos años. Algunos cálculos apuntan a la pérdida de 100.000 empleos en cinco años.

Las propuestas de Pimec para reactivar la industria parten de la necesaria unidad de acción entre los agentes sociales y el Govern. La apuesta institucional debe centrarse, según la patronal, en nuevos proyectos transformadores, transversales y tractores y en fomentar la creación de 'start-ups' también industriales, no solo las tecnológicas. Pimec confía en el protagonismo del Pacte Nacional Per la Indústria, que estará preparado en noviembre, según las previsiones, y que definirá las estrategias hasta el 2025. La campaña 'Som Indústria' pretende ser un punto de encuentro para "sensibilizar" al contexto social de "la importancia de la industria y la necesidad de promover políticas efectivas para recuperar su peso en la economía, después de una pérdida sostenida de tejido productivo y ocupación en los últimos años".