Evolución industrial

Anís del Mono cierra la embotelladora de Badalona pero mantendrá la destilería

La marca, del grupo Osborne, es considerada uno de los patrimonios empresariales de la población barcelonesa

Antigua fábrica de Anís del Mono.

Antigua fábrica de Anís del Mono. / ALBERT BERTRAN

3
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El grupo Osborne ha anunciado el traslado de la planta de embotellado de Anís del Mono fuera de Badalona, debido a "las limitaciones del edificio y la normativa actual vigente en el casco urbano de la ciudad", según ha aducido. La zona en la que se ubica la planta embotelladora está en pleno proceso de renovación urbanística residencial, poco acorde con instalaciones industriales. Fuentes de la empresa aseguran que "la apuesta por Badalona es firme", pero que las instalaciones modernistas del SXIX no permiten el desarrollo y crecimiento de la actividad embotelladora por la normativa municipal de ruidos. El tráfico de camiones en la zona tenderá a restringirse en el futuro.

En un comunicado, Osborne señala: "Ante la imposibilidad de actualizar la línea de embotellado con la que cuenta hoy en día la fábrica, por las limitaciones del propio edificio y por la normativa actual vigente en el casco urbano de la ciudad, el proceso de elaboración se completará en otra planta de Osborne". La empresa asegura que mantendrá "la parte más importante de la fabricación de Anís del Mono en la joya modernista que es su fábrica de Badalona", lo que debe "asegurar la relevancia de la destilería de Anís del Mono como referente en la ciudad de Badalona". La esencia con la que se elabora el licor se seguirá produciendo en los ocho alambiques de cobre de Anís del Mono en Badalona.

La compañía afirma que ha "informando puntualmente" al Ayuntamiento de esta ciudad catalana, al que ha garantizado "la apuesta de Osborne por la marca, por la destilería de Anís del Mono y por la ciudad de Badalona". Osborne no ha detallado a dónde se trasladará la línea de embotellado de Anís del Mono, si bien su destino podría ser el Puerto de Santa María (Cádiz), donde tiene la sede este grupo empresarial. Fuentes de la empresa reconocieron que la plantilla de Badalona se verá afectada a causa de este traslado, aunque no concretaron los puestos de trabajo afectados ni las soluciones que se barajan. El inmueble en el que se sitúa la planta embotelladora ofrece múltiples posibilidades de desarrollo para la marca, como una posible ampliación del museo o incluso alguna instalación para restauración o actividades formativas.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el alcalde de la ciudad, Xavier García Albiol, ha explicado haber hablado con los propietarios de Osborne. "Me han garantizado la apuesta de la compañía por el proyecto y la ciudad, así como seguir acercando la marca a todos los vecinos de Badalona", ha apuntado. Sin embargo, el traslado de la planta embotelladora es un duro golpe para el municipio. Osborne ha destacado asimismo que Anís de Mono "es un negocio estratégico" para el grupo, puesto que "la marca se ha convertido en los últimos años en el líder indiscutible de su categoría". 

Noticias relacionadas

Situada en Badalona y fundada por los hermanos José y Vicente Bosch en 1870, la planta de Anís del Mono en Badalona es una joya modernista que se ha conservado por su valor artístico y patrimonial, por lo que mantiene restricciones legales obvias para su demolición o nuevos usos. Osborne asegura que la sala de destilación donde se elabora artesanalmente el anís seguirá funcionando y que el proceso de obtención de la esencia del anís es el más importante. Anís del Mono es el producto de su tipo más vendido en España. Las ventas aumentaron en torno al 18% el año pasado, gracias a su incremento en repostería. Sin embargo, su empleo en restauración (habitualmente en el café) bajó el 43% por el cierre de la hostelería.

El licor se elabora con agua desmineralizada, alcohol de origen agrícola, azúcar de remolacha y el denominado aceite esencial, que se compone principalmente de matalahúva y otras plantas aromáticas y digestivas, como el anís estrellado o el regaliz. Esta composición no lo vincula de manera específica a Badalona, pero los lazos con la ciudad se remontan a más de 150 años. Osborne compró la firma hace más de 50 años.