Entrevista

Álvarez (UGT): "Díaz tiene más claro que Sánchez que la reforma laboral no puede depender de CEOE"

  • Pepe Álvarez ha sido reelegido hasta el 2025 como secretario general de UGT, en su segundo mandato

  • "No firmaremos ninguna reforma que no baje la temporalidad cinco puntos en seis meses"

Pepe Álvarez. 

Pepe Álvarez. 

6
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Pepe Álvarez ha sido reelegido esta semana como secretario general de UGT hasta el 2025. Lo ha hecho con holgado aval y sin oposición alguna, a diferencia de las elecciones del 2016, cuando el sindicalista catalán se impuso a Miguel Ángel Cilleros por tan solo 17 votos (306 a 289). Fue la primera vez en los más de 100 años de historia del sindicato que el candidato rupturista le ganaba la partida al oficialista. Ahora Álvarez encara su segundo mandato (por estatutos podría haber un tercero), con el reto de pilotar el sindicato durante una de las crisis económica más severas desde que se fundó la UGT.

¿Habrá acuerdo para prorrogar los ertes? El acuerdo es muy sencillo. El Gobierno tiene que repetir la misma fórmula con el mismo contenido hasta el 30 de septiembre.  

¿Parece que la Seguridad Social no piensa lo mismo? Plantean rebajar las ayudas para los trabajadores que sigan en erte y aumentarlas para aquellos que salgan. Si el Gobierno continúa en esa postura tendremos que ir a un acuerdo de última hora y se la juega a que no haya acuerdo. Nosotros no apoyaremos esa idea.

¿Hay una postura común entre sindicatos y patronal? Sí. No tiene ningún sentido y el Gobierno tiene que ser consciente de que, si la campaña de vacunación funciona, los ertes serán en breve parte de la historia noble de este país.

Entonces tendrán que negociar los ertes poscovid. ¿Cómo deben ser? El modelo que a mi me gusta es el alemán, donde hay un fondo estatal al que las empresas pueden acceder cuando hay caídas temporales de la producción o necesitan reconvertirse. Pero en Alemania hay muchas grandes empresas y aquí tenemos pymes, así que deberemos pensarlo según el tamaño y para clusters de empresas. 

El Gobierno plantea costear ese mecanismo con los excedentes de las cotizaciones de paro. ¿Serán suficientes? Ir avanzando para dar titulares cuando no nos hemos sentado todavía para negociar no es bueno. Ese fondo se puede nutrir por muchas vías, el problema no será ese Los despidos al erario público le cuestan más dinero. 

Una negociación que sí está activa es la de la reforma laboral. Cuando Yolanda Díaz y Pedro Sánchez hablan de la reforma laboral lo hacen con palabras distintas, ¿dicen lo mismo? Yo no encuentro grandes diferencias, aunque decir que dicen lo mismo tampoco sería razonable. El presidente [Pedro Sánchez] sitúa que la reforma laboral hay que derogarla con acuerdo entre las partes. Y si alguien condiciona que la CEOE esté de acuerdo, está impidiendo el acuerdo. Eso Yolanda Díaz lo tiene más claro.

No firmaremos nada que no baje la temporalidad cinco puntos en seis meses

Ahora han empezado a negociar para simplificar a tres los tipos de contratos: indefinido, temporal y de formación. Ahí tenemos una línea roja para empezar a revertir este desbarajuste, esta incluso esclavitud a la que someten algunas empresas a sus trabajadores, especialmente a mujeres y jóvenes. No firmaremos nada que no baje la temporalidad cinco puntos en seis meses. Sino, no habrá funcionado. Después costará más, porque cada vez tendremos más contratos temporales que de verdad son temporales. 

Otra mesa abierta es la de las pensiones. Usted calificó un primer acuerdo de “inminente”, pero CCOO y CEOE no lo ven tan claro. Es inminente, eso lo sabe CCOO y CEOE. Y CEOE puede firmarlo o no. Y lo digo porque el contenido de ese primer acuerdo nos afecta mucho más a los trabajadores que a las empresas. Si estuviéramos hablando del destope de las bases [de cotización] o de otras cuestiones, pues sería más complicado. 

Un factor de sostenibilidad para las pensiones puede ser un un nuevo impuesto sobre las nuevas tecnologías

En este primer bloque va la derogación del factor de sostenibilidad y ahora deberán negociar uno nuevo. ¿Escrivá les ha dicho qué fórmula contempla? Nosotros no hemos dicho que no queramos hablar de este tema, pero ahora no. Un factor de sostenibilidad puede ser crear un nuevo impuesto sobre las nuevas tecnologías y que vaya directamente a la caja de la Seguridad Social. 

Una norma que sí tienen cerrada y aprobada es la ‘ley Rider’.¿Acabará con la conflictividad en el sector?  Nos hubiera gustado que fuera más ambiciosa, que abarcara a todas las plataformas digitales. Ahí hay campo por recorrer, porque las plataformas han abierto una puerta que fomenta la desfiscalización y la competencia desleal entre empresas. Nada impide que mañana el cluster del automóvil en Martorell cree una plataforma digital y las empresas se presten trabajadores.   

Pepe Álvarez. 

/

Si antes de acabar la legislatura no amplían esa ley o aprueban una nueva, ¿será un fracaso? No, de ninguna manera. Para nosotros ya representa una puerta para litigar judicialmente con actividades de plataformas que no son riders. Convenceremos al Gobierno y si no la Unión Europea actuará. Todos los países europeos están en situaciones similares. La ley también ha obligado a las empresas a dar explicaciones de sus algoritmos. Eso fue muy difícil, porque las plataformas han actuado como lobi, por no decir otra cosa, y han ido comprando voluntades. Estoy orgulloso del trabajo hecho por el sindicato.

Ahora que empezará una reactivación económica importante, es el momento de subir el salario mínimo

El Gobierno tiene pendiente subir el salario mínimo, ¿lo hará? Sí, no tengo duda alguna, como no tiene sentido que el Gobierno no lo subiera en enero. Ahora que empieza la campaña turística, que empezará una reactivación económica importante, es el momento de llegar a un acuerdo. 

¿Hay posibilidades de que esa subida sea retroactiva a enero? Creo que no. Si nos obsesionamos en eso acabaríamos bajando la cuantía de la subida y no le haríamos un favor a la gente. Si en enero no nos volvimos locos [cuando el Gobierno congeló la subida], fue porque un 0,9% no es razonable. Ahora esperamos tener mejores condiciones para subir el SMI a 1.000 euros [subida del 5,3%].

Con la patronal tienen pendiente hablar de salarios y negociar el nuevo AENC. CEOE dice que ‘ahora no toca’. ¿Antes de acabar el año empezarán a negociarlo? Sí, estoy convencido de las empresas exigirán a la CEOE que se siente a negociar. Porque sino irá aumentando la conflictividad laboral, porque los convenios hay que seguir negociandolos. Y si hay un marco, eso engrasa esas negociaciones. El suelo deberá ser siempre el IPC.

La jornada de 32 horas tiene que empezarse a ver a corto-medio plazo en las empresas y en los convenios

En ese AENC plantearán también el debate de la jornada de 32 horas semanales. Tengo la misma seguridad de que lo plantearemos como que finalmente no estará en el acuerdo. Es un debate en el que queremos abrir camino. es algo que a medio-corto plazo tiene que empezar a visualizarse en las empresas y en los convenios. En Europa se va a hacer, los socialdemócratas y los verdes alemanes se lo han metido en la cabeza. 

¿Ve margen para ello en España? Sí, es bueno para las empresas, porque ganan productividad, y es bueno para las personas, porque ganan tiempo para formarse y conciliar. Y ayudará a crear ocupación, especialmente entre los jóvenes.

No creo que el Gobierno esté jugando políticamente con los indultos [a los presos independentistas]

Noticias relacionadas

En julio del 2020 la UGT registró la petición de indulto para la ‘ex consellera’ Dolors Bassa. Usted como primer firmante. Ha pasado casi un año, ¿el Gobierno está yendo demasiado lento en resolver? El Estado está yendo demasiado lento. Hay una serie de pasos previos a que el Gobierno lleve el indulto al Consejo de Ministros y todo eso se está alargando. En exceso no, lo siguiente.

El Gobierno no prevé decidir sobre los indultos antes de las primarias del PSOE en Andalucía [13 de junio], ¿cree que Sánchez ha actuado con cálculos políticos? En el horizonte siempre hay algo… no creo, sinceramente, que el Gobierno haya jugado políticamente con este tema. El Estado es más complejo de lo que a veces se piensa.