Objetivos de Desarrollo Sostenible

Una alianza para avanzar hacia la sostenibilidad

El premio BBVA a la Innovación Medioambiental para Pymes y Autónomos reconoce iniciativas ecológicas en el ámbito de la pequeña y mediana empresa

The Predictive Company y Cargobici han recibido el primero y el segundo premio, respectivamente, en la segunda edición del galardón

Barcelona. 19.05.2021 Lliurament Premi BBVA a la Innovació en Sostenibilitat Mediambiental per a pimes i autònoms. 1r premi a The Predictive Company i 2n premi a Cargobici.



Foto Robert Ramos

Barcelona. 19.05.2021 Lliurament Premi BBVA a la Innovació en Sostenibilitat Mediambiental per a pimes i autònoms. 1r premi a The Predictive Company i 2n premi a Cargobici. Foto Robert Ramos / Robert Ramos

8
Se lee en minutos
Guillem Tapia

En 2020, las emisiones de CO2 de España descendieron un 18% interanual. El causante de esta caída fue, evidentemente, el covid-19 y las múltiples restricciones a la actividad económica, social y de movilidad que se implantaron para aplacar la pandemia. La rebaja de los gases de efecto invernadero fue de las pocas notas positivas que dejó el pasado ejercicio y supuso que España volviera a registros anteriores a 1990 en lo que a contaminación se refiere.

¿Nos encontramos ante un hecho coyuntural o se trata de una tendencia que se mantendrá? Es bastante evidente que el desplome de las emisiones no se hubiera producido sin la irrupción del coronavirus. No obstante, sí parece que la pandemia ha tenido cierto efecto a la hora de despertar conciencias acerca de la importancia de cuidar el medioambiente. 

Ciudadanos, grandes corporaciones, Administración, pymes y autónomos… Todos juegan un papel relevante en la lucha contra el cambio climático. Y para incentivar y reconocer la labor en esta materia que hacen los dos últimos actores mencionados, BBVA y la Fundació Antigues Caixes Catalanes lanzó en en 2019 el Premio BBVA a la Innovación Medioambiental para Pymes y Autónomos, de los cuales el pasado miércoles se celebró la entrega de premios de la segunda edición en el Recinto Modernista de Sant Pau con la colaboración de EL PERIÓDICO.

Resumen de los premios Sostenibilidad del BBVA. / El Periódico

“Entendemos la sostenibilidad en clave de urgencia. Los próximos 10 años serán vitales para realizar la transformación profunda que necesita el planeta”, expresó Toni Ballabriga, director global de negocio responsable de BBVA. “Como entidad financiera -prosiguió Ballabriga- tenemos el deber de acompañar a las empresas y la sociedad en su conjunto para conseguir la transición hacia la sostenibilidad, tanto aportando soluciones financieras y asesoramiento, como implicándonos en los retos colectivos”.

Por su parte, Jaume Ribera, presidente de la Fundació Antigues Caixes Catalanes, destacó que a través de este premio se trata de “incentivar a las empresas a apostar por la innovación y la sostenibilidad”. “Hay que tomar conciencia de la importancia de tomar acción desde ya en todas las actividades que llevamos a cabo en nuestro día a día”, señaló Ribera. 

La Administración también estuvo representada en el evento, en este caso a través del ‘conseller’ de Territori i Sostenibilitat en funciones, Damià Calvet. “Para combatir la emergencia climática es preciso que desarrollemos principalmente en tres aspectos: la economía circular, la movilidad sostenible y la transición energética. Todos tenemos que estar determinados a conseguirlos y desde la Administración debemos crear las condiciones para que sea posible”. El ‘conseller’ también señaló que para superar este reto es necesaria “una alianza entre el sector privado y las instituciones” y destacó que el Premio BBVA a la Innovación Medioambiental para Pymes y Autónomos es “una buena muestra de esta alianza”.

Cuatro finalistas y dos ganadores

Tras los parlamentos se procedió a la entrega de premios. En total se presentaron 36 proyectos de pymes y autónomos con sede en Catalunya que han desarrollado algún proyecto o proceso sostenible de entre los cuales se eligieron a dos ganadores. Shotl, una start-up que ha desarrollado una solución para que los operadores de transporte y los ayuntamientos puedan hacer un mejor uso de sus flotas de autobuses implantando un servicio bajo demanda y Oimo, una firma de diseño ecológico que desarrolla nuevos tipos de envases biodegradables sostenibles, fueron las dos finalistas que no lograron alzarse con el premio. 

Rperesentantes de The Predictive Company.





/ Robert Ramos

El segundo premio fue otorgado a la empresa Cargobici, que recibirá una dotación de 5.000 euros, por ser una empresa que ofrece soluciones logísticas para afrontar la última milla de forma más ecológica. La firma es la distribuidora y el servicio técnico exclusivo de las bicicletas de carga XYZ CARGO en España y Portugal y también está implicada en proyectos de distribución urbana de mercancías de compostaje que permiten convertir los residuos en recurso. En este caso, el jurado valoró su condición de “iniciativa sostenible y replicable, que ofrece soluciones logísticas y fomenta el comercio local y la movilidad sostenible de mercancías en pequeñas y grandes ciudades, reduciendo las emisiones y aportando valor a los momentos actuales ".

Por último, se dio a conocer al ganador del primer premio, dotado de 10.000. El galardonado fue The Predective Company (TPC), del cual el jurado destacó “su proyecto especialmente innovador, con claros beneficios ambientales que permiten reducir el C02 y supone un ahorro energético y económico para los usuarios, replicable en todo tipo de edificios comerciales y nacido de la investigación universitaria". 

Representantes de Cargobici.



Foto Robert Ramos

/ Robert Ramos

Alonzo Romero, director general de TPC, fue el encargado de subir al escenario para recibir el premio de la mano de Toni Ballabriga y pronunciar un breve discurso. “La parte económica siempre es muy importante para una start-up, pero lo que más apreciamos es el valor simbólico que tiene. Nos ayuda a no sentirnos solos y saber que hay gente que nos apoya”, proclamó el emprendedor. 

Noticias relacionadas

La sostenibilidad como estrategia

Mireia Cammany, directora general adjunta de EPI Industries y vicepresidenta de PIMEC, impartió una ponencia durante la entrega de premios titulada ODS: una oportunidad de negocio en la que animó a las pymes a implicarse en acciones de sostenibilidad y responsabilidad social corporativa. Para empezar con este proceso, Cammany aconsejó que se realice una “mirada interna” de la empresa que consiste en analizar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y detectar cuales pueden adaptarse a la realidad de cada compañía. Posteriormente, la dirección debe asumirlos y ser capaz de trasladarlos al resto de los miembros de la organización. 


Más allá de apelar a las buenas intenciones de cada empresa, Cammany puso el acento en que apostar por una estrategia sostenible puede reportar oportunidades de negocio a las pymes. Por una parte, a través del prestigio que gana la compañía, que se traduce en mayor reconocimiento, y esto puede conducir a nuevas relaciones comerciales. También por el aumento de la productividad que supone tener una plantilla motivada por estar trabajando en una empresa responsable, a la vez que se ahorran costes si se aplican medidas que favorezcan la economía circular. Por último, explicó Cammany, ser sostenibles también es una baza muy importante para optar a líneas de financiación sostenibles ofrecidas por los bancos, atraer el capital de inversores responsables y a la hora de ganar puntos en los concursos públicos. 


“Es cierto que el impacto que puede tener lo que haga una pyme es muy reducido, pero somos el 99% del tejido empresarial, por lo que el impacto agregado puede ser enorme”, señaló la empresaria. 



Sostenibilidad para edificios y para el reparto

Un 'software' predictivo para que los edificios sean más eficientes

The Predictive Company es una spin-off de la Universidad Politécnica de Cataluña que ha desarrollado un software de eficiencia energética para edificios. Su tecnología es capaz de conectar y cruzar los datos de un edificio comercial con diferentes variables con el objetivo crear su gemelo digital. El resultado son predicciones muy precisas de las necesidades energéticas que tendrá el inmueble que permiten optimizar los sistemas de climatización del mismo como son la calefacción, la ventilación o el aire acondicionado.

Gracias a la solución desarrollada por The Predictive Company el ahorro energético y la reducción de las emisiones de dióxido de carbono en los edificios puede llegar al 30%. La tecnología de la start-up que lidera Alonzo Romero se basa en algoritmos de autoaprendizaje y es capaz de detectar pequeños errores en las máquinas antes de que se conviertan en un problema grave, por lo que también ofrece una solución de mantenimiento predictivo

El principal beneficio en sostenibilidad del proyecto se basa en el aspecto medioambiental, ya que permite reducir el consumo de energía, aumentar la eficiencia energética y, consecuentemente, reduce las emisiones. Más allá de incrementar la sostenibilidad de los edificios, la tecnología de The Predictive Companya tiene beneficios económicos para los administradores del inmueble, ya que permite reducir los costes asociados al consumo de energía.


Una última milla más ‘verde’

Cargobici es una startup que ofrece soluciones logísticas para afrontar el reparto urbano de última milla. La firma es distribuidora y servicio técnico oficial en exclusiva para España y Portugal de las bicicletas de carga XYZ CARGO y también desarrolla proyectos de distribución urbana de mercancías de compostaje que permiten convertir los residuos en recursos.

El proyecto aporta soluciones a la transformación que está viviendo el sector logístico en los últimos años y especialmente después de la pandemia, cuando el comercio online ha experimentado un gran crecimiento. La firma dispone de herramientas que permiten a las pymes competir con los grandes e-commerce en experiencia del consumidor. Además, la compañía tiene una clara vocación industrial, ya que es la encargada de fabricar las bicis en Barcelona, que a su vez se diseñan en Copenhague y Hamburgo. “Nuestro objetivo es que, gracias a nuestras bicis, podamos eliminar el 50% del tráfico logístico que se realiza con vehículos de motores de combustión de las ciudades”, explica Antonio José Domínguez, director general de Cargobici.

Los principales beneficios en sostenibilidad que ofrece la firma son la reducción de las emisiones de dióxido de carbono asociadas al transporte logístico y el refuerzo del comercio local. Además, da respuesta a nuevas regulaciones de movilidad, como la Zona de Bajas Emisiones en el área metropolitana de Barcelona.