Hasta el 30 de septiembre

Escrivá plantea una renovación a la baja de las ayudas covid para los autónomos

  • Los trabajadores por cuenta propia que hayan agotado sus cotizaciones no podrán cobrar el cese de actividad compatible con la facturación

  • El Estado garantiza bonificaciones de cuota menguantes, del 90% en junio y del 25% en septiembre; ante el rechazo frontal de los agentes sociales

 Pleno del Congreso , en la imagen el ministro de Inclusión , Seguridad Social y Migraciones José Luis Escrivá.

 Pleno del Congreso , en la imagen el ministro de Inclusión , Seguridad Social y Migraciones José Luis Escrivá. / David Castro

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El Gobierno plantea renovar a la baja las ayudas covid para los trabajadores autónomos y hacerlo hasta el 30 de septiembre; misma fecha que la planteada para los ertes. Los trabajadores por cuenta propia que estén cobrando un cese de actividad extraordinario y que lo compatibilicen con un cierto nivel de actividad se quedarán sin ayudas. Es decir, podrán seguir facturando y cobrando su prestación, pero siempre que tengan suficientes cotizaciones acumuladas para ello. Si las han agotado, se quedarán sin. Actualmente hay un mínimo de 80.000 personas en este caso. Como compensación, la Seguridad ha planteado mantener una bonificación de parte de la cuota mensual que pagan los autónomos, que menguará con el paso del tiempo. El Estado compensará el 90% en junio y acabará en el 25% en septiembre.

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luís Escrivá, ha trasladado este miércoles a las organizaciones más representativas de los autónomos su propuesta para renovar las actuales ayudas covid. Esta es una prórroga a la baja, pues reduce las condiciones existentes hasta la fecha. La principal modificación es que aquellos trabajadores autónomos que no acumulen cotizaciones suficientes, ya sea porque están en tarifa plana o porque ya han agotado su reserva, se quedarán fuera de esta ayuda. Según los últimos números de la Seguridad Social, ese colectivo suma 79.056 personas.

Y para los que sí acumulan todavía cotizaciones, tras 14 meses de pandemia, Escrivá endurece las condiciones de acceso. Si antes podían compatibilizar la prestación y los ingresos si venían de una caída de facturación del 50%, ahora deberá ser a partir del 75%. Actualmente, con el tope del 50%, hay 361.346 beneficiarios con esta prestación por cese. El planteamiento del Ejecutivo es retirar las ayudas para incentivar la reactivación Las organizaciones de autónomos han salido rápidamente a manifestar su rechazo ante la renovación a la baja que plantea Escrivá.

Bonificaciones de cuota menguantes

El Ejecutivo sí mantiene una prestación extraordinaria para aquellos autónomos que estén obligados a cerrar por una decisión administrativa, ya sea por un brote puntual de covid o por una limitación más sostenida en el tiempo para determinados sectores, como sería el caso del ocio nocturno, por ejemplo. Para estos se mantiene una prestación extraordinaria cuya cuantía será del 50% o del 70% de la base mínima de cotización, en función si el beneficiario es familia numerosa o no. Es decir, entre 472 euros y 660 euros al mes; en la mayoría de los supuestos. Esta ayuda durará lo que dure la suspensión total de la actividad por motivos de fuerza mayor. El cobro de la misma, no obstante, será incompatible si el ciudadano tenga otro trabajo como asalariado y de ahí cobre más de 1,25 veces el importe del salario mínimo interprofesional (SMI).

Para compensar la rebaja en las prestaciones, Escrivá ha planteado a los agentes sociales una bonificación de la cuota para aquellos trabajadores autónomos que actualmente están percibiendo algún tipo de ayuda. Es decir, esos 361.346 beneficiarios que compatibilizan actividad y prestación, más los 79.056 que hacen lo propio pero no tienen cotizaciones acumuladas, además de los autónomos de temporada y suspendidos. En total serán 451786 afiliados por cuenta propia. Y el sistema de bonificación será menguante. Es decir, en junio deberán dejar de pagar el 90%, en julio el 75%, en agosto el 50% y en septiembre el 25%.

Rechazo de los agentes sociales

La propuesta de Escrivá ha generado el frontal de los agentes sociales. El presidente de Upta, Eduardo Abad, ha exigido que la prestación por cese de actividad compatible con la facturación se prorrogue "exactamente" como está actualmente. Es decir, que no se exija una caída de facturación mayor para cobrarla y que se garantice para aquellos autónomos que ya hayan agotado sus cotizaciones previas. "Es ahí donde tenemos una discrepancia mayor, que esperemos se pueda solucionar a lo largo de estos días", ha declarado.

Noticias relacionadas

Fuentes consultadas de ATA han manifestado su más "rotundo rechazo" a las condiciones planteadas por Escrivá, ya que consideran que dejarían fuera al 95% de los actuales beneficiarios de ayudas. Por su parte, desde Uatae piden que "las prestaciones sigan intactas para quien las siga necesitando".

Según varias fuentes consultadas, la intención del Gobierno es aprobar la renovación de las ayudas para autónomos en el Consejo de Ministros de la próxima semana, el martes 25 de mayo. El último Consejo de Ministros ordinario del mes. De no haber acuerdo antes, el Gobierno tiene dos opciones: o bien aprobar la prórroga sin consenso, o bien alargar la negociación y convocar un Consejo de Ministros extraordinario antes del 31 de mayo.