Negociaciones en curso

Escrivá plantea nuevas cuotas de autónomos de 90 a 1.220 euros, según sus ingresos

  • La oferta de la Seguridad Social no cuenta con el acuerdo de patronal y sindicatos y las posiciones todavía están muy alejadas

  • Según los cálculos del Ejecutivo, un autónomo acabaría pagando de mediana unos 275 euros al mes

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luís Escrivá, a su llegada a la comisión del Pacto de Toledo.

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luís Escrivá, a su llegada a la comisión del Pacto de Toledo. / J. Hellín

Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El Gobierno plantea que los autónomos paguen cuotas de entre 90 euros y 1.220 euros al mes cuando entre en funcionamiento el nuevo sistema de cotización en función de ingresos. Los trabajadores por cuenta propia que menos ganen pagarán menos y los que más, mayores cuantías, en un esquema distribuido en 13 tramos. Y, según los cálculos del Gobierno, de mediana un autónomo pagaría 275 euros al mes. Esta es la oferta que ahora mismo tienen encima de la mesa patronal y sindicatos, según un documento que ha avanzado la Cadena SER y al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO. Este es el planteamiento del ministro José Luís Escrivá, pero no el de los agentes sociales, cuyas posiciones todavía son muy distantes.

Escrivá manifestó en su comparecencia del miércoles que un primer acuerdo en materia de pensiones era "inminente", aunque este no incorporará los detalles que han trascendido este jueves sobre la nueva propuesta para los autónomos. El planteamiento ya trasladado hace semanas de posponer hasta el 2023 la entrada en vigor del sistema y que este no estuviera a pleno rendimiento hasta 2032 ya no gustaba a parte de la mesa. Y los tramos y cuantías de entre 90 y 1.220 euros tampoco son del agrado de todas las partes. El acuerdo pinta lejano en este ámbito y los detalles que han trascendido cambiarán si la Seguridad Social quiere cerrarlo con acuerdo.

Según el esquema diseñado por los negociadores de Escrivá, la transición entre un modelo y otro sería progresiva. Ahora mismo la cuota mínima, con la tarifa plana, roza los 60 euros. Y progresivamente va subiendo hasta una cotización mínima de unos 288 euros mensuales. Con el nuevo sistema desaparecería la tarifa plana y los autónomos con ingresos más bajos, es decir, unos rendimientos de 3.000 euros al año o menos (250 euros al mes), pagarían 90 euros. Y, en el otro extremo, aquellos que tuvieran rendimientos de más de 48.841 euros anuales (4.070 euros al mes) pagarían 1.220 euros al mes de cuota. Un importe similar a los 1.245,45 euros que actualmente representan la cuota máxima que puede pagar un autónomo.

Es decir, según el esquema de Escrivá, los que pagan la tarifa plana pagarían más, a los que se les ha acabado pero ingresan poco pagarían menos y los que más ganan pagarían igual. No obstante, el quid del asunto está en esa franja media en la que se moverían la mayoría de los 3,2 millones de autónomos actualmente operativos en España. Estos pasarían a pagar según sus ingresos, cuando ahora mismo ocho de cada 10 pagan según la base mínima (independientemente de si ingresan mucho o poco). Si tenemos en cuenta la mediana (es decir, la aproximación a lo que pagaría más frecuentemente un autónomo), las diferencias entre lo que pagan ahora y lo que pagarían con el nuevo esquema no serían muchas. Pues actualmente la mayoría paga la cuota mínima, 288 euros, y la mediana con el nuevo sistema sería de 275 euros.

LAS TABLAS DE TRANSICIÓN

EL MODELO DEFINITIVO DE TABLAS

Según cálculos preliminares que el Gobierno ha ido trasladando a los agentes sociales durante los meses que llevan discutiendo sobre esta materia, un autónomo acabaría pagando, de mediana, una cuota de 275 euros al mes. Pues según esos mismos cálculos, el rendimiento neto entre el colectivo es de 23.140 euros anuales. Habría 459.906 autónomos que pagarían esos 90 euros; otros 599.945 trabajadores que pagarían entre 90 y 185 euros; otros 1,3 millones que pagarían entre 235 euros y 545 euros y unos 800.000 restantes que o bien pagarían entre 670 y 1.220 euros o bien la Seguridad Social no es capaz de encuadrarlos en horquilla alguna.

Negociación en curso

Noticias relacionadas

Escrivá plantea este sistema de tramos a la patronal y los sindicatos, con un planteamiento de revisarlo cada tres años durante ese periodo de adaptación entre el 2023 (cuando pretende que entre en vigor) y el 2032 (cuando quiere que esté a máximo rendimiento). Hay agentes sentados a esa mesa que rechazan abiertamente la propuesta de Escrivá. Otros ven con malos ojos algunas partes, como el hecho de su largo periodo de transición, pero con buenos ojos otras. El punto en común es que no compran íntegra la última propuesta de Escrivá y ello alargará las negociaciones.

Si bien la reforma del sistema de cotización de los autónomos estaba dentro del segundo bloque de reformas que pretende Escrivá, los roces en esta materia pueden provocar alteraciones en los consensos sobre el primer bloque, referente a la fórmula de revalorización del sistema de pensiones. La "inminencia" del acuerdo en ese frente puede no ser tal debido a las diferencias en esta cuestión.