Plan de recuperación

Transportes cifra en 1.500 millones la posible recaudación por peajes en autovías

  • Ábalos afirma que el peaje de las carreteras será "casi testimonial" si se aprueba

  • El ministro afirma que el precio que fijaría el Gobierno sería "como mínimo un tercio más barato" del que barajó el Ejecutivo de Rajoy

  • Afirma que "sectores económicos" le han comunicado que Casado apoya el cobro, pese a que el PP se esté oponiendo públicamente

Sesión de control al Gobierno en el Senado , en la imagen Jose Luis Ábalos.

Sesión de control al Gobierno en el Senado , en la imagen Jose Luis Ábalos. / David Castro

Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

ver +

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha asegurado este miércoles que si el Gobierno finalmente aprueba el pago por uso de las carreteras, algo que ha afirmado que no tiene "definido", lo haría con peajes "de un modo casi testimonial, más por principio de responsabilidad que por afán recaudatorio". Asimismo, ha asegurado que los precios que ha "pensado" su departamento son "como mínimo un tercio más baratos" de los que barajó el anterior Gobierno de Mariano Rajoy (246 euros anuales por turismo y 7.066 euros por camión), que hizo "dos intentos de implantar este modelo", el último unos meses antes de la moción de censura que le derrumbó en 2018 y en el que se recogía su entrada en vigor en 2021. Ábalos no se refirió a la posible recaudación por este mecanismo, pero fuentes de Transportes cifran en 1.500 millones los ingresos que se podrían obtener, ligeramente por encima del presupuesto aproximado de 1.300 millones para conservación de carreteras.

Dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a la Comisión Europea para poder acceder a las ayudas comunitarias, el Ejecutivo ha calculado que en 2024 se podría implantar un sistema de pago por uso en la red de carreteras del Estado, que puede ser ampliable al resto de vías. Por la mañana en el Congreso, Ábalos ha asegurado, con todo, que la medida "necesita el consenso de todos" y que "si no lo hay, pues no saldrá" y "no se impondrá nada" al respecto. "Lo que hay es una reflexión, una invitación a que debatamos", ha afirmado sobre la inclusión del proyecto en el plan. 

Por la tarde ha matizado que impulsarla requeriría lógicamente una mayoría parlamentaria a favor pero que, más allá de ello, "lo deseable, que no indispensable" es que "todos" pudieran formar parte de "una política de Estado como está, que la Comisión Europea viene tiempo reclamado bajo un principio que forma parte del acerbo comunitario: el que usa, paga". En este sentido, ha afirmado que "sectores económicos" le han comunicado que el presidente del PP, Pablo Casado, les ha transmitido en privado que está a favor de los peajes, aunque el partido los esté rechazando públicamente.

Inconcebible para Europa

El ministro ha reiterado que España constituye una "excepción en el ámbito europeo" por la gratuidad generalizada de sus carreteras. "Lo que es inconcebible para el resto de Europa es que tengamos la principal red de vías de alta capacidad y, singularmente y curiosamente, no se pagan en su mayoría. Y que estemos pidiendo fondos para infraestructuras y no saquemos rentabilidad de los activos de las inversiones que hemos realizado", ha resaltado. El 40% del tráfico internacional de mercancías que circula por las carreteras españolas, ha añadido, es extranjero y esas compañías "pagan en todas partes salvo al llegar a España", porque aquí "lo pagan todos los españoles, especialmente los que nunca conducen".

Noticias relacionadas

El Gobierno, ha destacado, ha sido el primero que ha decidido no prorrogar las concesiones que finalizan de autopistas (550 kilómetros a finales de 2019, con un ahorro de 1.100 millones de euros para los usuarios, y otros 480 kilómetros previstos para este año), con lo que ha aumentado la red pública. "Pero tenemos un problema: cada vez tenemos más kilómetros que conservar en la medida en que vamos poniendo fin a las concesiones se nos incrementa este gasto. Con esa partida tenemos que jugar. Y si tenemos restricciones, la seguridad vial es la que se va a resentir", ha advertido. 

Asimismo, ha asegurado que su departamento mantiene su compromiso de que las decisiones que se pudieran tomar "siempre estuvieran equilibradas en el conjunto de problemáticas que tiene el sector del transporte". El Ejecutivo, ha subrayado, ha aumentado un 60% las bonificaciones en los peajes para el sector y reducido un 30% los precios de las radiales de Madrid.