Plataformas digitales

Los repartidores pro empresa se manifiestan hoy contra la aprobación de la 'Ley Rider'

  • Los mensajeros partidarios de seguir siendo autónomos convocan manifestaciones en nueve ciudades españolas contra la nueva normativa, que entienden que irá contra el empleo

  • Los trabajadores partidarios de ser asalariados, tal como indican los tribunales y como refuerza la norma, la tachan de "insuficiente"

  • Todo lo que debes saber sobre la "ley rider" aprobada por el Gobierno

Manifestación en Via Laietana de Barcelona contra la aprobación de la ’ley rider’. / FOTO Y VÍDEO: RICARD CUGAT

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El Gobierno prevé aprobar este martes en su Consejo de Ministros la nueva 'Ley Rider' para reforzar la protección legal de los repartidores de las plataformas digitales, tal como avanzó EL PERIÓDICO. La norma llega con el consenso entre el Ministerio de Trabajo, la patronal y los sindicatos, tras seis meses de negociaciones, y más de tres años de movilizaciones y causas judiciales de asociaciones de trabajadores como RidersXDerechos. La nueva legislación entrará en vigor en un plazo de tres meses, es decir, a mediados de agosto y llega con posicionamientos enfrentados dentro del sector. Una parte de los repartidores carga contra la norma porque considera que destruirá empleo y otros la ven "insuficiente" y que se limita a ratificar lo que ya han dicho los tribunales.

La nueva norma saldrá aprobada con el consenso del diálogo social, pero hay actores implicados más de esas mesas que no se sienten reprensetados por el acuerdo firmado. Si bien la gran patronal CEOE acabó dando el visto bueno a la 'Ley Rider', esta es rechazada firmemente por las principales compañías del sector, como Glovo, Deliveroo o UberEats. Hasta el punto de que Glovo, la mayor firma del sector del 'delivery', decidió romper y salirse de la CEOE tras su papel en las negociaciones. La gran patronal española se quedó sin uno de los tres unicornios ('start-ups' valoradas en más de 1.000 millones de dólares) españoles.

No solo las empresas están en contra de esta normativa, sino también una parte de los trabajadores del sector, actualmente autónomos. Estos abrazan las tesis pro plataformas y saldrán este martes a la calle para manifestarse contra la nueva legislación. "La aprobación de la Ley Rider en el Consejo de Ministros es un paso más hacia el precipicio que supone dejar a más de 15.000 repartidores sin empleo", afirman los organizadores de las protestas.

"Libertad" contra "derechos"

Haciendo suya la tan coreada consigna estos días de "libertad", los 'riders' pro empresa han convocado para este martes marchas de protesta en nueve de las principales ciudades españolas: Barcelona, Madrid, Valencia, Alicante, Las Palmas de Gran Canaria, Oviedo, Gijón, Málaga y Palma de Mallorca. Los partidarios de las tesis de las plataformas entienden que la nueva normativa puede provocar que estas compañías utilicen a partir de ahora menos mensajeros y parte de ellos se queden sin empleo. Según el último estudio de la patronal sectorial Adigital, unas 15.300 personas ejercen de repartidores actualmente en las apps.

La nueva norma obligará a las empresas a contratar como asalariados (o a subcontratarlos) a su red de repartidores. Lo que implicará que las compañías tengan que pagar más cotizaciones sociales, pues hasta ahora estos gastos corrían a cargo del repartidor y era este el que tenía que pagarse la cuota a la Seguridad Social, además de las facturas del teléfono, la reparación del vehículo, las bajas y las vacaciones. Más gasto para las empresas que puede que estas acaben repercutiendo en menores pagos por hora a los 'riders'.

Es contra esa falta de derechos contra la que vienen manifestándose desde el verano del 2017 organizaciones como RidersXDerechos. Estos han extendido por toda España una batalla judicial, ganando en los tribunales de manera muy mayoritaria la tesis de que actuaban hasta ahora como falsos autónomos. Y que las prácticas de estas empresas constituían un fraude millonario a la Seguridad Social. Según cálculos recopilados por este medio, en los dos últimos años Inspección de Trabajo ha dado de alta a más de 17.500 repartidores y las empresas del sector adeudan 23 millones de euros en cotizaciones atrasadas.

Una ley "insuficiente"

Noticias relacionadas

"Un paso insuficiente, poco que celebrar", así han valorado la norma desde RidersXDerechos. Pues consideran que el redactado final de la norma no concede las garantías suficientes para asegurar que todos los autónomos que actualmente operan en fraude para Glovo, Deliveroo, UberEats o Stuart pasen a ser asalariados. Y temen, al igual que los repartidores pro empresa, que la transición deja a parte de ellos en paro.

Desde RidersXDerechos también han cargado contra el hecho de que la nueva norma solo vincula a los repartidores de plataformas, no a todos los trabajadores de plataformas. Autónomos de las páginas de microtareas, trabajadores de aplicaciones a domicilio (desde manitas, hasta limpiadoras) no están cubiertos directamente por esta ley.