Polémica ferroviaria

Alcaldes de Tarragona cargan contra el Corredor Mediterráneo por la costa

Los municipios turísticos reclaman un nuevo trazado por el interior para el transporte ferroviario de mercancías

Alcaldes en contra del Corredor Mediterráneo por la costa. (Tarragona, Pau Ricomà; Altafulla, Jordi Molinera; Creixell, Jordi Llopart; El Vendrell, Kenneth Martínez; Roda de Berà, Pere Virgili, y Torredembarra, Eduard Rovira.

Alcaldes en contra del Corredor Mediterráneo por la costa. (Tarragona, Pau Ricomà; Altafulla, Jordi Molinera; Creixell, Jordi Llopart; El Vendrell, Kenneth Martínez; Roda de Berà, Pere Virgili, y Torredembarra, Eduard Rovira.

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Alcaldes de Tarragona volvieron a reclamar este lunes que el tráfico de mercancías ferroviario no pase por la costa y se busque un trazado alternativo por el interior. En un nuevo agravio a Tarragona el Corredor Mediterráneo diseñado amenaza en los próximos 20 años con cercenar la zona costera turística de Tarragona, al nivel de atentados medioambientales del pasado como el complejo petroquímico o las centrales nucleares. El alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, y los de los municipios de Altafulla, Jordi Molinera; Creixell, Jordi Llopart; el Vendrell, Kenneth Martínez; Roda de Bará, Pere Virgili, y Torredembarra, Eduard Rovira, han pedido este lunes la liberación de mercancías por la costa.

En una declaración institucional cargada de sentido y de escasa comprensión hasta ahora por parte de los ejecutivos de Madrid y Catalunya, los alcaldes han manifestado "absoluto desacuerdo" en que el Corredor Mediterráneo de mercancías comparta el uso de las plataformas de viajeros. También han criticado que, en consecuencia, el corredor atraviesa las zonas más pobladas del territorio y afecta "la seguridad, la movilidad y el desarrollo económico" de los municipios. Los alcaldes han reclamado "inmediatamente" el estudio de un trazado alternativo para el paso de mercancías que cuenta con una partida presupuestaria en las cuentas generales del Estado. También han pedido paralizar "inmediatamente" todas las obras y actuaciones relacionadas con el tercer hilo del corredor y elaborar estudios de impacto ambiental, afectación sobre las personas, el medio urbano y el patrimonio cultural, natural y la economía de la zona. Además, han requerido una agenda "real" del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno para este estudio y desarrollar la construcción del nuevo trazado.

Noticias relacionadas

Trenes pasan junto a un bar de la platja Llarga de Roda de Barà, por donde se pretende que pase el Corredor Mediterráneo.

/ JOAN REVILLAS

Ricomà ha avanzado que el siguiente paso es trasladar el acuerdo a todos los municipios y extenderlo a entidades empresariales y los integrantes del Pacto de Alcaldes y encontrar alianzas políticas. Esas alianzas políticas todavía no han fructificado. Durante los últimos años ha habido movilizaciones ciudadanas y protestas continuas por parte de los alcaldes de los municipios afectados. Pero los encargados de decidir trazados y presupuestos prefirieron ensanchar el precario vial ferroviario actual, ya en algunos puntos poco acorde con municipios turísticos plagados de segundas residencias.