coyuntura

La economía de Catalunya, en recesión técnica

El PIB descendió el 0,4% hasta marzo y suma dos trimestres de caída, pero se detectan los primeros signos de recuperación

Contenedores en el puerto de Barcelona.

Contenedores en el puerto de Barcelona.

Se lee en minutos

La economía catalana entró en recesión técnica en el primer trimestre. El producto interior bruto (PIB) retrocedió el 0,4% después de haberlo hecho el 0,6% en el último del año pasado, según los datos del Idescat y de la Vicepresidència de la Generalitat. Al ser dos trimestre consecutivos de caída se trata de una recesión, a diferencia de lo que sucedió a nivel estatal, con un descenso del 0,5% en el primer trimestre pero con el 0% en el periodo octubre-diciembre. En todo caso, los primeros indicadores apuntan a una recuperación a partir de la segunda quincena de marzo que podría consolidarse a medida que avance el proceso de vacunación y vayan desapareciendo las restricciones relacionadas con la pandemia.

La evolución entre enero y marzo se explica por "el empeoramiento de la pandemia al inicio del ejercicio, muy generalizado a escala europea" y eso implicó el mantenimiento de las restricciones. En términos interanuales, el descenso del PIB mejoró hasta un descenso del 4,3%, tras la contracción del 9% en el trimestre anterior. Los datos reflejan que queda lejos ya el desplome histórico del 21,6% experimentado en el segundo trimestre del año pasado, en el momento más álgido de la pandemia del coronavirus.

Segunda mitad del año, al alza

A juicio de la Vicepresidència, "el fuerte impacto de la crisis sanitaria en la economía catalana" se debió al mayor peso que tiene los servicios más expuestos a la interacción social y por la importancia del turismo extranjero. En todo caso, los avances en el proceso de vacunación invitan al optimismo. De hecho, el Govern estima que este año, la economía catalana crecerá el 6% en el conjunto del ejercicio y el 5,2% el año que viene. Con todo ello se podrá avanzar en el levantamiento de las restricciones y, por tanto, "apuntalar una recuperación que podría ser especialmente intensa en la segunda mitad del año".

Esos indicadores positivos ya se empezaron a detectar a partir de la segunda quincena de marzo, cuando se relajaron las restricciones movilidad. Todo ello se ha traducido en un mayor dinamismo del consumo, según los datos de uso de tarjetas bancarias; y la mejora del mercado laboral, en especial con la reducción de personas en expedientes temporales de regulación de empleo (ertes), que descendió hasta 157.873 personas.

Noticias relacionadas

En el primer trimestre de este año, la construcción, con un descenso del 11,5%; y los servicios, con una caída del 5,9%, encabezan los retrocesos; mientras que la industria y la agricultura se situaron en gterrenopositivo, con alzas del 1,9% y del 1,2%, respectivamente.

La Vicepresidència y Conselleria d'Economia destaca uqe el empleo creció "ligeramente" durante el primer trimestre en Catalunya, en 33.300 personas. En términos interanuales moderó su caída hasta el 2,2%. La tasa de paro bajó de un 13,9% en el cuarto trimestre del año pasado a un 12,9% durante el primero de este ejercicio.