Balance trimestral

Grifols recorta el 30% los beneficios por la falta de suministro de plasma

Las dificultades para encontrar materia prima para sus desarrollos frena la actividad de la firma

La compañía presenta unos resultados de 129,9 millones de enero a marzo, con una facturación de 1.184,7 millones de euros

El presidente de Grifols, Víctor Grifols.

El presidente de Grifols, Víctor Grifols. / EFE

5
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La multinacional catalana de hemoderivados Grifols ganó 129,9 millones de enero a marzo, un 30,3 % menos que en el mismo periodo de 2020, debido a los problemas de abastecimiento de plasma que le está causando la pandemia, que han hecho que sus ingresos cayeran un 8,4 % interanual. Grifols, que ha dado a conocer este martes sus resultados del primer trimestre del año, ha precisado que su principal división, denominada Bioscience, la que aglutina el negocio de las proteínas plasmáticas, obtuvo unos ingresos de 901,27 millones, un 13,3 % inferiores a los del mismo trimestre de 2020, debido a esos problemas de acceso al plasma. La cifra de negocios se situó en 1.184,7 millones de euros en el primer trimestre de 2021, lo que representó un descenso del 0,9% y del 8,4% teniendo en cuenta el impacto por tipo de cambio.

Grifols ha reiterado en los últimos meses la importancia del suministro de plasma (bancos de sangre) para desarrollar su actividad. De hecho propone que se establezcan mecanismos legales que le permitan la compra de sangre para poder desarrollar su actividad. Las menores donaciones realizadas debido a la pandemia han hecho que se resienta la producción de medicamentos plasmáticos y también las ventas, si bien la multinacional ha llevado a cabo en los últimos meses adquisiciones de centros de plasma a escala internacional para atajar estos problemas. El co-consejero delegado Victor Grifols Deu aludió a finales del pasado año a la "caída de las donaciones de plasma" como consecuencia de la pandemia y el recelo de las personas a acudir a centros hospitalarios. "Si no hay plasma se van a perder muchas vidas por falta de materia prima para la producción de medicamentos", advirtió, por lo que instó a "cambiar la regulación en la captación de plasma para que se parezca más a la de EEUU". 

La compañía catalana asegura que, excluyendo el efecto de los tipos de cambio, sus ingresos trimestrales habrían caído apenas un 0,9%, porque los nuevos productos, como su test molecular para detectar el nuevo coronavirus, han compensado la caída de ingresos de su división principal. Grifols resalta sus "continuos esfuerzos para incrementar las donaciones de plasma, la gestión de los inventarios y la ampliación de la capacidad de obtención de plasma", y en este sentido en el primer trimestre hizo adquisiciones de centros para aumentar su capacidad de abastecimiento de plasma en 1,4 millones de litros adicionales al año de forma inmediata.

Proyecto en Andorra

Grifols y el Gobierno de Andorra construirán un centro de investigación de referencia en inmunología para ampliar los conocimientos sobre el sistema inmunitario y desarrollar tratamientos. Grifols y Andorra Desenvolupament i Inversió (ADI) crearán una nueva compañía (joint venture), de la cual Grifols tendrá el 80% y ADI el 20%. Este centro de primer nivel del Principado, el Pyrenees Immunology Research Center (PYIRC), será uno de los pocos centros de Europa dedicado a inmunología y se convertirá en un referente internacional en investigación y clínica para el desarrollo de tratamientos para trastornos del sistema inmunitario. El centro confía en atraer a científicos y técnicos de múltiples disciplinas de todo el mundo, que también colaborarán en proyectos con equipos de otros centros de investigación internacionales. Se espera que el complejo, que dispondrá de instalaciones y tecnología punteras, esté acabado en 2023. Se incorporará a la creciente red mundial de I+D+i de Grifols, que actualmente cuenta con más de 1.200 personas en 10 centros de investigación.

Grifols dispone de una red de 351 centros de plasma, 296 de ellos en EEUU y 55 en Europa, repartidos entre Alemania, Austria y Hungría. "En EEUU se constata una tendencia de progresiva recuperación de las donaciones de plasma. Destaca la evolución experimentada en enero, febrero y abril a medida que han ido avanzando los planes de vacunación y se relajan las restricciones", asegura la multinacional, que también resalta la "tendencia positiva" de las donaciones en Alemania, con volúmenes ya por encima de los registrados en 2019 y 2020.

La división Bioscience, que el año pasado aportó el 80,4 % de los ingresos de Grifols, tuvo una aportación algo más reducida este primer trimestre, del 76%, debido a los mencionados problemas de acceso al plasma, que hicieron que los ingresos fueran un 13,3% inferiores, un 5,6% sin contar el efecto del tipo de cambio. Los ingresos de la División Bioscience "recogen los efectos de la menor cantidad de plasma obtenida durante el segundo y tercer trimestre de 2020, si bien el aumento del precio (a un dígito medio) de algunas de las principales proteínas plasmáticas y la aportación de nuevos productos" han contribuido a amortiguar el menor volumen de ventas, precisa la multinacional. En cambio, la división Diagnostic, dedicada a la fabricación y desarrollo de aparatos, instrumentación y reactivos para la medicina transfusional, como las pruebas de tipo sanguíneo o las de compatibilidad entre donante y paciente previos a una transfusión, aportó 203,27 millones, un 21,1 % más, por el aumento de ventas del test desarrollado por Grifols de detección del coronavirus.

Noticias relacionadas

Respecto de la división Hospital, generó 31,2 millones, un 1,7 % más, y la denominada Bio Supplies, que integra principalmente las ventas de productos biológicos para uso no terapéutico, aportó 56,3 millones, un 12,2 % menos, por las menores ventas de plasma a terceros. El gigante catalán de los hemoderivados recortó su margen bruto hasta marzo un 9,8 % y sus gastos operativos aumentaron un 3,3 %, mientras que el ebitda o beneficio bruto de explotación cayó un 15,5 %, hasta los 296,8 millones. En cuanto a las inversiones productivas, alcanzaron los 51,6 millones, un 14 % menos, y las relacionadas con I+D supusieron 70,7 millones, un 15,1 % menos, y la multinacional está centrada en integrar y desarrollar los proyectos de empresas que ha adquirido, como Alkahest y GigaGen.

Alkahest, por ejemplo, analiza el uso del plasma para frenar los efectos de la enfermedad de Parkinson y el deterioro cognitivo asociada a ella. Entre tanto, la deuda financiera neta de Grifols ya suma 6.200 millones de euros, con una ratio de deuda financiera sobre Ebitda de 5,1 veces tras las adquisiciones realizadas recientemente, pero Grifols subraya que la gestión del endeudamiento es una prioridad, recuerda que dispone de 1.000 millones de euros de liquidez y que no tiene vencimientos significativos de deuda hasta 2025.

Temas

Grifols