Infraestructuras

El Govern destina 23,7 millones para conservar los tramos de la C-32, C-33 y C-31 hasta 2025

También aprueba 13,4 millones para mantener la señalización horizontal en la red viaria

Tráfico lento en la C-31 a la altura de Platja d’Aro, en la tarde del domingo 4 de abril.

Tráfico lento en la C-31 a la altura de Platja d’Aro, en la tarde del domingo 4 de abril. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

El Govern ha aprobado este martes en el Consell Executiu destinar 23,7 millones para conservar hasta 2025 los tramos de las autopistas C-32 norte, C-33 y C-31 que dejarán de ser de peaje a partir del 31 de agosto de 2021. Este gasto servirá para impulsar el nuevo contrato de conservación integral aprobado este mismo martes, de alcance pluriennal, que se destinará al mantenimiento ordinario de los elementos funcionales de estas vías, según ha informado en un comunicado.

Noticias relacionadas

El nuevo contrato incluye las operaciones ordinarias de mantenimiento de elementos como la señalización vertical y horizontal, las barreras de seguridad, la iluminación o el balizamiento de las vías. El 31 de agosto de 2021 finaliza el contrato con la sociedad concesionaria Invicat, que gestiona y explota estas autopistas de la Generalitat y, una vez pase esta fecha, el Ejecutivo catalán asumirá su cargo.

El Govern también ha aprobado este martes en el Consell Executiu una inversión de 13,4 millones para el mantenimiento de la señalización horizontal en la red viaria hasta 2025, según ha informado en un comunicado. En total, este contrato alcanzará más de 5.000 kilómetros de las carreteras gestionadas por la Generalitat y adscritas en los servicios territoriales de Barcelona, Girona, Lleida, Tarragona y Terres de l'Ebre (Tarragona). Estos trabajos tienen como objetivo garantizar el estado "adecuado" de las marcas viarias y, así, favorecer la seguridad en la conducción.