Del erte al ere

Norwegian anuncia 1.191 despidos en sus bases en España

  • La aerolínea comunica a los trabajadores su intención de finiquitar al 85% de su plantilla y cerrar su base en Barcelona

  • Es la primera gran compañía del sector que plantea un despido colectivo; hasta ahora el resto han aguantado la crisis vía ertes

Norwegian reconoce que 2017 no fue un buen año, aunque baticina grandes resultados para a partir de mediados de 2018.

Norwegian reconoce que 2017 no fue un buen año, aunque baticina grandes resultados para a partir de mediados de 2018. / J.M. Berengueras (El Periódico)

Se lee en minutos

Norwegian ha anunciado su intención de despedir a 1.191 trabajadores en España y cerrar su base en Barcelona. La aerolínea ha comunicado a los representantes de los trabajadores el inicio de un expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir al 85% de su plantilla; según ha hecho público el sindicato Sepla en un comunicado. El recorte planteado por la dirección de Norwegian implicaría el cierre de Barcelona como base de operaciones, así como un notable descenso del resto de operaciones de corto radio. La compañía es la primera del sector que transita del erte al ere, pues sus trabajadores llevan desde el marzo del 2020 en suspensión debido a las limitaciones sanitarias sobre la movilidad geográfica.

El sector aéreo está siendo uno de los más tocados económicamente por los efectos de la pandemia y las aerolíneas van anunciado sus reestructuraciones. Fuentes sindicales del Sepla consultadas reconocen que Norwegian les había tanteado con la posibilidad de efectuar un expediente de regulación de empleo, pero de un alcance mucho menor del finalmente anunciado. La aerolínea noruega prácticamente finiquita sus operaciones en España. En Barcelona, los trabajadores intuyen que la empresa pasará a operar vuelos en un futuro con tripulación con base en otros países. Y en España se quedará con solo con dos bases operativas y con vuelos asignados: Málaga y Alicante.

Las previsiones que la compañía ha trasladado a los sindicatos son de una actividad muy de mínimos para el verano. Si antes de la pandemia Norwegian operaba con unos 20 aviones entre todas sus bases, para la campaña veraniega estima poner en marcha tan solo dos, uno en Málaga y otro en Alicante. Y para el año que viene la reactivación coge algo de altura, aunque todavía muy lejos de los niveles precrisis: las previsiones son de seis aviones en todo el territorio español.

Noticias relacionadas

La compañía ya se encontraba en un tímido repliegue de actividad antes de la pandemia -con el cierre de sus bases en Madrid y Mallorca- y esta ha acelerado su hoja de reestructuración. 1.191 trabajadores, si la negociación no rebaja la cifra, se quedarán en la calle tras el ere; en la reorganización más grande que ha acometido la compañía desde que opera en España. Mientras, según denuncian desde el Sepla, la dirección está en fase de contratación de pilotos para operar en Dinamarca y Finlandia; en un repliegue de su eje de actividad hacia Escandinavia.

Norwegian es la primera gran compañía del sector que activa un despido colectivo desde que comenzó la pandemia. Fuentes del Sepla explican que la pequeña aerolínea SAS ya planteó al inicio del estado de alarma un ere y que otras como Ryanair iniciaron reestructuraciones antes de comenzar la pandemia, cuando decidió cerrar sus bases en Girona y las Canarias. Pero fruto del impacto del virus en sus balances, Norwegian ha sido la primera que, entre las grandes, ha optado por medidas traumáticas para el empleo. El sector del transporte aéreo está siendo uno de los más damnificados por la crisis, aunque de momento sus compañías han optado por los ertes covid para ir capeando el temporal. De momento estos están prorrogados hasta el 31 de mayo, aunque con el compromiso trasladado por el Gobierno a la Unión Europea de que los irán prorrogando hasta finales de año.