Entregado el viernes

Bruselas anima al Gobierno a publicar el calendario de reformas del plan de recuperación

  • El documento publicado en la web del ministerio de Economía y Transformación digital español no incluye los plazos detallados

  • La Comisión Europea recuerda que los estados miembros tienen hasta el 31 de agosto de 2023 para pedir la parte correspondiente a préstamos

La vicepresidenta Nadia Calviño en un evento sobre fondos europeos organizado por El País.

La vicepresidenta Nadia Calviño en un evento sobre fondos europeos organizado por El País. / EFE / Jaime Villanueva

Se lee en minutos

La Comisión Europea anima al Gobierno de Pedro Sánchez, y al resto de Estados miembros, a realizar un ejercicio de transparencia y publicar el calendario de reformas incluido en el plan nacional de recuperación enviado a Bruselas, un elemento crucial para evaluar si los países cumplen lo prometido en el plazo previsto. “En nuestro diálogo con los Estados miembros por supuesto que hemos animado a todos los países, pero corresponde a los Estados miembros decidir qué (documentos) publican”, ha indicado este lunes la portavoz de economía, Marta Wieczorek.

El Gobierno español publicó el pasado viernes en la página web del Ministerio de Economía, dentro del plazo del 30 de abril acordado la UE, el plan nacional de reformas e inversiones necesario para acceder a los 70.000 millones de euros en subvenciones asignados por la Unión Europea a España dentro del paquete de recuperación de 140.000 millones que se completa con otra parte en forma de préstamos. Un documento de 343 páginas que desglosa las inversiones a las que destinará el dinero pero que no incluye ni hitos ni fechas concretas, pese a que los desembolsos –dos por año- dependerán del cumplimiento parcial o completo de estas metas.

“La publicación de los planes nacionales depende de la decisión de los gobiernos. Les alentamos fuertemente a comprometerse con este ejercicio de transparencia y publicarlos pero no podemos hacer más que eso. Tampoco podemos hacer un ejercicio comparativo lo que nos han enviado y lo que han publicado en diferentes formas, a veces de forma abreviada”, ha avisado la portavoz del Ejecutivo, Dana Spinant, a la pregunta de si la documentación remitida es la misma que la publicada.

Anticipo del 13%

Bruselas también ha eludido valorar el contenido de los planes o de las medidas incluidas por el Gobierno español. Se trata de un ejercicio para el que está previsto un plazo de dos meses además de un tercero adicional para que el Ecofin tome una decisión. Esto significa que el desembolso del anticipo del 13% -unos 9.000 millones en el caso de España- podría producirse a finales de julio, siempre que todos los Estados miembros hayan ratificado la decisión de recursos propios necesaria para que la Comisión Europea emita deuda y acuda a los mercados en busca la financiación necesaria.

Los siguientes desembolsos sí estarán condicionados al cumplimiento de los hitos y metas de las reformas acodadas con Bruselas. Hasta ahora, el único plazo anunciado formalmente por el Gobierno es la reforma laboral que se han comprometido a realizar antes de finales de 2021. El Gobierno español confía, no obstante, en recibir al menos otro desembolso este año por las reformas realizadas hasta el primer trimestre de año.

13 planes entregados

Noticias relacionadas

De momento, son 13 los Estados miembros que han remitido oficialmente su plan nacional de reformas a la Comisión Europea pero solo cuatro de ellos han decidido reclamar además de transferencias también préstamos. Este es el caso de Italia que además de 68.900 millones en subsidios ha cursado ya una petición para acceder a 122.600 millones en créditos blancos. Una opción que, según ha recordado la Comisión Europea, seguirá sobre la mesa para todos los Estados miembros hasta el 31 de agosto de 2023.

“Los Estados miembros todavía pueden pedir préstamos hasta el 31 de agosto de 2023. Eso significa que tienen todavía varios años para decidir si quieren recibir los préstamos ofrecidos e la facilidad de recuperación”, ha precisado la misma portavoz. No obstante, los países que ya han presentado sus planes si quieren optar en el futuro a esta segunda vía de financiación tendrán que presentar un plan de reformas e inversión revisado, con medidas adicionales así como hitos y objetivos. “La petición de préstamos tiene que justificarse, por qué se piden más necesidades de financiación y qué tipo de reformas e inversiones se financiarían con los préstamos”, ha explicado Wieczorek sobre el procedimiento.