A los 90 años

Muere el fundador del Grup Peralada, Artur Suqué

Fundó con su esposa Carmen Mateu el Festival Internacional de Música Castell de Peralada

Sus hijos, Isabel, Javier y Miguel son los que llevan en la actualidad la riendas de un negocio que va de los vinos al ocio y la industria

Muere el fundador del Grup Peralada, Artur Suqué

EL PERIÓDICO

Se lee en minutos

Artur Suqué Puig, el que fuera uno de los empresarios más destacados en Catalunya, impulsor del Festival Castell de Peralada y fundador del Grup Peralada, ha fallecido a los 90 años. Apasionado de su trabajo, muy perfeccionista y con alto sentido de la responsabilidad, según quienes le conocían-; consiguió impulsar un hólding empresarial familiar con diversificación de negocios en sectores diversos como bebidas y alimentación (Productora de Vinos y Cavas Castillo de Perelada, Distribuidora Peralada Comercial, VallesPreu y Cultivos Marinos–Cumar), ocio (Casino Barcelona, Casino Peralada, Casino Tarragona, Casinos en Argentina y Uruguay, Club de Golf Peralada), hostelería (Hotel Golf Peralada con Wine Spa) e industrial (Hispano Suiza de Automóviles). Recientemente la familia vendió Poligal, fabricante de polipropileno biorientado (BOPP) y polipropileno cast (CPP) a un grupo peruano. Suqué amasó una de las mayores fortunas de Catalunya.

Suqué fue el presidente de Inverama, empresa responsable de Casinos de Catalunya que fue investigada por financiación irregular de CDC en un caso que fue archivado y de Luditec, empresa concesionaria de Loteries de Catalunya durante años. Junto con su esposa Carmen Mateu, una gran melómana fallecida en enero de 2018, fundaron el Festival Internacional de Música Castell de Peralada en 1987, que durante las últimas décadas fue lugar de encuentro durante el verano y un espacio donde han acudido diferentes personalidades del mundo cultural, social y empresarial y donde han actuado artistas como Montserrat Caballé, Josep Carreras, Rudolf Nuréyev, Teresa Berganza, Jonas Kaufmann y muchos otros más.

Negocio y mecenazgo

Desde 2015 sus hijos, Isabel, Miguel y Javier Suqué Mateu, tomaron las riendas del Grup Peralada, "manteniendo el espíritu, el estilo y la vocación empresarial de su padre", destacan fuentes del grupo. De hecho, a la vertiente empresarial suman la del mecenazgo y la obra social. Aunque llevan una gestión colegiada, Isabel se ocupa más de la Fundación Privada Castell de Peralada y el festival; Javier, del negocio de los vinos; y Miguel, de los casinos y de La Hispano-Suiza, una industria a partir de la que nació este gran grupo, reconvertida en firma especializada en automóviles de lujo y a medida. La compañía no ha dejado de expandirse y abrirse a nuevos negocios o canales. En 2012 pusieron en marcha el primer casino 'online', CasinoBarcelona.es.

Nacido el 6 de agosto de 1930, Suqué procede de la burguesía industrial catalana. Hijo de Artur Suqué Anguera, fabricante textil y socio del banquero Jaume Castell Lastortras; y de Isabel Puig Palau, hermana del empresario, mecenas e intelectual Albert Puig Palau, uno de los impulsores del turismo en la Costa Brava, este emprendedor, ingeniero químico, estaba presdestinado a llevar una empresa. Además, de su dedicación al negocio familiar, desplegó una intensa actividad en ámbitos económicos y empresariales. Fue cofundador y presidente del Cercle d'Economia de 1969 a 1972, presidente del Port de Barcelona, consejero de La Caixa y del Banco de España, miembro de la Junta del FC Barcelona, de la Cámara de Comercio, de Fomento del Trabajo, entre otros cargos.

Noticias relacionadas

La historia de esta familia de emprendedores se remonta a 1904, cuando Damià Mateu i Bisa, abuelo de Carmen Mateu (esposa del fallecido), fundó la fábrica de automóviles la Hispano-Suiza, reconvertida hoy en una firma de alta gama, que cuenta con el modelo Carmen, en honor a la matriarca; y el Carmen Boulogne. En los años 20, el hijo de Damià Mateu, Miquel, que fue alcalde de Barcelona de 1939 a 1945, compró el Castillo de Peralada, del siglo XIV; y fundó las bodegas de Perelada.

La hija de Miquel, Carmen, y su yerno Artur Suqué, con el que se casó en 1957, heredaron sus negocios y los ampliaron y convirtieron en el imperio que es en la actualidad, con las aperturas de los primeros casinos y la creación del Festival de Peralada, un encuentro de referencia cada verano en Catalunya. El grupo empresarial Peralada alcanza en la actualidad la quinta generación. Cuenta con más de 1.000 empleados.