resultados

Repsol deja atrás las pérdidas

La compañía obtuvo unas ganancias de 648 millones hasta marzo

Repsol deja atrás las pérdidas
Se lee en minutos

Repsol dejó atrás en el primer trimestre de este año las pérdidas de los dos ejercicios anteriores. La compañía obtuvo hasta marzo un beneficio neto de 648 millones de euros, frente a las pérdidas de 487 millones de euros registradas en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando procedió a un fuerte ajuste en sus inventarios por el descenso en los precios del crudo y del gas y por el desplome que se dejaba ya notar en la demanda por el inicio de la pandemia del coronavirus.

El grupo registró pérdidas de 3.816 millones de eurosen 2019 por la depreciación de activos en Norteamérica y de 3.289 millones de euros en 2020 por el hundimiento del precio y la demanda mundial de energía causado por la pandemia.

Según la empresa, las ganancias del periodo enero-marzo se han asentado en "una eficiente gestión" que le ha permitido afrontar el difícil contexto provocado por la crisis del covid-19, a pesar de que la pandemia ha continuado "lastrando la economía global durante los primeros meses del ejercicio", que le ha permitido aprovechar la recuperación que empezó a observarse en los precios del crudo tras su abrupta caída de 2020 y mejorar las cifras obtenidas en el mismo periodo del año pasado.

El resultado neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios del grupo, se situó en 471 millones de euros, un 5,4% superior al primer trimestre del ejercicio pasado, con un destacado comportamiento de las áreas de exploración y producción y de química.

Así, la compañía presidida por Antonio Brufau señaló que el modelo integrado de negocio de Repsol ha sido "determinante" para conseguir una cifra positiva en un contexto de gran dificultad, que afectó de forma notable a refino y a movilidad. En este sentido, la puesta en marcha del plan estratégico 2021-2025, lanzado por el grupo el pasado mes de noviembre, junto con las medidas que ha implantado para hacer frente a la pandemia, mostraron su eficacia y tuvieron su reflejo en una mejora de ambos resultados con respecto a los obtenidos en el mismo periodo de 2020.

Renovables en bolsa y con socio

Además, todos sus negocios obtuvieron un flujo de caja operativo positivo, que para el conjunto del grupo ascendió a un total de 1.030 millones de euros, y un flujo de caja libre también positivo, que sumó un total de 507 millones. El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, puso en valor el desempeño positivo obtenido por el grupo en este trimestre "en un entorno extremadamente difícil que nos obliga a seguir trabajando duro, de la manera más eficiente y flexible posible".

La compañía no descarta combinar la salida a bolsa y la incorporación de un socio para hacer crecer su negocio de renovables, según indicó Imaz. En una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre, indicó que el grupo está trabajando para preparar su negocio de renovables y tener "el vehículo adecuado" en términos financieros para "acelerar" su crecimiento.

Noticias relacionadas

En este sentido, señaló que la salida a bolsa es una opción, aunque no descartó "una combinación" de esta con la de la incorporación de un socio que permita desarrollar este negocio con el menor coste de capital posible y que ayude en el medio o largo plazo a preparar ese salto al mercado del área de renovables.

De todas maneras, el ejecutivo subrayó que el grupo todavía cuenta con 13 meses por delante dentro del plazo que se dio para tomar una decisión, por lo que insistió en que "no se tiene prisa". Lo que sí que dejó claro es que el objetivo del grupo no pasa por desinvertir en este negocio de renovables, sino por "impulsar", ya que "que va a ser importante y fundamental para Repsol".