Investigación

Competencia abre expediente a Audax Renovables

La CNMC ve indicios de prácticas comerciales "irregulares" para captar clientes de electricidad y gas mediante "engaño y confusión"

El organismo investiga tras reiteradas denuncias y documentación de la OCU en los que se realizaron "cambios a su favor en los suministros mediante engaño"

El presidente de Audax Renovables, José Elías, en las oficinas de Barcelona.

El presidente de Audax Renovables, José Elías, en las oficinas de Barcelona. / Jordi Pujolar

Se lee en minutos

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) investiga a Audax Renovables por supuestas conductas contrarias a la libre competencia. Las supuestas prácticas irregulares consistirían "en un presunto falseamiento de la libre competencia a través de actos desleales con el objetivo de que clientes de gas y electricidad del segmento doméstico cambiaran sus suministros a la propia Audax y a sus comercializadoras".

En concreto, la compañía, controlada por José Elías, uno de los avaladores de la candidatura de Joan Laporta para el FC Barcelona, "habría impulsado estos procesos utilizando prácticas comerciales irregulares, mediante el engaño y la confusión de los consumidores, al menos, desde el año 2018 hasta la actualidad", según la CNMC.

A la vista de la información recabada gracias a diversas denuncias presentadas ante la CNMC, así como de la información aportada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la CNMC ha decidido iniciar este expediente sancionador contra dicha empresa, dados los "indicios racionales" de una infracción del artículo 3 de la Ley 15/2007 de 3 de julio de Defensa de la Competencia (LDC). La incoación de este expediente no prejuzga el resultado final de la investigación, advierte la CNMC. Se abre ahora un periodo máximo de 18 meses para su instrucción y resolución.

Los comerciales cambiaban los suministros a la propia Audax y en algunas ocasiones el cliente recibía dos recibos por el suministro, que abrían paso a una situación de acoso de los afectados, con requerimientos del pago de la deuda durante varios años. Los afectados suelen ser personas vulnerables, de edad avanzada o extranjeros. La operadora siempre ha querido desvincular la empresa y el servicio ofrecido de las prácticas de las empresas subcontratadas para la captación de clientes.

Noticias relacionadas

El presidente de Audax, José Elías, respondió en 2019 a las preguntas de El PERIÓDICO sobre los problemas que se estaban produciendo en la captación de clientes por parte de las compañías eléctricas y de gas. Pese a que por aquel entonces casi una cuarta parte de las quejas se dirigían a su compañía, Elías aseguraba que era un problema generalizado y que ni siquiera el cambio de normativa aplicado que prohíbe a los comerciales la visita indiscriminada de viviendas estaba arreglando la situación. Sobre las quejas ya existentes, Elías aseguraba que "estaban trabajando en ello" y añadía que respondía a un problema "endémico" como consecuencia del proceso de liberalización ineficiente que dejó a los clientes en manos de cinco empresas principales y en el que era importante entrar en el mercado. El resto de empresas se debían adaptar al mercado y competir con costes de adquisición de clientes que no tenían ni tienen las compañías históricas. "Eso llevó a malas prácticas comerciales por parte de los vendedores, con ventas agresivas", reconocía entonces Elías, a las que aseguraba se intentaba poner coto, aunque dudaba de que casi una de cada cuatro quejas señalasen a Audax, cuando compartía de hecho comerciales con Iberdrola. "El problema es que hay 40.000 comerciales para todas las compañías y las malas prácticas son las mismas en todas. A las demás las han multado y a nosotros no. Por sentido común ellos son más grandes que nosotros y no podemos tener la cuarta parte de las quejas del mercado", aseguraba en 2019.

Audax capeó el año pasado con beneficios, en concreto ganó 26,38 millones (un 3,8% más que el año anterior). Ingresó 969,3 millones de euros, un 7,1% menos. El beneficio bruto de explotación alcanzó los 66,44 millones, un 9,3% menos, como consecuencia de una provisión adicional por morosidad de 4,7 millones. El número de clientes creció un 52% respecto a 2019, situándose en 515.000 (principalmente empresas), con lo que Audax se situó como la primera comercializadora independiente de luz en el segmento pyme en España, destaca la compañía.