Reacción política

Calviño exige a los banqueros que minimicen los despidos y critica sus altos sueldos

  • La vicepresidenta insiste en que el Gobierno tratará de que CaixaBank reduzca la cifra de salidas de su ere

La vicepresidenta de Asuntos Económicos,  Nadia Calvino,

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calvino, / EUROPA PRESS O CANAS POOL

3
Se lee en minutos
El Periódico

Toque de atención a los banqueros de la vicepresidenta económica. Apenas un día después de que CaixaBank anunciase su intención de hacer un ere con 8.291 despidos, Nadia Calviño ha instado este miércoles a las cúpulas de las entidades a "actuar con responsabilidad y tratar de buscar todas las alternativas posibles que minimicen el impacto negativo sobre el empleo" del proceso de reestructuración en que están inmersos los bancos desde hace años. De forma más significativa, ha aprovechado también para tildar de "inaceptables los altos sueldos y los bonus pagados a los directivos de las entidades financieras".  

La vicepresidenta, así, ha elevado el tono respecto a la primera reacción del Gobierno, realizada este martes por la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero. Calviño ha asegurado que lleva tres años instando a la banca a reducir al máximo posible la pérdida de empleo que provoca la reestructuración causada por los tipos bajos, la digitalización y la creciente competencia. "Durante todo este tiempo hemos venido instando tanto a las asociaciones del sector como a las entidades individuales a hacer todo lo posible y buscar todas las alternativas que minimicen la destrucción de empleo que supone una destrucción de valor y pérdida de capital humano para España que no podemos permitirnos", ha mantenido.

La ministra de Economía también ha asegurado que el Ejecutivo utilizará su presencia en CaixaBank (una consejera y 16,1% del capital) para tratar de reducir el ere. "Por supuesto. Vamos a seguir marcando claramente una línea que, ahora que se abre un proceso de negociación, minimice el impacto negativo sobre el empleo que, más allá de las consideraciones de cada una de las entidades individuales, supone una pérdida de valor, una pérdida de capital humano para España que no podemos permitirnos", ha insistido.

Calviño también ha querido aprovechar para cargar contra los sueldos de las cúpulas de los bancos. "Hemos venido señalando que nos parecían inaceptables los altos sueldos y los bonus pagados a los directivos de las entidades financieras. Es una preocupación que hemos compartido tanto con las entidades como con el Banco de España. Se trata de unas remuneraciones que no se corresponden en absoluto con la situación económica de nuestro país, y aún menos en aquellas entidades que están anunciando fuertes recortes de personal y cierre de oficinas", ha criticado.

Oligopolio

En la misma línea se ha pronunciado Nacho Álvarez, responsable de Economía de Podemos y secretario de Estado de Derechos Sociales, quien ha reclamado que el Estado utilice su participación en el capital de CaixaBank para "promover un cambio en la actitud de la dirección, defendiendo el empleo y el interés público". Así, ha recordado que su formación ya se opuso a la fusión de la entidad catalana con Bankia cuando se anunció en septiembre por su efecto sobre el empleo y porque "reforzará" la "oligopolización" del sector. 

Noticias relacionadas

Bankia, ha recordado Álvarez, recibió un rescate de 24.069 millones de euros de dinero público, y "no puede ser que la moneda de cambio que devuelvan las entidades sea la de los despidos y los cierres de oficinas, precisamente en un momento tan dramático como el que ahora atraviesa la economía". El dirigente de Podemos también ha considerado que no es "admisible" que algunos directivos de la entidad lleguen incluso a "triplicar sus remuneraciones", en referencia a José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank y antes de Bankia (que ahora cobrará un fijo de 1,65 millones de euros más un variable de hasta 200.000 euros y el año pasado en la entidad nacionalizada percibió 500.000 euros por límite legal y tras renunciar al variable).

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, ha tildado de "mala noticia" el ere de CaixaBank, pero al mismo tiempo ha pedido "desligar" dicho recorte de empleo de la "buena noticia de que el sistema financiero español se fortalezca". El dirigente conservador, además, ha mostrado su confianza en que los "acuerdos a los que se tengan entre esta empresa y los representantes de los trabajadores puedan ser beneficiosos para todos".