Desde Canarias

La Audiencia Nacional investiga la mayor estafa piramidal con criptomonedas

  • Se calcula que la cifra de víctimas pueda ascender a 32.000 y que lleguen a 100 millones los euros estafados

  • La empresa Arbistar prometía un beneficio del entre el 8 y el 15% mensual que se cobraba semanalmente

Foto de archivo.

Foto de archivo. / Jack Guez (AFP)

Se lee en minutos

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha asumido la investigación de la que él mismo considera "la mayor trama piramidal en relación con la inversión en criptomoneda" de España. Se trata de la realizada a través de la empresa Arbistar 2.0, con 1.127 víctimas, que se calcula que podrían llegar a las 32.000 por el número de cuentas afectadas. En cuando al perjuicio económico, que actualmente se cifra en más de 41 millones de euros, se cree que podría superar los 100 millones.

En su auto de admisión, el titular del Juzgado Central de Instrucción 4 imputa a los investigados, bajo la dirección del administrador única de Arbistar, Santiago Fuentes Jover, los delitos de estafa agravada, organización criminal y delito continuado de falsificación en documento mercantil. El juez señala que mediante esa empresa, cuyo objeto social es “el desarrollo y promoción en aplicaciones de criptomonedas semiautomatizadas”, los imputados urdieron presuntamente una trama defraudatoria en el mercado de las criptodivisas.

A cambio de rentabilidades de entre el 8% y el 15% mensual, que se pagaba semanalmente, siempre los sábados, los inversores debían abrirse un monedero virtual en una plataforma de comercio de criptomonedas ubicada en San Francisco y dejaban su control a Arbistar.

“Lo que esta trama hizo presuntamente fue utilizar una parte del dinero obtenido de los inversores para entregarlo a otros anteriores en pago de los altos intereses convenidos, lo cual generaba una gran confianza en ellos acerca de que su inversión era segura y muy rentable, de tal suerte que ellos mismos se incentivaban para invertir una mayor cantidad de dinero con la esperanza de obtener un beneficio aún mayor”, relata el juez. Los problemas surgieron en agosto del año pasado cuando varios inversores pidieron retirar sus fondos y no pudieron.

“Plan amigo” para nuevos clientes 

Noticias relacionadas

El esquema piramidal se completaba no solo con nuevas inversiones de los clientes, sino también de nuevas personas, a las que se ofertaba el “plan amigo”, por el que quienes conseguían incluir nuevos clientes recibían una compensación. De este modo la empresa, a partir de programas de marketing, consiguió crecer de una manera exponencial, al entregar como beneficio lo aportado por los últimos inversores.

La estafa se desatapó en agosto del año pasado, cuando varios inversores solicitaron retirar sus fondos y su solicitud no pudo atendida, porque su dinero no había sido reemplazado por el de nuevos clientes. Las pesquisas iniciadas en un juzgado de Arona, que ha acabado inhibiéndose a favor de la Audiencia Nacional, han determinado que puede haber perjudicados en más de 30 audiencias provinciales, lo que sumado a que el perjuicio, cifrado actualmente en 41.481.766 euros, pero que puede superar los 100 millones de euros hace que la competencia resulte evidente "sin ambages” del tribunal especializado, afirma el magistrado.