Ayudas a los propietarios

Ábalos anuncia deducciones en el IRPF hasta del 60% por la rehabilitación de la vivienda

Las mejoras deberán mejorar la eficiencia energética de los inmuebles en propiedad o en arrendamiento que sean residencia habitual

El ministro de Transporte  Movilidad y Agenda Urbana,  José Luis Ábalos.

El ministro de Transporte Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. / DAVID CASTRO

2
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) prevé deducciones en el IRPF de entre el 20% y el 60% para los propietarios que hagan obras de rehabilitación que mejoren la eficiencia energética de su vivienda habitual o de una de su titularidad que tengan en arrendamiento como vivienda habitual.

La medida forma parte del Plan Recuperación, Transformación y Resiliencia que España presentará este mes a la Comisión Europea y que contempla invertir 6.820 millones de euros en rehabilitación de viviendas y regeneración urbana en los próximos tres años (2021-2023). Estas deducciones tendrán un impacto de 450 millones de euros que se financiarán con esos 6.820 millones de euros provenientes de los fondos europeos.

Las obras que permitan reducir un 7% la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda contarán con un 20% de desgravación de su importe, lo que es asimilable a una sustitución de ventanas por otras de altas prestaciones.

Ahorro energético

Para las que supongan un 30% de ahorro en el consumo de energía primaria no renovable la deducción será del 40%, aunque si estas se realizan en el edificio completo llegará al 60% para cada uno de los particulares, según establece el plan del Mitma. En todos los casos el ahorro energético se acreditará a través del certificado de eficiencia energética correspondiente, que para las deducciones de mayor rango serán las de calificación A o B.

Fuentes del Gobierno han señalado que el programa de rehabilitación energética de edificios (PREE) y el de regeneración y reto demográfico (para municipios de menos de 5.000 habitantes) -que desarrollará en coordinación con el Ministerio de Transición Ecológica- han consignado una reserva de 450 millones de euros que se irán utilizando para aplicar las deducciones y que se agotará o no en función del éxito de la medida. Recuerdan también que hasta que no se apliquen los fondos europeos no se verá "qué ocurre con las deducciones, qué recursos se destinarán entonces a rehabilitación, a vivienda social, a municipios grandes y pequeños y un largo etcétera".

Noticias relacionadas

Con las deducciones en el IRPF y otras líneas de actuación, como las subvenciones de las obras de rehabilitación de edificios, que van del 40% al 100% del coste, el Gobierno espera lograr una reducción media de consumo de energía primaria no renovable superior al 40% en ámbitos residenciales y no residenciales, así como luchar contra la pobreza energética y mejorar el nivel de los barrios. 

Estas deducciones se enmarcan en el Plan de Recuperación y Resiliencia que enviará el Gobierno a Bruselas antes de que acabe el mes y que contempla una partida de 6.820 millones de euros para la rehabilitación de vivienda y regeneración urbana, la segunda partida más cuantiosa después de los 13.200 millones que se destinarán a abordar una estrategia de movilidad sostenible.