Ventas de 26.932 millones

Mercadona incrementó el 17% los beneficios en el 2020 y el 5,5% la facturación

Roig destaca el papel de la plantilla durante la pandemia y achaca la reducción de la cuota de mercado en 0,5 puntos a la caída del turismo

El presidente del primer grupo de distribución descarta entrar en guerras de precios y reafirma el objetivo de mejorar la calidad de los productos

Juan Roig.

Juan Roig. / EFE

Se lee en minutos

Mercadona ganó el año pasado 727 millones de euros, el 17% más que el año anterior en pleno año de pandemia. La facturación creció el 5,5% hasta 26.932 millones de euros, en un año en el que la cuota de mercado bajo en 0,5 puntos hasta el 26,4%. El presidente del mayor grupo de distribución alimentaria de España, Juan Roig, destacó este martes el papel y compromiso de los 93.300 empleados de Mercadona, en un año en el que la crisis sanitaria elevo su trabajo al carácter de esencial. Como consecuencia de la pandemia, la compra media de los consumidores se elevó el 26% hasta los 29 euros, mientras que la frecuencia de compra bajó en torno al 16%. Para Roig, la perdida de cuota de mercado frente a la competencia se debió fundamentalmente a la ubicación de los 1639 puntos de venta de la cadena valenciana, buena parte situados en la zona mediterránea y donde los turistas son clientela habitual. Los competidores que ganaron cuota de mercado el año pasado fueron fundamentalmente las cadenas regionales y firmas de discount como Aldi y Lidl. Roig ha descartado que la cadena vaya a entrar en guerras de precios y ha anunciado que su máximo objetivo a corto plazo es la mejora de la calidad de los productos de Mercadona. Sobre la perspectiva de que buena parte de las ventas ganadas durante la pandemia a bares y restaurantes se pierda este año, opinó que ese porcentaje es difícil de calcular, pero que no por ello afrontará Mercadona ni una guerra de precios ni la compra de algún competidor, ni siquiera en el norte de España o en la zona centro donde la cuota de mercado del grupo es pequeña.

Roig ha asegurado que el coste del covid en términos de inversiones en mascarillas y medidas de protección el año pasado fue de unos 200 millones de euros. Las inversiones fueron de unos 1.500 millones de euros y se crearon en torno a 5.000 nuevos empleos (1.700 en Portugal). Durante la pandemia, Mercadona decidió priorizar su actividad en las ventas físicas y el canal 'on line' quedó relegado. Pese a ello, la firma asegura que alcanzó una facturación de 176 millones de euros el año pasado. En las zonas en las que ofrece servicio, Roig aseguró que la cuota sobre las ventas se sitúa en torno al 4%.

Noticias relacionadas

Pese a la posición de líder de Mercadona, Roig reconoce que la firma tiene mucho que mejorar en muchos aspectos y sobre los que está trabajando todo el equipo de dirección. Los aspectos a mejorar son precisamente los que los consumidores premiaron más el año pasado, básicamente la calidad de los productos frescos (en los que el comercio tradicional marca la pauta), los productos de mayor calidad percibida (que los discounts han trabajado bien en los últimos tiempos), y la adaptación a los mercados y gustos locales (las cadenas regionales son la referencia).

En lo que respecta a la comida lista para comer o el concepto 'mercaurante', Roig ha reconocido que la apuesta de Mercadona se vio truncada por la pandemia, que obligo al cierre de algunos departamentos (ensaladas, corte de jamón, etc). Es ese campo en el que Roig reconoce que han surgido nuevos competidores que van a complicar la apuesta de Mercadona que se implementó en un total de 650 tiendas tras una inversión de 170 millones de euros, con más de 3.000 personas formadas. La cadena prevé tener 850 tiendas con servicio de comida lista para llevar a finales de este año.