Apuesta empresarial

Hoffman insta a que Barcelona lidere la investigación en baterías de móviles

El consejero delegado de la GSMA, organizadora del Mobile,

John Hoffman.

John Hoffman.

Se lee en minutos

El consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, quiere crear un consorcio público-privado con empresas, universidades y centros de investigación para abordar desde Barcelona lo que considera que es el próximo reto para la industria móvil: la optimización de las baterías. En una entrevista con el diario 'ABC', Hoffman ha argumentado que los móviles actuales son más potentes que los que se llevaron a la Luna --ha dicho textualmente-- mientras que el campo de las baterías "no ha avanzado tanto". Ha celebrado la "buena predisposición" por parte de las administraciones para la creación del consorcio que propone, y ha asegurado que pretende celebrar en noviembre una conferencia internacional para sentar sus bases.

Noticias relacionadas

Preguntado por cuál será el futuro del Mobile World Congress (MWC) una vez concluya el acuerdo con Fira de Barcelona en 2024, ha abogado por una renovación: "¿Por qué querríamos cambiar algo así?", ha reflexionado. Ha afirmado que, en 2017, los acontecimientos políticos hicieron peligrar la continuación del MWC: "Si Catalunya llega a convertirse en un país independiente, y nadie hubiese podido viajar aquí, no hubiésemos podido organizar el congreso", ha alertado. Ha recordado que, aunque hubo preocupación por parte de mucha gente, desde la organización no llegaron a hacer planes alternativos ni de contingencia: "Afortunadamente, no tuvimos que enfrentarnos a eso".

Ha asegurado que ahora no les preocupa "la inestabilidad política", que tienen buena relación con el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y el Gobierno y que, a sus ojos, la capital catalana no ha perdido prestigio. Preguntado por si está garantizado que se celebre el MWC en junio, ha dicho que lo puede "asegurar" con la única excepción de que las autoridades sanitarias obliguen a posponerlo dada la situación epidemiológica. Ha defendido que están "muy por encima de los estándares máximos de seguridad" y que, aunque no puede garantizar que alguien que acuda al MWC no se contagie, sí que harán todo lo que esté en sus manos para evitarlo. Espera alcanzar la capacidad máxima de asistentes, que será de 52.000, y ha augurado que será más fácil que los visitantes procedan de Europa o de España, por lo que estudia crear una oferta que les "apele" directamente.