Sostenibilidad

El consumo de energía eléctrica renovable subió el 23% en Catalunya en dos años

Las emisiones se han reducido gracias a la adopción de energías limpias

Detalles de los aerogeneradores del parque de Pradell de la Taixeta, en el Priorat

Detalles de los aerogeneradores del parque de Pradell de la Taixeta, en el Priorat / JOAN PUIG

Se lee en minutos

El consumo de energía eléctrica renovable en Catalunya subió un 23% en los años 2018 y 2019, según los datos hechos públicos este sábado por la Generalitat. La variación en el origen del consumo de energía se ha analizado a partir del llamado "Programa de acuerdos voluntarios" de la Conselleria de Territori i Sostenibilitat, según el cual el 42% de las organizaciones adheridas al mismo compraron electricidad 100% renovable en 2019. 

La 'conselleria' precisa que, debido a la situación de pandemia, este año algunas de las entidades adheridas no han reportado sus datos, lo que hace prever que las cifras de consumo real de energía renovable serán superiores. El análisis de los datos indica que en 2019, las emisiones inscritas en el programa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero fue de 0,8 toneladas de CO2, "cifra significativamente inferior" a la de 2018, que fue de 1,4 millones de toneladas. La reducción, precisa la Generalitat en un comunicado, "se explica en parte" por la situación excepcional creada por la pandemia. 

La comparativa de las 115 organizaciones que a finales de 2020 tienen emisiones reportadas de 2018 y 2019 señala que, en esos años, la reducción comunicada de los gases ha sido de un 31% debido al consumo de electricidad de origen renovable y la reducción de emisiones directas. Estas emisiones directas se han reducido un 28% en 2019 respecto a 2018 a causa principalmente de una reducción del 65% de las emisiones de fugas de gases refrigerados y de las emisiones de proceso, principalmente por el control y el cambio de gases por otros con un potencial de calentamiento menor.

Noticias relacionadas

También se ha reducido un 37% las emisiones de combustibles fósiles en instalaciones fijas, como calderas o grupos electrógenos, por la implementación de medidas de eficacia y de racionalización de consumo y de un uno por ciento de las emisiones de transporte propio. Por su parte, las emisiones derivadas del consumo eléctrico se ha reducido un 35% principalmente por el incremento del consumo de electricidad renovable. El mayor incremento de la demanda se ha registrado en las entidades de la administración pública, con un 276%, seguidas de las organizaciones sin ánimo de lucro, con un aumento del 63%. 

El plan de adhesiones voluntarias ofrece a las entidades adheridas "un sello de calidad" que acredita su compromiso con la reducción de gases responsables del cambio climático. El programa cuenta actualmente con la adhesión de 199 organizaciones, de las que el 71% son empresas privadas, un 15% administraciones públicas, un 10% organizaciones sin ánimo de lucro, y un 4% consorcios y empresas mixtas.