propuestas

El Cercle exige liderazgo político contra la crisis climática

El foro de opinión reclama una Conselleria de Transición Ecológica en el Govern con rango de vicepresidencia

La entidad emplaza a volcar todos los recursos en la innovación para un cambio más rápido y "menos traumático"

El Cercle cuestiona los planes de ERC y la CUP de nuevas moratorias cuando Catalunya está a la cola en renovables

Barcelona  16 04 2021   Acto de la ministra Teresa Ribera enel Cercle de Economia

Barcelona 16 04 2021 Acto de la ministra Teresa Ribera enel Cercle de Economia

Se lee en minutos

Liderazgo político. Ese es uno de los elementos imprescindibles para combatir la crisis climática, dado que la transición energética, que ha de ser "justa, rápida y efectiva" requerirá muchas medidas "algunas de ellas impopulares". Es el mensaje del Cercle d'Economia en su nota de opinión "Cambios de fondo para un crecimiento sostenible", en el que sitúa esta materia en el primer puesto en la agenda ya que "el riesgo climático es ya hoy un riesgo de inversión" y reclama la creación de una Conselleria de Transición Ecológica con rango de vicepresidencia en el futuro Govern de la Generalitat, como en el Ejecutivo central. Aunque son las empresas las que han de implementar el cambio de modelo, el liderazgo "ha de ser político", en un contexto agravado por la crisis del covid y con la oportunidad de los fondos europeos para afrontar una recuperación sostenible.

El Cercle, en su nota de opinión, emplaza al Gobierno central a seguir la línea marcada desde Europa y distribuir "de manera estratégica los fondos de reconstrucción" que llegarán desde la UE y apostar "por aquellos proyectos empresariales que tengan capacidad transformadora en la línea de la sostenibilidad y a la vez permitan crear empleo de calidad". Además de la innovación y los costes, el presidente del Cercle, Javier Faus, ha destacado en el acto de presentación el rechazo de la entidad "al decrecimiento" y a cualquier tipo de moratoria para las energías renovables como plantean ERC y la CUP, dado que Catalunya está a la cola en producción con fuentes limpias. "No hay atajos", ha insistido. En su discurso, Damià Calvet, 'conseller' de Territori en funciones, de Junts, se ha sumado al rechazo a cualquier tipo de moratoria en el acto de presentación con la presencia también de la vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el primer teniente de alcalde Barcelona, Jaume Collboni, quien ha destacado la necesidad de "pasar a la acción". La vicepresidenta cuarta ha recordado que la transición ecológica es uno de los pilares del plan de recuperación, para a acceder a los fondos europeos, con incidencia en el apartado social atendiendo a la desigualdad.

A juicio del Cercle, que se basa en documento elaborado su Comisión 'Green Deal', encabezada por el presidente de Agbar, Àngel Simón, los gobiernos "han de premiar la inversión en innovación", sobre la que hay que volcar todos los recursos porque es la vía para "acelerar el cambio de modelo energético y, a la vez, vincularlo a un proceso productivo más eficiente". La forma de que los cambios indispensables sean rápidos y con un coste menos traumáticos "es situando la innovación en el centro de la agenda política y empresarial", advierten. Simón, al presentar el documento, ha subrayado las dos cuestiones más transversales en este proceso: "la transición justa", lo que supone la reconversión de los empleos; y unas finanzas sostenibles, ya que se requerirán unos 26.000 millones anuales para todo ello. Además de la colaboración público-privada ha reclamado "unas administraciones facilitadoras".

Además de Simón, forman parte de esta comisión Narcís Berberana, presidente de la Comisión de Sostenibilidad de Foment; Isabel Buesa, directora general de Endesa en Catalunya; José Luis Gallego, naturalista; Carmina Ganyet, directora general corporativa de Colonial; Antoni Gutiérrez-Rubí, asesor de comunicación; Ciriaco Hidalgo, gerente de Seat; Antoni Llardén, presidente de Enagás; Mariano Marzo, catedrático de la Facultad de Ciencias de la Tierra (UB); Baldiri Ros, presidente del Institut Agrícola Sant Isidre; Francesc Rubiralta, presidente ejecutivo de Celsa; Isaías Táboas, presidente de Renfe; Enrique Tombas, presidente de Suma Capital y Ana Vallès, presidenta de Sorigué. El informe que han elaborado, con el título "Retos y oportunidades en la transición hacia un modelo socioeconómico sostenible", establece una serie de pautas para el cambio basada en los ejes marcados por el Pacto Verde europeo, se presenta en un acto

A la cola en renovables

El texto del Cercle destaca que "Catalunya es la última comunidad española en producción de energías renovables", por lo que se cuestiona el sentido de "impulsar nuevas moratorias que ralenticen aún más la posibilidad de un cambio de modelo" (algo que plantean ERC y la CUP). Según la nota de opinión, las industrias requieren de energía verde próxima para que su producción sea sostenible y concluye tajante: "No habrá transformación sin cambio energético". El documento reprocha que "no se ha avanzado en la dirección que fijaba la misma ley de cambio climático aprobada en 2017". Y en este sentido critican las propuestas de establecer moratorias cuando la autonomía ha quedado rezagada en materia de energías renovables. Ribera ha recordado que en Catalunya este tipo de energías suponen el 16% de la generación eléctrica y el 5% del consumo final, frente a las medias españolas del 30% y más del 20%.

Este es el primer trabajo elaborado por la comisión para abordar los retos y las oportunidades de la transición energética, la movilidad sostenible, la economía circular, la rehabilitación y toda la industria que se generará en los próximos años alrededor de una economía más verde, sostenible y ecológica después del presentado por la presidida por el 'exconseller Andreu Mas-Colell, dedicada a las Ciencias de la Salud.

Noticias relacionadas

Además de un reto, el cambio que se propugna "es una oportunidad para la economía", que requiere un enfoque sistémico, a juicio del Cercle. El documento aplaude iniciativas como la Metrópolis Resiliente, que incluye el plan estratégico metropolitano de Barcelona, la primera ley de cambio climático aprobada por el Congreso o los avances a escala europea en dirección hacia la sostenibilidad. Según el organismo que preside Javier Faus ahora es el momento de decidir "cómo será la gran reconstrucción" e impulsar "las acciones institucionales que mostrarán la apuesta institucional que se hace para construir un modelo de futuro que será sostenible o no será".

Los autores destacan que será necesario "aceptar cambios de modelo de vida, de economía y de gobernanza". En todo caso, no se trata de "buscar un decrecimiento utópico sino de crecer de una manera que sea próspera, sostenible y que sea garantía de equidad". Es por ello que se requiere liderazgo político, ya que el sector público "ha de ser ejemplar y parte de la transformación" y que consideran imprescindible una vicepresidencia verde en la Generalitat. "No es el momento de repartir sillas con fines partidistas obviando uno de los principales retos a los que se enfrenta el país", apuntan. Una vicepresidencia de este tipo tendría "la doble responsabilidad de diseñar y coordinar de manera transversal y con autoridad la ley de transición energética de Catalunya y, después de años malgastados, acelerar las políticas que favorecen las energías renovables", apuntan.