Fondos europeos

Sánchez presentará en el Congreso sus 212 medidas para aprovechar los fondos europeos

  • El plan incluye 110 proyectos de inversión por 70.000 millones condicionados al cumplimiento de 102 reformas

  • Buena parte de las reformas comprometidas ya está en marcha, como la ley de cambio climático o el teletrabajo

  • El líder del Ejecutivo evita adelantar ninguna concreción relativa a pensiones o reforma laboral

Se lee en minutos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, adelantó este lunes que el Gobierno "analizará" este martes el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que él mismo presentará el miércoles en el Congreso de los Diputados. El Plan para acceder a los fondos europeos asignados a España incluye un total de 212 medidas, cuya concreción aún no ha sido presentadas. El presidente anticipó que 110 de estas medidas corresponden a proyectos de inversión que movilizarán 70.000 millones de dinero público en 3 años, entre el 2021 y el 2023. Las otras 102 medidas incorporadas en el plan son reformas, como la del mercado laboral o las pensiones, que el presidente no concretó y otras ya en marcha, como la ley del teletrabajo o la del cambio climático. La recepción de los fondos para los 110 proyectos de inversión estará condicionada al cumplimiento en tiempo de las 102 reformas que el Gobierno comprometerá ante la Comisión Europea.

El Plan será aprobado en un Consejo de Ministros la próxima semana o la siguiente para su remisión a la Comisión Europea antes de que finalice el plazo oficial, el 30 de abril, con más de un mes de retraso sobre los planes iniciales del Ejecutivo.

Noticias relacionadas

El presidente del Gobierno participó este lunes en la apertura del evento 'Wake up, Spain', organizado por el diario digital El Español para reflexionar con personalidades del mundo político, empresarial y de los agentes sociales en torno a la implementación de los fondos europeos en España, las reformas pendientes y la recuperación económica.

El Plan del Gobierno debe servir para encauzar la aplicación de los alrededor de 140.000 millones de euros de fondos europeos asignados a España para los próximos seis años (desde el 2021), que llegaran en forma de transferencias a fondo perdido (la mitad de ellos) y de créditos blandos.