medidas

Calviño defiende un gran acuerdo social y político sobre la reforma laboral

La vicepresidenta segunda y ministra de trabajo prioriza el plan de choque contra el paro juvenil o la modernización del SEPE

La vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, en la Comisión Mixta para la Unión Europea.

La vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, en la Comisión Mixta para la Unión Europea. / EFE/ Kiko Huesca/POOL

Se lee en minutos

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha abogado por llegar a un "amplio acuerdo" a nivel político y social sobre el conjunto de reformas de "calado" que se pretenden abordar en el ámbito laboral. "Solo así garantizaremos que las reformas se ponen en marcha, son eficaces y permanecen en el tiempo", ha señalado la ministra durante su intervención en las jornadas 'Wake Up, Spain', organizadas por 'El Español' y LLYC.

La ministra ha señalado este lunes que existe una visión compartida en el seno del Gobierno y con agentes sociales de que se debe mejorar y modernizar el mercado laboral. "Es positivo que más allá de lo que hayan sido eslóganes o posiciones extremas en el pasado hay una visión compartida, también con agentes sociales, de que tenemos que mejorar y modernizar el funcionamiento de nuestro mercado laboral", ha remarcado.

Según ha recalcado Calviño, existe un acuerdo "clarísimo" en el Gobierno sobre cómo abordar un paquete de reformas para la modernización del mercado laboral. "El discurso de todos los miembros del Gobierno es muy coherente en este sentido", ha remarcado.

Para Calviño, el mercado laboral arrastra desequilibrios desde hace décadas, con altas tasas de paro estructural, desempleo juvenil, alta temporalidad e inestabilidad. Ante esto, la ministra ha abogado por avanzar en un conjunto de reformas ya contempladas en el Plan de Recuperación a corto plazo, como un plan de choque contra el desempleo juvenil, modernizar el SEPE o llevar al Consejo de Ministros la 'ley rider'.

A medio plazo, la ministra ha señalado que se deben abordar en la segunda parte del año, junto con agentes sociales, reformas de más calado que pasan por modernizar la negociación colectiva, simplificar los tipos de contratos o establecer un tipo permanente de flexibilidad interna de las empresas.

En cuanto al mecanismo laboral de los ERTE, que ha sido de especial relevancia en este año de pandemia, la ministra ha señalado que en este momento se debe volver a adaptar el mecanismo para acompañe la recuperación económica y se favorezca y la reincorporación de los trabajadores a sus puestos de trabajo. "Todos los instrumentos a impulsar en las próximas semanas se tienen que orientar a impulsar la reactivación que todo el mundo prevé que sea muy fuerte en la segunda parte del año", ha señalado la ministra.

Noticias relacionadas

Sobre el nivel de endeudamiento de España, Calviño insiste en que el Gobierno está comprometido con la reducción del déficit y la deuda y cree que si hay reactivación económica fuerte y recuperación del empleo, con esto se favorecerá una senda de descenso de deuda y déficit. "Vacunar, vacunar, vacunar. Crecer, crecer, crecer", ha remarcado la ministra como principales puntos de partida para conseguir estos objetivos.

Preguntada por los fondos europeos, la ministra se ha mostrado "optimista" respecto a la situación de paralización marcada por el Tribunal Constitucional alemán para analizar mecanismo de financiación. Además, la ministra ha recordado que hay un par de países que no han ratificado las decisiones que hay que firmar para que la Unión Europea pueda endeudarse con estos instrumentos. "Soy optimista y estos temas se tienen resolver y mantendremos un calendario que nos permita que los fondos fluyan en la segunda parte del año", ha remarcado durante su intervención.