previsiones

El Gobierno rebajará este viernes la previsión de crecimiento para este año

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía insinúa que la estimación podría pasar del 7,2% actual a situarse por debajo del 7%

Nadia Calviño, de todas formas prevé "un rebote muy fuerte" a lo largo del segundo semestre del presente ejercicio

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. / EFE / Zipi

Se lee en minutos

El Gobierno revisará a la baja este viernes la previsión de crecimiento para este año a la baja. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha confirmado esta decisión, que dará a conocer junto con otras variabls macroeconómicas como el paro y el empleo y, como adelantó a principios de esta semana, lo ha atribuido al impacto adverso de la tercera ola de la pandemia, que frenó la recuperación durante el primer trimestre del año. De todas formas, a la vez ha expresado su confianza en que España registrará "un rebote muy fuerte" en el segundo semestre.

"Dejamos atrás un duro primer trimestre que es la principal razón por la que vamos a revisar a la baja nuestra previsión para este año, en el que anticipábamos un crecimiento de alrededor del 7% y puede que sea más pequeño", ha explicado Calviño en una entrevista con Bloomberg TV. A raíz de las últimas estimaciones, tanto del Banco de España, como de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), la nueva estimación se situaría entorno a la banda del 6%.

Fuentes del departamento de Calviño no han querido precisar la previsión, que en los Presupuestos para 2021 se situó en el 7,2%, si bien podía llegar al 9,8% con la incorporación de los fondos europeos, de los que se incorporaban 27.000 millones de euros en las cuentas públicas. La banda del 6% se equipararía con la revisión efectuada esta semana por el Fondo Monetario Internacional (FMI) que, como partía de una estimación inferior, ha elevado en cinco décimas su previsión, hasta el 6,4%, el mayor aumento del mundo desarrollado junto con EEUU. Tras el mayor desplome del producto interior bruto del mundo el año pasado, con un descenso del 11%, este año lideraría el crecimiento, aunque los niveles prepandemia no se alcanzarán hasta 2023. Aunque Calviño había vaticinado unos datos de paro muy negativos en marzo, estos no lo fueron tanto si bien reflejan un alza del desempleo en 401.000 personas y la pérdida de 326.000 empleos durante el año de pandemia. ste

Mejoría rápida

La titular de Economía ha subrayado que en marzo se ha apreciado una mejoría muy rápida y todos los indicadores apuntan a una evolución positiva, mientras que se ha mostrado optimista sobre el desarrollo del proceso de vacunación en Europa. "Pensamos que el segundo trimestre será un trimestre de transición y que tendremos un rebote muy fuerte en la segunda mitad del año", ha afirmado, recordando que "eso es algo que todo el mundo espera", después de que esta semana el FMI haya revisado al alza sus previsiones para España, hasta el mayor entre las economías avanzadas junto con Estados Unidos.

En este sentido, Calviño ha expresado su confianza en que el próximo 9 de mayo decaerá el estado de alerta en España, lo que probablemente supondrá el levantamiento de las restricciones de movimiento en el país y un cambio en las dinámicas del turismo. "Siempre he dicho que la política económica más importante ahora es vacunar, vacunar y vacunar", ha indicado.

Sobre esta cuestión, la vicepresidenta ha destacado que en España se está cumpliendo el plan de vacunación y ya se ha inyectado la primera dosis a unos 6 millones de personas, alrededor del 13% de la población y se está en camino de alcanzar el 70% para el verano. "Apoyamos el enfoque de la UE de hablar con una sola voz y negociar con una sola voz con las compañías farmacéuticas. Creo que ha demostrado ser la mejor manera.", ha afirmado.

Evolución del paro

Por otro lado, la vicepresidenta ha mostrado su desacuerdo con los pronósticos del FMI sobre la evolución del desempleo en España, que seguiría en 2026 aún por encima del nivel previo a la pandemia, y ha expresado su confianza en que España será capaz de reducir el paro con mayor rapidez de lo que anticipa el organismo internacional. "No coincido con la aproximación realizada por el FMI en sus previsiones de tasa de paro para España. Gracias a las medidas adoptadas en marzo del año pasado hemos tenido una dinámica del mercado laboral muy diferente de crisis anteriores. Pensamos que seremos capaces de reducir la tasa de paro más rápido de lo que el FMI prevé", ha afirmado.

Te puede interesar

No obstante, ha reconocido que el elevado desempleo en España es una de las desigualdades que han lastrado el crecimiento del país durante décadas, a pesar de distintas reformas realizadas, por lo que ha subrayado que el plan de recuperación, que el Gobierno aprobará la semana que viene y remitirá a Bruselas, ofrece una buena oportunidad de cambiar algunos elementos para acometer una reforma laboral ambiciosa. En la mesa de diálogo retomada este miércoles, la CEOE, tras rechazar ni siquiera hablar del tema, se avino a debatir, pero insiste que las reformas que defiende el Ejecutivo no se ajustan a lo que requiere Bruselas.

"Afortunadamente en el Gobierno tenemos muy claro la necesidad de llevar a cabo una serie reformas en paralelo con la inversión, así como la importancia de llegar a acuerdos con los agentes sociales para tener un crecimiento fuerte, pero también sostenible, ha apuntado.