Audiencia Nacional

García Carrión se reivindica como denunciante en el caso de cuatro bodegas de Valdepeñas

  • Un juez investiga a cuatro bodegas por vender como reserva vino sin los requisitos

Interior de una bodega.

Interior de una bodega. / EL PERIÓDICO

Se lee en minutos

El Periódico

La empresa García Carrión reivindica su papel como denunciante en la investigación abierta sobre cuatro bodegas de Valdepeñas que presuntamente estarían vendiendo como crianza, reserva y gran reserva vinos que no cumplían con los requisitos de la denominación de origen. Los hechos se remontan a una investigación iniciada a instancias de Anticorrupción y que está siendo dirimida en la Audiencia Nacional, que considera que Félix Solís, Bodegas Navarro López, Bodegas Fernando Castro y García Carrión podrían estar incurriendo en delitos de publicidad engañosa, estafa y falsedad documental. A raíz de esta denuncia, García Carrión ha emitido un comunicado en el que niega dichas acusaciones y asevera que han sido ellos, junto a los agricultores implicados, los que han promovido la denuncia contra estas presuntas prácticas.

"García Carrión cuenta con la trazabilidad de todos sus vinos y con las auditorias legales e independientes que acreditan la correcta elaboración y comercialización de sus vinos bajo la D.O. Valdepeñas", afirma la compañía en su comunicado. En el mismo la firma insiste en sus esfuerzos para promover "medidas de transparencia" en el seno de la Asociación Interprofesional de la Denominación de Origen de Valdepeñas (AIDO) y que estas no han prosperado por el "bloqueo" de las otras tres investigadas por la Audiencia Nacional. "Se ha pedido a la Presidencia de la CCAA de Castilla la Mancha la intervención de la AIDO de Valdepeñas, nombrando un presidente y secretario independientes, y modificando los estatutos para que sean democráticos", afirma García Carrión en su nota. 

Te puede interesar

La denuncia fiscal explica en su investigación que las bodegas denunciadas operan en el sector vinícola desde hace años desarrollando "una actividad empresarial importante y lícita", que compaginan con la delictiva, que se "concreta en la puesta en el mercado de cantidades de vino con DOP Valdepeñas por encima de las declaradas al correspondiente Consejo Regulador, sin cumplir las condiciones de elaboración que tal denominación requiere y, por tanto, no respondiendo a la calidad dispuesta en el propio etiquetado del vino embotellado". 

"García Carrión, en su deseo de prestigiar la Denominación de Origen de Valdepeñas, hará todo lo que esté en su mano para ello y, especialmente, lo preciso para que se controlen y se pongan medidas eficaces para evitar el fraude en la comercialización de los vinos de la D.O., y ejercerá las acciones legales que le asisten para ello", replica en su comunicado. 

Temas

Empresas