A instancias de la fiscalía

Un juez investiga a cuatro bodegas de Valdepeñas por vender como reserva vino sin los requisitos

  • El magistrado debe determinar si venden vinos como crianza, reserva y gran reserva sin tenerlos en barrica el tiempo mínimo

  • El ministerio público considera que se han podido cometer delitos de publicidad engañosa, estafa y falsedad documental

Interior de una bodega.

Interior de una bodega. / EL PERIÓDICO

3
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama investigará si las bodegas de la Denominación de Origen Protegida (DOP) de Valdepeñas Félix Solís, García Carrión, Bodegas Navarro López y Bodegas Fernando Castro han comercializado como crianza, reserva y gran reserva vinos que no cumplían los requisitos de elaboración, ni en el periodo de envejecimiento ni en la permanencia en barrica de roble ni en botella. 

El magistrado ha admitido a trámite una denuncia de la fiscalía de la Audiencia Nacional, que considera que esas bodegas y sus administradores podrían haber cometido delitos publicidad engañosa, estafa y falsedad documental. El juez pide a la policía informes sobre las ventas que las mercantiles hicieron entre 2010 y 2019, ambos inclusive, por categorías, botellas y a qué precio. 

Venta superior a la declarada

El juez explica que las bodegas denunciadas operan en el sector vinícola desde hace años desarrollando "una actividad empresarial importante y lícita", que compaginan con la delictiva, que se "concreta en la puesta en el mercado de cantidades de vino con DOP Valdepeñas por encima de las declaradas al correspondiente Consejo Regulador, sin cumplir las condiciones de elaboración que tal denominación requiere y, por tanto, no respondiendo a la calidad dispuesta en el propio etiquetado del vino embotellado". 

La denuncia fiscal señala que las etiquetas de las botellas dicen contener vino de las características “reserva o gran reserva”, sin haber respetado los tiempos de envejecimiento obligatorio en la barrica correspondiente, lo que constituye una información relevante que resulta engañosa.

La fiscalía incluye los expedientes sancionadores abiertos por la Junta de Castilla-La Mancha al constatar que las "bodegas declararon a la administración autonómica una cantidad de vino vendida a sus clientes" siempre inferior a la declarada por estos, lo que "supone un indicio de falta de trazabilidad del vino, así como de irregularidades en la comercialización de los vinos de crianza, reserva o gran reserva por parte de las bodegas en cuestión".

Diferencias por bodegas 

El auto toma como referencia las cifras relativas al año 2018. Félix Solís y Félix Solís Avantis comercializaron 1.634.655 litros de vinos de crianza con denominación DOP Valdepeñas, pero lo declarado a la Asociación Interprofesional de la DOP Valdepeñas fue de 1.161.910 litros. Esta diferencia de 472.745 litros, indica, no está amparada en la declaración realizada a la DOP Valdepeñas para su venta como crianza ese año. También verifica una diferencia de 614.968 litros de vino de crianza entre lo comprado por seis clientes y lo declarado como que se les vendió. 

En el caso de García Carrión, el Grupo de Bodegas Vinartis y J. García Carrión verificaron unas ventas de 3.000.000 litros de vino gran reserva con denominación de origen protegida Valdepeñas a un solo cliente. Pero la empresa declaró a la autoridad administrativa inspectora 2.589.220 litros y a la asociación interprofesional de la DOP Valdepeñas, 2.120.119 litros.

Noticias relacionadas

Respecto de Bodegas Navarro López, la resolución detecta una diferencia de 25.493 litros de vino de crianza con denominación DOP Valdepeñas entre lo comprado por cuatro clientes y lo declarado por la sociedad como vendido. Asimismo, comercializó 110.178 litros de vinos de reserva con denominación de origen y declaró 93.152 litros a la Asociación Interprofesional de la DOP Valdepeñas. Así el juez constata una diferencia de 29.503 litros de vino tinto de reserva entre lo comprado por cuatro clientes y lo declarado por la sociedad. 

En el caso de Bodegas Fernando Castro, las ventas realizadas a Alcampo difieren en un 1.367,55% en los vinos de crianza y en un 1.941,54% en los vinos de reserva; los vinos comercializados a Lili Ott, en un 420% en los vinos de reserva; los comercializados a Distribuciones Froiz SA, en un 21,50% en los de crianza, y los comercializados a Victoriano Moldes Ruibal SA, en un 1,56% en los vinos de crianza y en un 66,74% en los de reserva.