Apoyo a las empresas

Los autónomos reclaman que los ertes y las ayudas por cese de actividad se prolonguen hasta final de año

La patronal ATA prevé una recuperación "lenta, gradual y suave" para después del verano y dependiente del ritmo de vacunación

Los autónomos reclaman que los ertes y las ayudas por cese de actividad se prolonguen hasta final de año
3
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha reclamado este lunes que el primer punto del diálogo social que se abra en breve sitúe como prioridad la prolongación hasta diciembre de los ertes y de las ayudas a autónomos por cese de actividad. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha asegurado que "ya se tendría que estar negociando ese punto como prioritario para que los empresarios puedan planificar el futuro en un momento de una recuperación que se espera lenta, gradual y suave". Para Amor, el verano se presenta con una gran "incertidumbre" como consecuencia de una nueva ola de la pandemia. La patronal calcula que unos 470.000 autónomos están percibiendo en la actualidad la prestación por cese de actividad. La pandemia ha causado unas pérdidas empresariales de unos 287.000 millones de euros, unos 70.000 solo en el colectivo de los autónomos. Para el presidente de los autónomos españoles, la clave de la recuperación será la vacunación en un contexto en el que España ha "ido siempre detrás de los acontecimientos". ATA reclama que "se ponga el contador a cero" y que los autónomos puedan aspirar a ayudas pese a que no cumplan la condición de haber obtenido beneficios en el 2019, ya que esa condición perjudica a las empresa de nueva creación.

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, afirmó también este lunes sobre el fin de la prórroga de los erte a finales de mayo, que hay que empezar a discutir de manera urgente con los agentes sociales cómo ajustar los parámetros del sistema de erte para la segunda mitad del año a fin de favorecer la reincorporación de los trabajadores. En una segunda fase, ya en la segunda mitad del año, la vicepresidenta cree que habrá que estudiar mecanismos de flexibilidad interna para las empresas y, en este punto, considera que los erte podrían ser útiles y que las autonomías tengan mayor protagonismo en la distribución de esas ayudas.

La patronal ATA considera que el reparto de los fondos para ayudas directas "no solo deja fuera a muchos sectores, sino que se quedan cortas, son una limosna". Las ayudas directas son para las patronales insuficientes ya que suponen que dejarán a muchos autónomos y empresas sin ellas. Si se tiene en cuenta el mínimo a percibir por autónomos y empresas de 4.000 euros que dispone el real decreto, los 7.000 millones de euros para autónomos solo cubrirían a la mitad del tejido empresarial de este colectivo, por lo que los empresarios opinan que se "genera discriminación entre autónomos de distintas comunidades autónomas", según Lorenzo Amor, presidente de ATA. 

 

Noticias relacionadas

Por ejemplo, en Galicia la proporción del importe de las ayudas sobre el número de autónomos a los que puede llegar sería sólo el 28,3%. Es decir, teniendo en cuenta que la ayuda mínima son 4.000 euros, si a último día de febrero Galicia registraba 207.460 autónomos, el importe de la ayuda marcado de 234.470.880 euros cubriría la demanda de 58.618 autónomos gallegos, lo que supone ese 28,3% del total.

Para la mayoría de las CCAA este porcentaje está por debajo del 40%. Siguiendo este cálculo, tras Galicia, las comunidades que menos autónomos podrían ayudar son Castilla y León (30,7% del total de sus autónomos accederían a la ayuda), La Rioja (32,2%), País Vasco (32,3%), Cantabria (33,8%), Castilla- La Mancha (34,7%) y Murcia (35%). Solo Andalucía marca un 50% de cobertura para sus autónomos. Sin embargo, Canarias y Baleares marcan un porcentaje de cobertura que completa al total de los autónomos (siempre teniendo en cuenta esa ayuda mínima de 4.000 euros. La máxima cantidad a la que se puede optar son 200.000 euros).