Problemas con el SEPE

Treball avisará por SMS a 45.388 afectados por erte del retraso de la ayuda de hasta 900 euros

  • La Generalitat se comprometió a pagar todas las transferencias antes de abril, pero los problemas de información con el SEPE, tras el ciberataque, provocan demoras al no poder verificar la administración catalana cuanto tiempo llevan en erte los beneficiarios

  • La 'conselleria' dirigida por Chakir El Homrani se compromete a pagar tan pronto como el déficit de información esté solventado

Un usuario, ante la página web del SEPE.

Un usuario, ante la página web del SEPE. / ACN

Se lee en minutos

Un total de 45.388 trabajadores afectados por un erte y que se inscribieron en el registro público de la Generalitat para cobrar hasta 900 euros en ayudas recibirán entre este miércoles y el jueves un SMS avisándoles de que el dinero llegará con demora. Desde el Departament de Treball lamentan el retraso e insisten en que los fondos están preparados y a punto para ingresar en las cuentas bancarias, pero que los problemas informáticos que arrastra el SEPE desde el ciberataque sufrido a principios de mes han forzado el retraso en el abono de las ayudas. El resto de inscritos para cobrar las ayudas, tanto la de los ertes como la de autónomos, han cobrado con normalidad. Entre todos suman 329.188 personas, de las cuales 45.388 cobrarán tarde.

El Departament de Treball ha habilitado una dirección de correo electrónico (ajutertocovid19.soc@gencat.cat) para intentar solventar las dudas de aquellos afectados por esta demora en los pagos.

Choque de versiones

Las versiones del Ministerio de Trabajo, responsable del SEPE, y del Departament de Treball, responsable de las ayudas, para explicar el retraso chocan. Desde la Generalitat afirman que pidieron al SEPE los datos para verificar que las personas que se habían inscrito -en el formulario abierto por la administración catalana- para recibir la ayuda estaban realmente en erte. Y que desde las oficinas públicas de empleo les remitieron parte de esos datos, pero que no la mandaron todos.

Treball necesita saber cuánto tiempo esas personas han estado en erte para saber si tiene que pagarles 600 euros, 700, 800 o 900 euros; pues la transferencia es mayor cuanto más tiempo el beneficiario lleva en suspensión. Y atribuyen ese retraso a los problemas informáticos derivados del ciberataque sufrido en el SEPE el pasado 9 de marzo, que tuvo parados los servidores unos días y que poco a poco se ha ido reestableciendo el servicio.

La versión que cuentan desde el Ministerio de Trabajo es diferente. Alegan que la Generalitat les pidió los datos y que, en una segunda tanda, les solicitó información adicional de las personas que hoy se han quedado sin cobrar. Y que, dado que la solicitud de información les llegó por tandas, no tuvieron tiempo de atender a esta segunda. Desde Trabajo afirman que remitirán los datos solicitados "en los próximos días" para que la Generalitat pueda efectuar los pagos. Una vez lo envíen, Treball necesita un día de margen para efectuar el pago. Es decir, en el hipotético caso de que lo mandaran el próximo martes, primer día laborable después de Semana Santa, los beneficiarios podrían cobrar el jueves.

El resto cobran con normalidad

Noticias relacionadas

Mientras ese tercio de los 141.795 trabajadores en erte inscritos correctamente en el registro de la Generalitat esperan sus pagos, el resto ya ha cobrado las cantidades en los plazos comprometidos por la administración catalana. Donde no ha habido retraso alguno, según destacan desde Treball, es en el abono de los 2.000 euros para cada uno de los 187.003 trabajadores autónomos inscritos. En esta transferencia, cuyos datos han sido gestionados íntegramente por la Generalitat, no ha habido incidencias y todos los beneficiarios ya han cobrado. Ambos pagos, tanto el de autónomos como el de afectados por erte, son pagos únicos y, de momento, no están previstos nuevos fondos para repetirlos.

En total, la Generalitat ha movilizado 468,3 millones de euros para conceder ayudas a 329.188 personas, ya sean trabajadores en erte o autónomos. Este paquete, anunciado una semana antes de las elecciones del 14 de febrero, fue concretado a principios de marzo y los pagos comenzaron a abonarse a partir del día 15. Y con el compromiso de que antes de comenzar el mes de abril todo el mundo habría cobrado. "El dinero está listo", insisten desde Treball.