Mayor carga de trabajo

El puerto de Barcelona toma medidas para asumir el alza de buques desde el canal de Suez

Los estibadores calculan que pueden afrontar la descarga de 1.000 contenedores cada seis horas

Contenedores en el puerto de Barcelona.

Contenedores en el puerto de Barcelona.

Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El puerto de Barcelona ultima un plan de contingencia para poder atender el aumento de tráfico proveniente de Asia tras la reapertura del canal de Suez. Fuentes de Port de Barcelona reconocieron que las relaciones con armadores, terminales y todos los actores de la comunidad portuaria se han coordinado para incrementar su productividad y capacidad logística y adaptarse a la mayor carga de trabajo que se avecina en las próximas dos semanas, por lo menos. Fuentes de los estibadores apuntaron a que con un incremento del ritmo de trabajo asumible será posible descargar unos 1.000 contenedores cada seis horas y elevar el número de contenedores acumulados en las instalaciones en torno a un 20% más que el actual sin grandes problemas.

El puerto de Barcelona atiende siete servicios marítimos semanales con diferentes destinos asiáticos que pasan por el canal de Suez. Una vez se ha desencallado el buque 'Ever Given' y se ha comenzado a recuperar el tráfico por esta vía, los barcos que cubren estos servicios han comenzado a navegar hacia el Mediterráneo y podrán hacer escala en Barcelona. Pueden tardar entre una semana y 10 días en completar la singladura desde el norte de Egipto.

La llegada de estos barcos en pocos días provocará, previsiblemente, un aumento de las operaciones de carga y descarga en las terminales portuarias, especialmente las de contenedores. Por eso ya se ha empezado a diseñar este plan de contingencia con el objetivo de garantizar que los flujos de importación y exportación sean lo más ágiles posibles, especialmente en la capacidad de almacenar, transportar y distribuir rápidamente las mercancías que exigen los clientes del puerto. Port de Barcelona no ha concretado todavía si el plan de contingencia supone más horas de trabajo de los estibadores, contrataciones o elevar el tráfico de trenes y camiones a la instalación. Tradicionalmente son los procesos de aduana y supervisión sanitaria de lo descargado lo que frena más la entrega de mercancía.

En otros puertos españoles como Valencia o Algeciras preparan planes de reactivación similares. El presidente de la autoridad portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, aseguró a la Cadena SER que las instalaciones pueden asumir un ritmo de trabajo del orden de 140 contenedores descargados por hora y almacenar hasta siete millones de contenedores en el recinto portuario.

La presidenta de Port de Barcelona, Mercè Conesa, ha manifestado que "es en estos episodios puntuales cuando se demuestra la capacidad de respuesta y la fiabilidad del puerto de Barcelona. La profesionalidad de las personas que trabajan en nuestro puerto y la tarea de modernización y digitalización que ha estado realizando la Comunidad Portuaria de Barcelona durante los últimos años, sumado a unas infraestructuras potentes y unas conexiones terrestres y ferroviarias cada vez más eficientes, nos permiten encarar estos retos con la seguridad que vamos a ofrecer el mejor servicio a nuestros clientes y usuarios".

Noticias relacionadas

Aunque la navegación se está reanudando progresivamente, el bloqueo del canal de Suez ha puesto de manifiesto la dependencia de Europa de los mercados asiáticos, igual que lo hizo el bloqueo comercial de China el pasado año por el coronavirus. La fragilidad de las cadenas de suministro ha revalorizado el papel de la logística y el almacenaje de productos y materias primas junto a los mercados de consumo.

China es el principal mercado del puerto de Barcelona. Antes de los altibajos pandémicos era el origen del 42% de las importaciones y el destino del 10% de las exportaciones. El año pasado, esa dependencia asiática y del canal de Suez aumentó. El mercado de Asia y Oceanía fue el mayor destino de mercancías del puerto de Barcelona en el 2020, con un 48,5% del total de las exportaciones. China es el país al que más contenedores se enviaron en el 2020 (43%) desde el puerto de Barcelona y del que más contenedores se recibieron (16,5%). Las exportaciones a China crecieron en enero y febrero el 58%.