debut

CaixaBank se estrena tras la fusión con una pérdida del 0,8%

Goirigolzarri y Gortázar emplazan a los directivos a mantener la "unidad, confianza y responsabilidad" ante el reto de la integración

Cambio de logotipo de Bankia por el de Caixabank en la Torre Kio  FOTO JOSE LUIS ROCA

Cambio de logotipo de Bankia por el de Caixabank en la Torre Kio  FOTO JOSE LUIS ROCA / JOSE LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El primer día de cotización de las acciones de CaixaBank, una vez absorbida Bankia, ha comenzado con tendencia a la baja. Los títulos cedían al inicio de la sesión más del 1% en una sesión dominada por la falta de rumbo claro en el Ibex 35, pero luego han vuelto al terreno positivo hasta finalizar casi en tablas. Los 2.079 millones de nuevas acciones ordinarias de nueva emisión de CaixaBank han sido admitidas este lunes a negociación en las bolsas de valores españolas. Las acciones del banco han cerrado finalmente a 2,59 euros, con un descenso del 0,80%, al primar la recogida de beneficios, y una capitalización de casi 15.500 millones de euros.

Las acciones de CaixaBank cerraron el viernes en bolsa a 2,611 euros, tras subir un 2,47%. El día antes de que se anunciase la fusión a principios de septiembre cotizaban a 1,816 euros, con lo que desde entonces se han revalorizado un 43,7%. En lo que va de año se han revalorizado un 24,3%, la tercera mayor subida de entre los ocho bancos cotizados españoles (por detrás de las de Bankinter y Sabadell) y muy por encima del 5,3% del conjunto del Ibex 35.

En el primer día operativo tras consumarse la fusión y después de un fin de semana en el que se iniciaron los trabajos de sustitución de la marca Bankia de los edificios más significativos, entre ellos su sede corporativa de las Torres Kio de Madrid, donde ya luce la estrella azul de cinco puntas que diseñó Joan Miró, el que será nombrado presidente en el consejo de administración de este martes, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, han transmitido a unos 8.000 directivos de la entidad a través de una videoconferencia han lanzado un mensaje de "unidad y responsabilidad".

Ambos directivos, que el pasado viernes ya se dirigieron al resto de la plantilla a través de un video, han transmitido un mensaje de "unidad, confianza y responsabilidad" ante el reto de la integración, que se desarrollará en paralelo a la gestión de la crisis sanitaria y económica a lo largo de 2021.

Goirigolzarri ha mostrado su “alegría y orgullo por estar constituyendo el primer grupo financiero del país”, aunque, al mismo tiempo, ha señalado que hay que ser "también conscientes" de la responsabilidad de la entidad y del "entorno complejo" en el que se tiene que desenvolver.

También ha destacado la importancia del equipo. “Una fusión entre dos grandes entidades exige grandes dosis de colaboración, de lealtad hacia el equipo y de una gran generosidad”, ha apuntado. En este sentido, Goirigolzarri ha subrayado que hay que trabajar "como un único equipo para conseguir ese objetivo tan ambicioso que es liderar la transformación de nuestro sector, y hacerlo desde una enorme cercanía a nuestros clientes y a la sociedad”.

Noticias relacionadas

Por su parte, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha celebrado “la culminación de una etapa de más de seis meses de trabajo preparatorio para que este proyecto se haga realidad” . Ha insistido en que "toda la organización tiene que estar volcada en el servicio al cliente".

La dirección de la entidad prevé empezar a negociar un ajuste de plantilla tras la Semana Santa, que no han cuantificado, aunque el viernes pasado destacaron que se primará "la voluntariedad y la meritocracia". En todo caso, algunas fuentes lo sitúan entre las 7.000 y 8.000 personas.