Para fabricar 152 trenes

Alstom contratará a 750 empleados en BCN tras conseguir un contrato de 1.400 millones de Renfe

  • El fabricante ferroviario francés prevé el suministro de 152 trenes, de uno y dos pisos, que se construirán en su fábrica en Santa Perpètua de Mogoda

  • El ensamblaje no comenzará hasta mediados del 2022 y los sindicatos recelan de que la empresa cumpla las previsiones de contratación, sobre una plantilla actual de 750 trabajadores

Instalaciones de la fábrica Alstom en Santa Perpètua de la Mogoda.

Instalaciones de la fábrica Alstom en Santa Perpètua de la Mogoda.

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El fabricante ferroviario Alstom prevé duplicar su actual plantilla en la planta de Santa Perpètua de Mogoda (Vallès Occidental) para poder cumplir con el contrato para fabricar 152 trenes a Renfe, por importe de 1.447 millones de euros. Actualmente en la planta vallesana de la empresa de origen francés están empleadas unas 750 personas y la previsión de la dirección es acabar duplicando dicho número con contrataciones que pretenden estabilizar, tal como explican fuentes de la compañía. Desde los sindicatos, no obstante, recelan de las proyecciones realizadas desde la jefatura -"ojalá", cuentan desde el comité de empresa- y estiman que finalmente el volumen de nuevos empleos será menor.

Renfe hizo público a principios de marzo la adjudicación de un 'macrocontrato' por valor de  2.445 millones de euros, dividido este en dos lotes que fueron asignados a Alstom Transporte y a Stadler Rail Valencia. El más grande fue el que se llevó Alstom, que este lunes ha oficializado por su parte la aceptación del contrato, y que consiste en el suministro de 152 trenes, de uno y dos pisos, así como el mantenimiento de 56 de ellos y el suministro de piezas adicionales. Todo por un importe de 1.447 millones de euros. El otro contrato, el de Stadler, es para la fabricación de 59 trenes, por valor de 998 millones de euros.

Tras la adjudicación de los contratos, Alstom ha activado la maquinaria para acabar ensamblando 152 trenes de cercanías para el operador público español. Los trabajos de producción, no obstante, no está previsto que comiencen hasta mediados del 2022, tal como coinciden fuentes de la empresa y de los sindicatos. Y las contrataciones irán acompasadas a esos ritmos. La idea que transmiten desde la empresa es la de estabilizar las plantillas y que esas 750 nuevas incorporaciones no estén meramente ligadas a este nuevo pico de trabajo. Buenas noticias para el empleo de esta población de 25.000 habitantes y una tasa de paro del 13%, así como sus aledaños.

Pues la intención de la empresa es potenciar la especialización de la planta de Santa Perpètua de Mogoda en la producción de trenes de cercanía de gran capacidad y postular para más contratos de este tipo para toda Europa. Los trenes prometidos a Renfe son de la gama X'trapolis, tendrán unos 100 metros de longitud y una capacidad para más de 900 pasajeros, lo que representa un volumen de pasajeros por hora el 20% mayor. Actualmente en la planta catalana de fabricante francés están trabajando ya para pedidos de similares características para Luxemburgo, entre otros; según cuentan desde la compañía. Según cifras de la compañía, en los últimos diez años ha vendido más de 5.000 coches de la familia X'trapolis a las principales ciudades de Australia, Chile, España, Francia y Sudáfrica.

"Trabajo no falta"

Noticias relacionadas

"Trabajo no nos falta, pero las previsiones de la empresa me temo que son demasiado optimistas", cuenta el presidente del comité de empresa y representante de CCOO, Gabriel Moreno. Según la información remitida a las centrales por la compañía, las cargas de trabajo en Santa Perpètua están aseguradas, como mínimo, para los tres próximos años. Y en el último ejercicio faena no les ha faltado, hasta el punto de que, a diferencia de otras muchas compañías (del sector y de otros), en la planta vallesana no han pasado por el erte durante esta pandemia. "Paramos el primer mes, pero lo resolvimos con mecanismos de flexiblidad interna", cuenta Moreno.

La empresa sustenta sus previsiones de contratación en el número de horas de trabajo que supondrá el proyecto. Actualmente en la planta se trabajan unas 500.000 horas al año, según cálculos sindicales, y una vez el proceso de ensamblaje para cumplir con el encargo de Renfe esté a máxima actividad, este supondrá, por si solo, otras 500.000 horas anuales de carga de trabajo. "Habrá que ver si se acaba cumpliendo... Lo que seguro es una buena noticia no solo para la fábrica, sino para todo el tejido empresarial de la región", afirma el responsable de UGT, Óscar Ramos.

Temas

Alstom