Consecuencias de la fusión

La estrella de CaixaBank toma la torre de Bankia en Madrid

  • La entidad catalana coloca su logo en la sede operativa del banco nacionalizado un día después de su absorción

Retirada la marca Bankia en las Torres Kio de Madrid para que luzca CaixaBank / Foto JOSÉ LUÍS ROCA Vídeo EFE

3
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

La estrella diseñada por Joan Miró como logotipo de La Caixa (hoy CaixaBank) en 1981 ya luce en las fachadas norte y sur de una de las inclinadas Torres Kio del Paseo de la Castellana de Madrid, sede operativa de Caja Madrid desde la segunda mitad de los 90 y de su heredera, Bankia, desde 2010. El cambio se ha producido apenas un día después de que la absorción de la entidad nacionalizada por el grupo catalán se haya hecho efectiva. El banco prevé finalizar este domingo los trabajos en la cara oeste, donde se colocará la marca CaixaBank además de la estrella.

La entidad resultante de la fusión va a mantener la marca CaixaBank, con lo que la de Bankia desaparecerá. José Ignacio Goirigolzarri, hasta ahora presidente de Bankia y desde el próximo martes presidente de CaixaBank, explicó este viernes que el cambio de la marca en los grandes edificios corporativos se producirá a lo largo de la próxima semana, pero que en los más significativos tendría lugar este mismo fin de semana.

El de las sucursales, añadió el banquero, comenzará en entre una y dos semanas y se prevé que esté culminado en junio o julio. En los canales digitales, en cambio, habrá una convivencia transitoria entre las dos marcas que comenzará en una semana y terminará a finales de año o principios del próximo, cuando se impondrá la de CaixaBank.

Cambio de logotipo de Bankia por el de Caixabank en la Torre Kio

/ JOSE LUIS ROCA

"Hoy también se ha iniciado el cambio de imagen en otros edificios corporativos de Bankia. Los trabajos continuarán durante los próximos siete días. En la red de oficinas, el proceso de sustitución de la marca será progresivo, se iniciará el 5 de abril y tendrá una duración de unas 9 semanas. Los canales electrónicos (web, móvil y cajeros) se personalizarán para incorporar la imagen de CaixaBank a la de Bankia hasta la definitiva integración tecnológica. En cuanto a la web comercial de Bankia, esta se mantendrá hasta la integración tecnológica prevista a finales de año", ha precisado este sábado el banco en una nota.

Un viejo anhelo

La absorción de Caja Madrid, la segunda caja de ahorros española por tamaño, ha sido durante décadas un anhelo de La Caixa, la entidad históricamente líder de ese subsector financiero. Si no antes, ya en 1989 hubo conversaciones entre Jaime Terceiro, presidente de la entidad de la capital, y Josep Vilarasau, su homólogo de la catalana, según la prensa de entonces. Por aquella época ya formaba parte de la cúpula del grupo financiero barcelonés Isidre Fainé, quien asumió su dirección general en 1999 y la presidencia en 2007. Desde estos puestos, volvió a tratar de impulsar la operación con Caja Madrid tanto en época de Miguel Blesa como de Rodrigo Rato.

Cambio de logotipo de Bankia por el de Caixabank en la Torre Kio

/ JOSE LUIS ROCA

También lo hizo posteriormente después de que la fusión de la entidad madrileña con la valenciana Bancaja (la tercera del subsector) y otras nueve cajas más pequeñas diera lugar a Bankia en 2010, tanto con Rato como presidente como con José Ignacio Goirigolzarri, quien sustituyó al exvicepresidente del Gobierno tras la nacionalización de 2012. Desde su actual puesto de presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Fainé ha sido, asimismo, el principal impulsor de que la operación haya salido por fin adelante, ya que fue quien se aproximó a la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, para planteársela el pasado verano.

Entidad líder en España

Noticias relacionadas

La nueva CaixaBank, que seguirá contando con Gonzalo Gortázar como consejero delegado y primer ejecutivo por delante de Goirigolzarri (de hecho, reportará directamente al consejo y no al presidente), tiene 623.800 millones de euros en activos en España, un volumen que la convierte en el banco de mayor tamaño del mercado español (Santander y BBVA le superan en dimensión total por su negocio internacional). Su sede social estará en Valencia, donde los dos bancos ya la tenían, mientras que las operativas se dividirán entre Barcelona y Madrid.

El grupo pasará a contar con cerca de 20 millones de clientes (la mitad de ellos digitales) y la primera posición en cuota de mercado en depósitos (24%), créditos (26%) y ahorro largo plazo (29% en seguros de ahorro, fondos de inversión y planes de pensiones). La entidad tendrá presencia en alrededor de 2.200 municipios y en 299 es el único banco con representación.