A partir del 19 de abril

Una huelga coordinada en seis subcontratas de Nissan amenaza con paralizar sus fábricas

  • Los 117 trabajadores de seis firmas de proveedores convocan paros a partir del 19 de abril para presionar por unas mejores indemnizaciones

Fabrica de la Zona Franca de Nissan.

Fabrica de la Zona Franca de Nissan.

Se lee en minutos

La paz social se le resiste a Nissan desde que anunció su intención de parar máquinas en Catalunya. Tras el conflicto de Acciona, las huelgas en proveedores como Magna o Tachi-S o incluso en la propia cantina con el conflicto en Tecnove, este martes seis subcontratas que emplean a unos 117 trabajadores han anunciado paros a partir del 19 de abril, tal como ha hecho público el bufete de abogados Col·lectiu Ronda, que asesora a los trabajadores. Su intención de bloquear la actividad de Nissan para asegurarse unas condiciones de salida lo más parejas posibles a los empleados de la empresa principal y un potencial futuro en el proyecto de reindustrialización que se está debatiendo para los terrenos de Zona Franca.

Segula, Comsa, Carretillas Mayor, Aubay, Servi Securitas, Bartic Clan son los nombres de seis sociedades que proveen de servicios como la gestión de ruedas, el suministro en línea, el mantenimiento o la gestión informática, entre otros, a la firma automovilística nipona. Hasta los operarios que cada mañana encienden parte de la maquinaria donde se ensamblan los vehículos de Nissan han registrado formalmente huelga para el próximo 19 de abril. Desde los despachos de la firma japonesa están tranquilos y remiten el problema a una cuestión interna entre las seis subcontratas y sus empleados.

El próximo 31 de diciembre Nissan apagarán motores de manera definitiva en Catalunya. Los 2.500 trabajadores que actualmente en plantilla se jubilarán o, mayoritariamente, quedarán a expensas del resultado de los trabajos de reindustrialización. Y otras 17.000 personas que están en las empresas satélite de Nissan, ya sea en proveedores o subcontratas, estudian desde hace meses sus propios procesos de salida. Segula, Comsa y las otras cuatro subcontratas son las más recientes, pero probablemente no las últimas, en iniciar sus propios conflictos laborales para esclarece su futuro en la era 'pos Nissan'.

Noticias relacionadas

El caso de Acciona, la principal de las subcontratas, fue el que se saldó con mayores daños. Pues las plantas catalanas de Nissan estuvieron casi tres meses paradas o con producciones muy de mínimos, hasta que el episodio se saldó con 120 trabajadores contratados directamente por los nipones y durante un año para realizar las tareas auxiliares que hasta entonces realizaba la subcontrata. El resto ha acabado resolviéndose con entente. En el caso de las seis firmas que han registrado este martes preaviso de huelga, su intención oficial es incorporarse al "proceso de reindustrialización".

Aunque en casos similares los conflictos laborales se han desactivado con indemnizaciones proporcionales a los estándares con los que serán indemnizados los empleados de Nissan. Los 550 trabajadores de Acciona, la principal subcontrata de Nissan, evitaron 'in extremis' ir a juicio en el TSJC con indemnizaciones de 52 días por año trabajado. Recientemente otras firmas, como ISS Facility Service, cerraron su salida con 50 días y anteriormente la gente de Tachi-S acabó acordando sus salidas con 43 días por año trabajado. Indemnizaciones muy por encima de los mínimos legales (entre 20 o 33 días, según el caso).

Temas

Nissan Empleo