relevo

González-Bueno se estrena al frente del Sabadell con una organización más ligera

  • El nuevo primer ejecutivo sustituye a Jaume Guardiola como consejero delegado de la entidad de origen vallesano

  • El banco se divide en tres áreas de negocio en España: particulares, empresas y corporativo

César González-Bueno, consejero delegado del Sabadell

César González-Bueno, consejero delegado del Sabadell

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

César González-Bueno, ratificado este jueves en un consejo de administración extraordinario de Banc Sabadell como consejero delegado, se estrena al frente del banco con una estructura organizativa más simple y plana y nutrida de talento interno. En la reestructuración organizativa que ha diseñado el nuevo primer ejecutivo en su primer actuación al frente d ela entidad de origen vallesano, aprobada este jueves, de los 15 cargos de primera línea, 13 corresponden a personal de la casa y solo dos, el propio González-Bueno y el responsable del área financiera, Leopoldo Alvear (que está sujeto a aprobación regulatoria), proceden de otras entidades. 

“Más de un tercio del nuevo equipo directivo de primer nivel han accedido tras promoción interna”, lo que incluye el segundo nivel de la cúpula, según fuentes de la entidad. El objetivo del nuevo esquema es “un mayor foco en el cliente y el aumento de la rentabilidad”, según ha explicado González Bueno.  

El nuevo primer ejecutivo, al que el Banco Central Europeo (BCE) avaló esta misma semana, como es preceptivo en estos cargos bancarios y que releva a Jaume Guardiola, ha diseñado una estructura que se apoya en tres patas en el negocio en España: una división de particulares estructurada en unidades de producto, al frente de la que estará temporalmente el propio González-Bueno hasta que se fiche un profesional para el área; Empresas, que es el ámbito en el que el banco cuenta con mayor liderazgo en el mercado español, que aporta más rentabilidad y se estructura por segmentos, desde autónomos hasta grandes empresas y estará a cargo de Carlos Ventura; y Corporativa, dividida en unidades de cliente y con direcciones transversales de productos especializados, al frente de la que estará José Nieto. Seguirán Debbie Crosbie a cargo de la filial británica TSB; y Francisco Lira, al frente del negocio en México.

Reportando directamente al consejero delegado se sitúan la secretaría general, que ocupará temporalmente María José García Beato hasta que el 31 de marzo ocupe el cargo Gonzalo Barettino, momento en el que la primera pasará a ser consejera no ejecutiva; el responsable del gabinete del consejero delegado y de planificación estratégica, Marc Prat; y en Comunicación, Gabriel Martínez.

Áreas transversales

En las áreas transversales, además de Alvear, al frente del área financiera, se sitúan Xavier Comerma, a cargo de Riesgos; Miguel Montes, que llevará Organización y Recursos; Marc Armengol, Operaciones y Tecnología: David Vegara, Regulación y control de riesgos; y Núria Lázaro, Auditoría Interna, según el organigrama diseñado por el nuevo consejero delegado.

La entrada de González-Bueno, que encara una etapa en la que el banco pretende seguir en solitario tras fracasar la integración con el BBVA, provocará a su vez la cesión de funciones ejecutivas por parte del presidente de la entidad, Josep Oliu, que se producirá en la junta general de accionistas que está convocada a finales del mes. 

Una de las primeras tareas de González-Bueno consistirá en elaborar el plan estratégico del Sabadell, la hoja de ruta del banco tras el fiasco del intento de integración con el BBVA, que se presentará durante el mes de mayo, según ha anunciado.

Noticias relacionadas

En más de una ocasión, desde el grupo han insistido que su intención ahora es seguir en solitario, pese a las presiones existentes por fomentar las fusiones desde el BCE y el propio Banco de España. La decisión estará ahora en manos del nuevo primer ejecutivo, acostumbrado a la gestión bancaria. De hecho, el banco decidió "hacer limpieza" para encarar una nueva etapa en solitario. El beneficio del año pasado se redujo en un 99%, hasta los dos millones de euros tras realizar provisiones de 2.275 millones.

Madrileño de 60 año, González-Bueno fue el artífice del despegue de ING Direct en España a finales delos años 90, lo que supuso una revolución al ser una entidad sin oficinas y completamente digital. Luego fue el encargado de gestionar junto con el que fuera número dos de Inditex, José María Castellano,, la reestructuración y la venta de Novagalicia. Su entrada formal en el grupo Sabadell se produjo como consejero de la filial británica de la entodad, TSB.