Informe de CCOO

La desigualdad cotiza al alza en el Ibex: un primer directivo cobra 118 veces más que un empleado

  • Un primer ejecutivo de una de las 35 empresas cotizadas gana, de media, 4,7 millones de euros al año

  • La brecha salarial es tres veces menor en las firmas del Ibex que en el conjunto de la economía española

Interior de la Bolsa de Madrid.

Interior de la Bolsa de Madrid. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La desigualdad sigue cotizando al alza en las empresas del Ibex 35. Las diferencias salariales entre los equipos directivos y los empleados de a pie continuaba al alza antes de la irrupción de la pandemia y es que las cúpulas cada vez ganan más respecto a sus empleados: concretamente 118 veces más. El informe anual elaborado por CCOO sobre las empresas del Ibex y publicado este miércoles también revela que las diferencias también cotizan al alza dentro de los propios consejos de administración y que la brecha salarial de género es tres veces inferior en el seno de las plantillas del Ibex que en el conjunto de la economía española.

El estudio realizado desde la central muestra que un primer ejecutivo del Ibex ganó en el 2019 un total de 118 veces más que un trabajador medio, dos puntos más que en el baremo del año anterior. Pues mientras un primera espada de los consejos de administración gana, de media, 4,7 millones de euros al año; la nómina media de un empleado de las plantillas del Ibex es de 39.798 euros anuales.

Las 35 empresas presentes en el parqué bursátil español tienen en común eso, que cotizan en bolsa y que sus facturaciones son abultadas. Pues en términos retributivos presentan diferencias muy significativas entre ellas, tanto entre la alta dirección como entre las plantillas. Como muestra, las propias diferencias entre las ganancias de las primeras espadas de una u otra empresa.

El 'capo' mejor pagado es el de Repsol, con 19,6 millones de euros al año, una cifra que en el informe de CCOO aparece distorsionada por el cobro de una indemnización durante el pasado ejercicio 2019 tras su salida de la empresa. Y el peor el de Aena, con 168.000 euros y una limitación de sueldo debido a la participación pública en el gestor aéreo. Más cercanos a esa media están los primeros ejecutivos de Amadeus (5,2 millones) o de Naturgy (4,9 millones). Aunque la cifra final entre estos directivos puede cambiar sustancialmente de un año para otro debido al pago puntual de primas u otro tipo de incentivos o compensaciones millonarias. 

Entre los empleados de a pie de estas 35 firmas también hay sonoras diferencias retributivas. Los que perciben un salario más paupérrimo son los de CIE Automotive, firma especializada en componentes de la automoción y que paga, de media, 17.810 euros anuales; sensiblemente por debajo del salario medio en España. Y la que mejor paga es la inmobiliaria Merlin Properties, con 135.271 euros de media.

Polarización salarial

Una tendencia que revela la última edición de este estudio es la polarización salarial a la que tienden las empresas del Ibex. Es decir, a la hora de asignar sus recursos, los primeros ejecutivos tienden a cobrar más y las diferencias entre los directivos y los empleados tienden a disminuir, siendo todavía notables. En este sentido, si bien la brecha entre el primer ejecutivo y un empleado medio ha aumentado dos puntos, hasta los 118 veces de diferencia, entre un alto directivo y un trabajador ha disminuido dos puntos, hasta 23,5 veces de diferencia.

Los grandes trasatlánticos de la economía española cada vez vuelcan más recursos en remunerar a sus timoneles, hasta el punto de que la mitad de los recursos que destinan a costear las retribuciones de los consejos de administración van a los bolsillos del primer ejecutivo.

Brecha salarial menor

Las nóminas de los empleados de las empresas del Ibex, por lo general, aumentaron en el 2019 y lo hicieron por encima de la media española. Si los salarios crecieron el 2,4% en el conjunto de la economía, entre las firmas cotizadas el alza media fue del 2,7%. Y esa progresión se tradujo, a su vez, en una reducción de la brecha salarial entre hombres y mujeres en el seno de las primeras 35 compañías del país. La diferencia media entre lo que gana un trabajador y una trabajadora del Ibex es sensiblemente inferior al conjunto de la economía española, pues mientras a dicho nivel la brecha se sitúa cerca del 22%, en el Ibex es de 'solo' el 6,5%; tres veces menor.

No obstante, la heterogeneidad agrupada en el Ibex deja situaciones de todo tipo. En el operador público Aena, por ejemplo, la brecha es del 30% o en Viscofan, especializada en productos de empaquetado para el sector cárnico, es del 27,4%. En el lado contrario, firmas como Siemens (-14%) o Inditex (-0,2%) tienen brechas negativas en este sentido.

La incógnita del coronavirus

Noticias relacionadas

Los datos recopilados por CCOO analizan hasta el 2019, un año antes de la irrupción del covid. Habrá que ver cómo afecta la pandemia a las remuneraciones de los directivos, teniendo en cuenta el peso de las variables y los objetivos dentro de las mismas. Ya sea por la propia repercusión en los balances, como por las limitaciones impuestas desde el Gobierno al reparto de dividendos y similares, si las empresas se acogían a ayudas públicas, como los ertes.

Hasta antes de la pandemia, la remuneración de los primeros ejecutivos aumentó pese al empeoramiento general de los resultados. El informe de CCOO muestra que los balances de las empresas del Ibex 35 experimentaron una caída significativa del 18,6%; pasando de los 42,7 millones de euros del 2018 a los 34,4 millones de euros del 2019.