Medidas por la pandemia

Calviño priorizará las ayudas directas en el plan de apoyo a empresas

  • Las transferencias para cubrir costes fijos de las compañías recibirán finalmente la mayor partida de los 11.000 millones

  • El Gobierno se inclina por canalizarlas a través de las comunidades autónomas, pero la decisión final no está tomada

  • La ministra Montero niega que las presiones de Podemos provocaran el retraso en la aprobación de las medidas

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, en una imagen de archivo.

La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, en una imagen de archivo. / EUROPA PRESS / R. RUBIO

3
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

ver +
Juan Ruiz Sierra
Juan Ruiz Sierra

Periodista

ver +

Las ayudas directas para cubrir parte de los costes fijos de compañías viables en problemas por la pandemia supondrán finalmente la parte más relevante del plan de 11.000 millones en apoyos a empresas que el Consejo de Ministros aprobará este viernes en una reunión extraordinaria, según han confirmado fuentes gubernamentales a este diario. Ese componente del paquete de medidas, cuya elaboración lidera el Ministerio de Economía de Nadia Calviño, acaparará así más dinero que la conversión de parte de los créditos bancarios con aval público del ICO en instrumentos de capital (el segundo elemento por importancia) y el fondo para capitalizar empresas medianas gestionado por la empresa pública Cofides (que será con diferencia el menos dotado).

La agencia 'Reuters' publicó el lunes que el Ejecutivo barajó en un borrador del plan destinar 5.000 millones de euros tanto a las ayudas directas como a la reestructuración de créditos ICO y 1.000 millones al fondo de Cofides. Las fuentes consultadas sostienen que las cantidades están básicamente decididas desde finales de la semana pasada, antes de que Podemos propusiera a Economía destinar a ayudas directas al menos 8.000 millones, y añaden que no coinciden con ese reparto equitativo entre las dos partidas principales.

La otra gran incógnita que pende sobre el plan es si las ayudas directas finalmente se otorgarán a través de las comunidades autónomas, como defienden Hacienda y Economía frente a la opción de que el Gobierno las conceda directamente como quieren Podemos y otros ministerios controlados por el PSOE como Industria. La titular de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha dado a entender este martes que así se hará. "Estamos trabajando en este modelo de cogobernanza que mantenemos con el resto de administraciones", ha afirmado, si bien ha matizado que el "Consejo de Ministros es soberano y puede a última hora variar" lo que considere. Las fuentes consultadas apuntan a que el Ejecutivo "se inclina" hoy por hoy por vehicular las ayudas a través de las autonomías, pero precisan que no está cerrado.

Malestar con Podemos

Tanto Montero como Calviño han mostrado este martes su malestar con que Podemos airease el lunes su propuesta sobre el plan. "Esto no es una especie de subasta de cantidades. Lo digo porque a veces nos da esa impresión. Se trata de un trabajo serio, responsable, y una cuestión muy compleja que no se resuelve con un 'tuit' o con una nota de dos páginas", ha lanzado la titular de Economía en el Senado.

Montero, por su parte, ha negado con insistencia que el retraso en la aprobación del plan, prevista para este martes desde la semana pasada pero retrasada hasta el viernes a última hora del lunes, se deba a "una tensión o un conflicto" en el seno del Ejecutivo, sino "solo y exclusivamente a cuestiones técnicas". Es decir, no ha negado las diferencias en el Ejecutivo, sino que sean la causa del aplazamiento. Lo cierto es que el plan lo están elaborando principalmente Economía, Hacienda, Industria y Justicia, sin participación directa de los ministerios controlados por el partido morado.

Contactos parlamentarios

Noticias relacionadas

El Gobierno, en cualquier caso, necesita ganarse un apoyo suficiente para aprobar el paquete de medidas en el Congreso y cuenta con que el PP votará en contra. Por ello, según apuntan fuentes del Ejecutivo, tiene previsto comenzar esta misma semana los contactos con los grupos parlamentarios más afines para evitar que se repita la situación que se produjo con la convalidación del decreto de los fondos europeos, cuando solo la abstención de Vox en el último momento le evitó una derrota.

El Gobierno también tiene previsto aprobar el viernes la prorroga de la moratoria de los concursos de acreedores forzosos hasta el 31 de diciembre. De hecho, es una de las razones que explican que el Consejo de Ministros se reúna el viernes, ya que la actual moratoria vence el próximo domingo 14. El paquete de medidas también incluirá alguno retoques en la ley concursal, si bien la reforma de fondo para incorporar una directiva europea se abordará más adelante. El Ejecutivo también tiene planea aprobar una nueva ampliación del plazo de vencimiento de los créditos ICO, la segunda tras la adoptada en noviembre.