igualdad

Bruselas legisla para reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres

  • La Comisión Europea propone una directiva para garantizar la transparencia en los sueldos de hombres y mujeres

  • La propuesta encarga a los Estados miembros que establezcan sanciones específicas, incluidas multas,

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante el debate en la Eurocámara este miércoles.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante el debate en la Eurocámara este miércoles. / JOHANNA GERON / POOL (EFE)

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

Pese a la existencia de un derecho a la igualdad salarial en la Unión Europea, la brecha en la remuneración de hombres y mujeres sigue siendo del 14,1% y del 33% en el caso de las pensiones. Para revertir de una vez por todas esta situación, la Comisión Europea ha propuesto este jueves una propuesta de directiva cuyo objetivo es garantizar una mayor transparencia salarial y un mejor acceso a la justicia de las trabajadoras que sufran discriminación, con sanciones efectivas, proporcionadas y disuasorias para las empresas infractoras, que tendrán que definir y aplicar los Estados miembros. Bruselas también reclama la introducción de indemnizaciones para las víctimas de la discriminación salarial.

“El mismo trabajo merece igual salario y para la igualdad de remuneración se necesita transparencia. Las mujeres deben saber si sus empleadores las tratan de manera justa y cuando no sea el caso deben poder defenderse y obtener lo que se merecen”, ha recordado enla presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen sobre una propuesta que encarga a los Estados miembros que establezcan un sistema de sanciones, con distintos umbrales en función de la gravedad de la infracción y la duración. Según Bruselas, las sanciones podrían incluir por ejemplo la revocación de determinados beneficios públicos o ayudas.

La propuesta, que ahora deberá ser negociada entre los Veintisiete y Parlamento Europeo, incluye una batería de medidas para garantizar transparencia en la remuneración de los trabajadores. En primer lugar, los empresarios estarán obligados a dar información sobre el nivel inicial o una horquilla salarial en la oferta de empleo o antes de la entrevista de trabajo y no podrán solicitar a los candidatos información sobre su historial salarial pasado. Además, los trabajadores tendrán derecho a pedir información sobre el nivel de remuneración individual y el nivel de remuneración medio, por sexo, para las categorías de empleados que hacen el mismo trabajo. Bruselas ha optado por legislar ante los limitados avances de los últimos años que muestran que todavía harán falta décadas para terminar con la brecha salarial.

Carga de la prueba, en las empresas

Las empresas de más de 250 empleados deberán además publicar información sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres dentro de la empresa e internamente proporcionar información sobre la brecha por categorías de trabajadores que realizan el mismo trabajo o de igual valor. En el caso de que los informes revelen una brecha de al menos el 5% y cuando la empresa no pueda justificarlo en factores objetivos neutrales al género, los empleadores estarán obligados a realizar una evaluación salarial, en cooperación con los representantes de los trabajadores. Según la Comisión Europea la obligación de información no supondrá una carga financiera excesiva para las empresas. El coste anual de informar a la plantilla, según sus estimaciones, será de entre 379 y 890 euros.

El plan también incluye medidas para garantizar un mejor acceso a la justicia para las víctimas de la discriminación salarial. Según la Comisión, los trabajadores afectados podrán recibir una compensación, incluida la recuperación total de los pagos atrasados y las bonificaciones o pagos en especie relacionados. Además, la carga de la prueba estará sobre la empresa y será ella, y no el trabajador, quien tendrá que probar que no ha habido discriminación en el sueldo. Por último, la directiva deja en manos de los Estados miembros el establecimiento de sanciones concretas para las empresas que violen la regla de la igualdad salarial aunque, según fuentes de la Comisión, deberán ser disuasorias. Los organismos de igualdad y los sindicatos podrán actuar en procedimientos legales o administrativos en nombre de los trabajadores y liderar también demandas colectivas.

Noticias relacionadas

Principio de igualdad

El principio de igualdad salarial ni implica que todos los trabajadores deban recibir el mismo salario sino que cualquier diferencia debe basarse en criterios objetivos al margen de la condición de hombre o mujer. De hecho la propuesta incluye un concepto amplio de remuneración que tiene en cuenta no solo el salario básico sino que incluye también otros elementos ya sean en dinero o en especies que los trabajadores reciban directa o indirectamente de sus trabajadores, como bonuses, acceso a un coche, ayudas por vivienda, compensación por participación en cursos de formación entre otros.