Impuestos

Los inspectores no ven libre de delito a Juan Carlos I si supo que le investigaban

La ministra de Hacienda avisa de que la AEAT comprobará la regularización del emérito

    La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

    La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / JOSÉ LUIS ROCA

    Se lee en minutos

    La organización Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) advirtió este martes de que "las regularizaciones" fiscales emprendidas por Juan Carlos I "no impedirían la persecución de los delito fiscales cometidos" en el caso de que "fuesen ciertas las noticias publicadas en ciertos medios que señalan que la fiscalía ha notificado al rey las diligencias de investigación abiertas".

    En un comunicado emitido por la organización que preside el inspector Ransés Pérez Boga, lHE recuerda que para que una regularización tributaria sea eficaz --e impida la persecución de un posible delito fiscal-- es preciso que el completo reconocimiento y pago de toda la deuda pendiente del contribuyente se haya producido "antes de que por la administración tributaria se le haya notificado el inicio de actuaciones, denuncias o diligencias por parte de la AEAT, el ministerio fiscal o del juez de instrucción". Solo así se entenderá que se cumple el requisito de "voluntariedad" necesario para que una regularización fiscal sea eficaz.

    Doble sospecha

    Los inspectores hacen notar que en la nota de prensa emitida por el abogado del Rey emérito se manifiesta que "no ha existido ningún requerimiento previo" a la regularización --lo cual la habría invalidado--, "pero no dice nada respecto de si tiene conocimiento formal de las diligencias practicadas por la fiscalía", añade el comunicado sembrando dudas.

    Fuentes fiscales ya confirmaron a El Periódico que la fiscalía comunicó oficialmente a Juan Carlos I a principios de noviembre que le estaba investigando antes de su primera regularización tributaria (que se conoció el 7 de diciembre). En el caso de la segunda regularización (conocida el 25 de febrero) --por rentas transmitidas a Juan Carlos I por parte de la fundación Zagatka, con sede en el paraíso fiscal de Liechtenstein--, no consta un aviso similar por parte de la fiscalía, pero se da una curiosa coincidencia. Esta segunda regularización se produjo justo después de que los fiscales del Tribunal Supremo hubieran enviado una comisión rogatoria a Mónaco para interrogar a Álvaro de Orleans, primo de Juan Carlos I y creador de la fundación Zagatka y esta circunstancia alimenta la duda de si el emérito pudo haber obtenido alguna información relevante antes de presentar sus declaraciones complementarias.

    Inacción

    Te puede interesar

    En todo caso, los inspectores de Hacienda defienden a la Agencia Tributaria de las acusaciones de "inacción" en la investigación del emérito y apelan a la confidencialidad de su actuaciones y a la "primacía del orden penal" cuando existen procedimientos abiertos por jueces o fiscales, como es este caso

    La ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, también negó este martes que haya pasividad en Hacienda en relación con las regularizaciones que ha presentado el Rey emérito y advirtió de que estas "no terminan ningún proceso", sino que la Agencia Tributaria actuará como con cualquier contribuyente comprobando si la regularización que ha presentado Don Juan Carlos es "completa y veraz".