Igualdad

El Ibex supera el objetivo del 30% de consejeras con 14 compañías por debajo de ese umbral

Para alcanzar el nuevo objetivo del 40% marcado por la CNMV bastaría con que cada empresa del selectivo designara una consejera

Ana Botín, presidenta del Santander.

Ana Botín, presidenta del Santander. / JOSÉ LUIS ROCA

Se lee en minutos

España todavía tiene mucho trabajo que hacer para alcanzar la paridad en sus empresas. Aunque las empresas del Ibex-35 logran superar la barrera del 30% fijada por la CNMV para este 2020 al alcanzar el 31,17% de media de representación femenina, en el total de empresas cotizadas (Ibex y resto del mercado continuo) esta tasa cae al 25,8%, según el informe que, como cada año, Atrevia y el IESE presentan en vísperas del Día de la Mujer. La diferencia la provocan el resto de empresas (92 compañías) del mercado continuo que no forman parte del selectivo y que no llegan a tener ni siquiera un 23% de mujeres.

Sin embargo, la media del Ibex-35 es engañosa al salir reforzada por el buen hacer de algunas empresas que compensa las lagunas de otras, en concreto de hasta 14 compañías que de forma individual no superan ese umbral del 30%. Son Telefónica, Acciona, Colonial, Meliá Hotels, Viscofan, Sabadell, Enagás, Naturgy, Amadeus, Bankia, Cie Automotive, ACS, Ferrovial y Solaria. "La causa real a veces es que les falta visión. Hay comodidad, el ‘boys club’, están a gusto los hombres solos y no ven la importancia y las sinergias que aporta la visión femenina. Aunque, por supuesto, el tema del networking de las mujeres es también imprescindible", ha advertido la profesora del IESE, Nuria Chinchilla, en la presentación del informe.

La recomendación de la CNMV es ahora del 40% para el año 2022, para lo cual bastaría con que cada empresa del selectivo designara una consejera sin variar la composición de sus miembros, según Chinchilla.

Al mismo tiempo, al ritmo actual en los próximos dos o tres años se alcanzaría, probablemente, el objetivo del 30% en todas las cotizadas. Pero, de nuevo, la diferencia por empresas es abismal, con compañías como Adolfo Domínguez, Realia, REE, Exentis, Prim, Nicolás Correa, Reno de Medici, Caixabank, Soltec, Unicaja Banco, Logista, IAG, Santanter y Euskaltel que ya superan el objetivo del 40%. Y otras como NH Hoteles, Nextil, Borges Agricultural & Industrial, Nuts, Codere, Urbas, Deoleo, Nueva Pescanova, Amper, AudaxRenovables y Berkeley Energía que todavía no tienen ni una sola mujer en su consejo. Hasta 25 compañías, entre ellas, Neinor Homes, Talgo, Solaria, MásMóvil, Dia o Duro Felguera, solo tienen un sillón femenino. 

El suspenso en paridad se ve reforzado al comparar la posición española con el resto de países de Europa. España se sitúa en undécima posición, por debajo de la media comunitaria y por detrás de países como Francia, Suecia, Reino Unido, Alemania, Italia u Holanda. Los países con leyes de cuotas obligatorias registran niveles de paridad más elevados, como se comprueba en el CAC-40 francés, que ya ha conseguido rebasar el 44% de paridad, mientras que el FTSE MIB y el BEL-20 alemán tienden al 40%. Sin embargo, desde Atrevia y el IESE, defienden la recomendación frente a la obligación: "Necesitamos que las empresas se vayan animando a ponerse ellas mismas sus propios objetivos dependiendo desde donde partan porque sino no llegaremos a lo que queremos: que haya mujeres con talento igual que hombres con talento", ha defendido Chinchilla.

Poca presencia en la dirección

Noticias relacionadas

En los máximos puestos ejecutivos de las compañías la representación femenina es mínima. Sólo Ana Botín en Santander, Beatriz Corredor en REE y María Dolores Dancausa en Bankinter ostentan el máximo poder decisorio en sus empresas. Además, aunque el peso de las mujeres empieza a ser "remarcable" en las comisiones de control, nombramientos y retribuciones y en las comisiones que aglutinan sostenibilidad, desarrollo sostenible, medio ambiente y buen gobierno; es mínimo en aquellas relacionadas con innovación, tecnología y seguridad, en las comisiones ejecutivas, así como en aquellas relacionadas con riesgos y cumplimiento.

Al comparar los consejos de administración con los comités de dirección la media de la presencia femenina baja al 15%, según Atrevia y el IESE. "Pensamos que este es el foco al que nos tenemos que dirigir porque la gobernanza del día a día se toma en la dirección”, ha advertido la presidenta de Atrevia España, Asunción Soriano. En el trasfondo podría haber un lavado de cara por parte de las compañías que introducen mujeres para elevar las medias, pero sin darles poder en la dirección. Sin embargo, las encargadas de elaborar el informe defienden que aunque sea en el consejo y no en la dirección, la inclusión de las mujeres en los puestos más altos de la empresa siempre es bueno porque "cambian el modo de trabajar y la gobernanza". "Aunque sea por ‘greenwashing’, welcome", ha dicho Chinchilla.