En febrero

España supera los 4 millones de parados por los estragos de la tercera ola

  • En el mercado laboral español hay 400.118 trabajadores en activo menos y 762.742 parados más que un año antes de comenzar la pandemia

  • Febrero suma 20.000 nuevos ocupados, su registro más discreto desde el 2013, en el ocaso de la Gran Recesión

  • 5,5 millones de personas están sin empleo activo, entre el paro, los ertes y el cese de actividad de trabajadores autónomos

Cola delante de una Oficina de Treball de la Generalitat en Barcelona para tramitar el paro.

Cola delante de una Oficina de Treball de la Generalitat en Barcelona para tramitar el paro. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

La tercera ola está consumiendo el vigor de la recuperación del mercado laboral, tras casi un año desde el inicio de la pandemia. El paro sigue al alza y este febrero ha superado la cota de los 4 millones de desempleados, algo que no sucedía desde el 2016. También suben los ertes, que repuntan hasta los 900.000 afectados; además de 500.000 autónomos que están cobrando un cese de actividad debido a restricciones sobre sus negocios.

Y mientras las colas virtuales del SEPE engordan, la economía no genera nuevos empleos en la misma proporción, con varios de sus motores gripados, como la hostelería, el comercio o el turismo. La Seguridad Social sumó 20.632 nuevos afiliados en febrero, el registro más discreto desde el 2013 -cuando la crisis financiera daba sus últimos coletazos- y cerró el mes en los 18,85 millones de ocupados; según los datos actualizados este martes por los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social.

A las puertas de cumplirse un año del inicio de la pandemia, en España hay 400.118 trabajadores en activo menos 762.742 parados más. Las vacunas y sus promesas de 'normalidad' llegan a cuenta gotas y el mercado laboral sufre los estragos de la tercera ola. La fallida campaña de rebajas en muchas comunidades autónomas y la extensión de las limitaciones de actividad y horarios han condicionado los datos de este febrero. Sectores como la hostelería se siguen desangrando, con una caída del 2,6% respecto a enero, mientras otros, como la construcción (2,7%) o la educación (2%) salvaron los muebles del mes.

La recuperación del empleo se agota y choca contra las restricciones sanitarias, eminentemente concentradas en el sector servicios. "Los datos nos demuestran que hay que ir más allá [de los ertes]", ha afirmado el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, en rueda de prensa; en referencia al plan de 11.000 millones de euros para ayudas a las empresas anunciadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "Estamos en una fase decisiva, hay que hacer un último esfuerzo. El sistema productivo debe saber que vale la pena esperar", ha añadido.

El guion habitual en un segundo mes del año es el siguiente: enero es un mal mes en el que se destruye mucho empleo temporal y en febrero se experimenta un rebote que permite recuperar parte de esa ocupación perdida; a expensas de los meses de primavera y verano, donde más se prodigan las empresas en la contratación. En este febrero el rebote fue muy parco, con solo 20.631 nuevos afiliados, después de perder más de 218.000 en enero. Y el segundo mes del año ha dejado un indicador que invita al pesimismo de cara a los meses venideros: en términos desestacionalizados, es decir, restando el sesgo de temporada, España perdió 30.211. Sus primeros números rojos en ocho meses.

Más paro y más ertes

España ha vuelto a coronar la deshonrosa cota de los cuatro millones de parados, tras sumar en el mes de febrero un total de 44.436 nuevos inscritos en el SEPE. Es el incremento más elevado en un mes de febrero del desempleo desde el 2013 y certifica un retroceso en once meses de cinco años de reducción del desempleo acumulados. La crisis del coronavirus, por el momento, está provocando que, en mayor medida, los hombres pierdan su empleo que las mujeres. Mientras el paro entre ellos ha crecido en el último año el 26,2%; entre ellas ha hecho lo propio el 21,6%; teniendo en cuenta que el paro era mayor previamente entre las mujeres.

A los nuevos parados cabe sumar, transitoriamente, a aquellos trabajadores que conservan su empleo pero están suspendidos del mismo. La cifra de afectados por un erte vuelve a subir tras las nuevas restricciones, suma unos 150.000 nuevos afectados y alcanza los 909.661 trabajadores en suspensión en toda España. Catalunya, con los bares abriendo por franjas, las grandes superficies cerradas todo el febrero y los pequeños comercios abriendo solo entre semana, entre otros, es la comunidad autónoma con más trabajadores en erte: un total de 192.787.

A los 909.000 afectados por erte cabe sumar los 511.331 autónomos están cobrando una prestación pública por cese de actividad. Lo que deja un balance final de 5,5 millones y medio de españoles sin empleo activo.

La contratación, a mínimos

Otro dato que dejan las estadísticas de febrero y revela la atrofia que sufre el mercado laboral español desde que quedó infectado por el coronavirus es el desplome de los volúmenes de contratación. Una de las lacras características del empleo en España es su elevada temporalidad, hasta el punto de que, según revisa trimestralmente el INE, cerca de uno de cada cuatro españoles tiene un contrato eventual. Ese frenesí de contratación sigue perdiendo fuelle en febrero, cuando se rubricaron 1,2 millones de contratos, el 29% menos que hace un año. De estos, 132.431 fueron indefinidos.

Catalunya, mejor nota que la media

Te puede interesar

A diferencia de otros meses, en los que Catalunya recientemente ha registrado estadísticas por debajo de la media española, en este febrero no ha sido así. Las cuatro provincias catalanas han creado más empleo y han generado menos paro. En este febrero, por ejemplo, el desempleo ha subido la mitad en Catalunya que en la Comunidad de Madrid.

Los afiliados a la Seguridad Social han subido en 12.348 personas en febrero en Catalunya, hasta un total de 3,35 ocupados. En términos absolutos es la comunidad autónoma que más empleo ha creado y, en términos relativos, es la segunda, detrás de Murcia. Y, en la estadística de desempleo, este ha aumentado en 4.209 parados en Catalunya, hasta un total de 512.290 desempleados. Navarra, con un repunte respecto a enero del 3%, ha sido la autonomía donde más ha crecido el paro; frente al País Vasco, donde (a excepción de Melilla) más ha bajado el paro (-1,3%).

Temas

Empleo Paro