Iniciativa

Más de 150 organizaciones empresariales exigirán mantener el orden en Barcelona

  • Los organizadores prevén la asistencia de unas 500 personas del mundo económico, social y cultural en la Estació del Nord

  • El rechazo a la violencia y la exigencia al Govern y al Ayuntamiento a que ejerzan su autoridad, entre las reclamaciones

Mossos d´Esquadra y manifestantes se enfrentan en el centro de la ciudad de Barcelona.

Mossos d´Esquadra y manifestantes se enfrentan en el centro de la ciudad de Barcelona. / Toni Albir / Efe

2
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El acto reivindicativo de los empresarios catalanes para el próximo 4 de marzo, adelantado por EL PERIÓDICO, va tomando forma. A las patronales Foment del Treball y Pimec y el Círculo Ecuestre, se han sumado el RACC, la Asociación Española de Directivos (AED), Femcat, el Col.legi d'Advocats de Barcelona y hasta más de 150 organizaciones empresariales, profesionales, sociales y culturales, según los organizadores. Está prevista la asistencia de unas 500 personas en la Estació de Nord de Barcelona, un lugar con capacidad para unas 2.000, para cumplir con las restricciones por la pandemia del coranavirus. Además de entidades y organizaciones se espera que intervengan también "empresarios representativos".

El manifiesto del acto, bajo el lema 'Ja n'hi ha prou, centrem-nos en la recuperació' ('Ya basta, centrémonos en la recuperación'), condena los actos violentos tras las manifestaciones de los últimos días y destaca el "agotamiento" tanto de la ciudadanía tras los sacrificios de la crisis financiera del 2008 y los actuales por la provocada por el covid-19, según unos de los borradores que se están elaborando. A la vez que critican la "parálisis" del Govern ante los últimos acontecimientos y defienden el papel de los cuerpos de seguridad, reclaman la constitución de un Ejecutivo catalán "estable" que priorice la recuperación económica.

Otra de las exigencias va dirigida al Gobierno central, al que le reclaman ayudas directas a las empresas por valor de 50.000 millones de euros, como han hecho otros países de la Unión Europea (UE). El presidente Pedro Sánchez anunció un balón de oxígeno de 11.000 millones "en las próximas semanas"·dirigido especialmente a los sectores más afectados por las restricciones y las limitaciones a la movilidad por la pandemia, como la hostelería, el comercio y el turismo.

Imagen de Barcelona

Los empresarios catalanes, que ya mostraron la semana pasado su más rotundo rechazo a las protestas violentas que se saldaron con escaparates rotos y daños materiales tanto en negocios como en mobiliario urbano por más de un millón de euros, respetan el derecho de manifestación, pero "cívica y pacífica". En este sentido insisten en que el Govern y el Ayuntamiento de Barcelona deben imponer el orden cuando se producen actos violentos y se impone la violencia para que se recupere la convivencia. A la vez que abogan por la colaboración público-privada como garantía de progreso se muestran dispuesto a participar en todo lo que esté relacionado con recuperar la imagen de Barcelona.

Noticias relacionadas

A juicio de los empresarios que promueven el acto del día 4, los destrozos de bienes públicos y privados y los enfrentamientos en al calle "perjudican gravemente la capacidad de Barcelona y de toda Catalunya de atraer turismo de calidad, talento e inversiones", según fuentes conocedoras del manifiesto que se está elaborando.

Entre las exigencias al Ejecutivo catalán destaca la exigencia de que defienda la economía productiva y que se centre en la recuperación económica y que también mantenga el orden, en el sentido de garantizar el ejercicio de derechos a todo el mundo, junto con el normal funcionamiento de las instituciones y el blindaje de la seguridad jurídica. A juicio del empresariado, sería preciso un pacto entre las fuerzas políticas, la administraciones y las entidades económicas y sociales para la recuperación.