Ante la situación política

Sánchez Llibre pide una "revuelta pacífica" del empresariado

  • Reclama al Govern que gobierne para todos los catalanes y resuelva el conflicto político con el Estado

Jose Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball.

Jose Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball.

2
Se lee en minutos

El presidente de Foment del Traball, Josep Sánchez Llibre, ha planteado una "revuelta pacífica" del sector empresarial para defender la economía si no hay un nuevo Govern fuerte y cohesionado que ponga en valor la economía productiva, y al que reclama que gobierne para todos los catalanes y resuelva el conflicto político entre Catalunya y el resto de España. En una entrevista con Europa Press, el líder de la patronal catalana ha señalado que Foment está dispuesto a encabezar este movimiento de manera conjunta con otras organizaciones para defender la sociedad civil y forzar que los gobiernos dediquen todo su esfuerzo a superar la grave situación económica.

Sánchez Llibre ha dicho que no renunciará a defender la economía productiva y los sectores empresariales: "No nos podemos quedar en casa, tenemos que influir, no podemos dejar la economía en manos únicamente de los políticos", ha defendido. "Los empleos los creamos los empresarios, el DOGC no crea los empleos. Queremos animarles, porque no nos quedaremos parados. Si es necesario hacer esta revuelta pacífica en defensa de la economía, los sectores económicos y las libertades, nosotros la haremos ", aseguró.

También ha advertido que hay una preocupación muy grande en Catalunya por los hechos que tuvieron lugar la semana pasada "desde el punto de vista de defender la economía y la empresa", en referencia a las protestas callejeras derivadas del encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, y ha cifrado en unos dos millones de euros los daños al comercio en Barcelona.

Concretar las ayudas

Sánchez Llibre ha dado la bienvenida a 11.000 millones de euros en ayudas del Gobierno central para el turismo, la hostelería y el pequeño comercio, pero ha reclamado que se explique "rápidamente" de qué manera llegarán a los sectores que están en crisis, y los ha calificado de insuficientes. "Seguiremos reclamando alrededor de 40.000 millones de euros de ayudas directas que son los que otras empresas de países como Francia e Italia han recibido", sostuvo.

Calificó este plan de aperitivo de lo que necesita la economía española y ha añadido que el Estado tiene mecanismos para poner más dinero sobre la mesa: "Que no tengan un índice tan grande de avaricia respecto estos recursos, que salvarán empleos" . Ha considerado que la situación podría desembocar en una avalancha de insolvencias el próximo semestre si el Gobierno central no tiene agilidad y no pone las luces largas para que la economía española también necesita estas ayudas y "bastantes miles de millones".

Noticias relacionadas

Advirtió que en el 2020 ha sido un año perdido y que en el 2021 también lo será para muchos sectores si no llegan "estas ayudas directas", ha criticado la falta de cultura del Gobierno central sobre qué es la economía productiva, y lo ve más obsesionado en el déficit y la deuda pública cuando, según él, no hay una solución para que no aumente.

Sobre una posible quita de la deuda en los créditos ICO, Sánchez Llibre ha afirmado que, en vista de la falta de consenso entre la banca y el Estado, no quieren insistir en esta posibilidad: "Si no se ponen de acuerdo la banca y la administración central del Estado, nosotros no entramos "

Temas

Empresas