Balance anual

Reig Jofre crece el 15% y producirá la vacuna de Jansen en el segundo trimestre

La nueva planta, que ha costado 30 millones, permitirá producir 50 millones de viales liofilizados al año

La firma catalana facturó 230 millones, con unos beneficios de 5,7 millones

Laboratorios farmacéuticos de Reig Jofre.

Laboratorios farmacéuticos de Reig Jofre. / Archivo

Se lee en minutos

La compañía farmacéutica Reig Jofre cerró el 2020 con unas ventas de 230 millones de euros y alcanzó un resultado consolidado de 5,7 millones de euros, con un crecimiento del 15% en ambas magnitudes. En un año marcado por el impacto de la pandemia, Reig Jofre crece a doble dígito e iniciará en breve la fabricación de la vacuna anticovid desarrollada por Janssen Pharmaceutical. La planta de inyectables estériles ha supuesto una inversión de 30 millones de euros (aportados entre el 2018 y el 2020). El ebitda alcanzó los 26,5 millones de euros lo que en términos ajustados supondría un crecimiento del 21%. Las inversiones en tecnología y capacidad realizadas en el 2020 alcanzaron los 11,8 millones de euros.

La vacuna Jansen, de una sola dosis, está llamada a ser una de la principales herramientas en la lucha contra la pandemia. Y Reig Jofre estará en condiciones de producir con su nueva planta hasta 50 millones de viales liofilizados al año, con cinco turnos de trabajo. Los 30 millones de euros invertidos en la nueva planta van a ser más rentables de lo previsto, tanto desde un punto de vista económico como de retorno a la sociedad. Con la nueva planta de Sant Joan Despí está previsto que pueda triplicar la capacidad de producción de medicamentos de Reig Jofre, con un centenar de nuevos contratos. En principio, la instalación debía destinarse a desarrollar nuevos mercados a escala internacional con mejoras de costes energéticos y tecnológicas. 

La compañía informa de que la integración de la nueva cartera de producto Osteoarticular, adquirida en julio de 2019, el crecimiento internacional y la venta de medicamentos esenciales compensaron la pérdida de ingresos en otros productos consecuencia de la crisis del covid. Nexo común a la evolución de la actividad farmacéutica es que durante la actual pandemia se han registrado cambios notables en los hábitos de consumo e impacto de las enfermedades comunes, lo que ha obligado a la adaptación productiva de las empresas. Pese a estos cambios, las tres divisiones de Reig Jofre presentaron crecimientos positivos en la cifra de ventas el año pasado.

Divisiones

La división de Pharma Tech (48% de las ventas) logró un crecimiento del 12% gracias a la fabricación de medicamentos esenciales vinculados a la pandemia, principalmente sedantes, analgésicos y relajantes musculares, y a la buena evolución de las ventas a nivel internacional. Algunas gamas de antibióticos orales han retrocedido, al producirse menos infecciones por las medidas de distanciamiento. La división de Specialty Products crece un 28% gracias al área terapéutica osteoarticular, que aporta 29 millones de ingresos del año. El resto de la división, centrado en dermatología y salud de la mujer, presenta una disminución del 2% de los ingresos, a causa de la reducción de la visita médica de pacientes que impacta negativamente en el número de nuevas recetas. El área de Consumer Healthcare crece un 7% en ventas. La crisis sanitaria ha impulsado el crecimiento de las gamas OTC de desinfección (alcoholes, clorhexidinas, etc), y ciertas gamas de complementos alimenticios de la marca FORTE PHARMA orientadas al fortalecimiento del sistema inmune, vitaminas, probióticos y jaleas. Esto ha compensado el efecto en otras gamas, como el control de peso, que han retrocedido en 2020.

El mercado español representa un 45% de los ingresos y ha crecido un 15% en 2020, por el nuevo negocio osteoarticular y favorecido por la demanda de medicamentos esenciales. El resto de mercados europeos ha tenido un crecimiento del 8%, en especial en productos inyectables esenciales y en el área osteoarticular. El resto de países, que en conjunto representan el 13% de las ventas, presentan un 44% de crecimiento en ingresos, procedente principalmente del área de tecnologías farmacéuticas.

España crece un 15% en ingresos, impulsada por la compra del negocio osteoarticular, a pesar de la bajada en los productos de receta médica. El resto de Europa crece un 8% y el conjunto de otros mercados mundiales crecen un destacado 44%, consolidando nuestra estrategia de expansión internacional.

Te puede interesar

Los cambios de consumo

El conjunto de impactos en 2020 derivados del covid 19 resulta en una ligera caída de las ventas especialmente por el efecto de la reducción de la visita médica y la disminución del consumo de antibióticos orales por la menor incidencia de otras infecciones bacterianas y víricas. En 2020 ha crecido no obstante la demanda de medicamentos esenciales de uso hospitalario en UCI para pacientes intubados, sobre todo sedantes, analgésicos y relajantes musculares, tanto en el mercado español como en otros países europeos. En 2020 ha crecido la demanda de productos OTC de desinfección, en especial Alcoholes y Clorehixidinas, en el canal hospitalario y de farmacias. Dentro de los Complementos Alimenticios de la marca FORTE PHARMA, las gamas de Vitaminas, Jaleas y Sistema Inmune superan el 40% de crecimiento, con especial impacto en Francia y Benelux. En esta categoría de productos, sigue en curso el estudio de un complemento alimenticio que balancea la sobre respuesta inflamatoria de las infecciones pulmonares como COVID. Se está evaluando la capacidad del complemento para reducir los casos graves de la infección por covid, mediante el requilibrio de la sobreinflamación que causa la infección.