Plan Estratégico 2021-2026

Red Eléctrica prevé invertir 4.400 millones en los próximos cinco años

  • El objetivo de la inversión es impulsar la transición energética en las redes eléctricas e impulsar la conectividad

  • La compañía repartirá un dividendo de un euro hasta 2022 para posteriormente dejarlo en "al menos" 0,80 euros

  • El operador del sistema eléctrico prevé transformar el negocio de Hispasat con un mayor peso de los servicios

Red Eléctrica prevé invertir 4.400 millones en los próximos cinco años
Se lee en minutos

Red Eléctrica invertirá 4.400 millones en los próximos cinco años, de los cuales el 75% (3.300 millones) se destinará a su principal negociado, la red de transporte y la operación del sistema, así como a impulsar las interconexiones y el almacenamiento. El resto se dividirán entre los 775 millones que serán utilizados para impulsar su negocio de telecomunicaciones, a través de Hispasat y Reintel, y 225 millones para consolidar su negocio internacional en Latinoamérica. La compañía mantiene el compromiso de dividendo hasta 2022 en 1 euro para situarlo en "al menos" 0,80 euros a partir de esa fecha, para acompañar con solidez las fuertes inversiones previstas. "Este plan estratégico sirve para preparar a este grupo para el desafío que afrontamos para garantizar sostenibilidad en los horizontes 2030 y 2050", ha precisado la presidenta de la compañía, Beatriz Corredor, durante su presentación.

El operador de la red eléctrica destaca especialmente el desarrollo de las infraestructuras necesarias de la red de transporte cuya inversión asciende a más de 2.800 millones de euros y que tendrán que adaptarse cada vez más a la transición energética, lo que supone una mayor integración renovable y la modernización de la red. Además, fomentará el aumento de la capacidad de almacenamiento energético como herramienta al servicio de la operación del sistema, con una inversión de 411 millones de euros para aportar más seguridad al sistema eléctrico. Y se invertirá 92 millones de euros para prepararse para operar un sistema cada vez más complejo e integrado.

La compañía que preside Beatriz Corredor tiene el foco puesto en la consolidación de su negocio internacional, con presencia ya en Perú, Chile y Brasil, y prevé fortalecer su presencia con la construcción y explotación de redes de transporte de electricidad. Con una inversión prevista de 225 millones de euros, Red Eléctrica apuesta por la consolidación y el crecimiento orgánico en estos tres países, potenciando su presencia, asentando y dando solidez a los negocios existentes y buscando nuevas oportunidades de negocio. La compañía estima que la consolidación de la actividad internacional aportará un crecimiento anual del resultado bruto de explotación (Ebitda) en el entorno del 6% hasta el 2025.

Telecomunicaciones

Otro de los principales pilares de la nueva hoja de ruta de Red Eléctrica es el impulso de las telecomunicaciones para facilitar la conectividad con unas inversiones totales de unos 735 millones de euros. Por un lado, el operador y transportista del sistema eléctrico prevé desplegar la capacidad satelital para reducir la brecha digital y dar cobertura a los territorios remotos a los que la fibra no puede llegar a través de Hispasat compañía adquirida a Abertis en 2019 (100 megabits por segundo en 2025 en todo el territorio). Y por otro, potenciar el desarrollo del negocio de fibra óptica y desarrollando nuevas oportunidades alrededor de la tecnología 5G, a través de Reintel. En concreto, destinará 620 millones de euros para Hispasat y 115 millones para Reintel.

Te puede interesar

Además, el grupo planea transformar Hispasat para "optimiza" el negocio actual y aprovechar las oportunidades de un sector encaminado a dar un servicio cada vez más directo a los ciudadanos". En esta nueva etapa, Red Eléctrica prevé consolidar su negocio tradicional de vídeo en las regiones donde mantiene una posición de liderazgo, iniciando una senda de transformación para dar cobertura a las nuevas necesidades del mercado, basadas en la conectividad universal como pilar de la digitalización de los sectores económicos, en la movilidad y en la transmisión de datos, como principales vectores de crecimiento. "Esta evolución de la compañía supone una verticalización en la cadena de valor como la que están realizando otros operadores de satélite basándose en el uso de nuevas tecnologías y alianzas para dar cobertura a los nuevos servicios", ha explicado el consejero delegado de Red Eléctrica, Roberto García Merino. A este respecto, la empresa se plantea desarrollar nuevos verticales asociados a la conectividad aérea, marítima, digitalización del sector primario, analítica datos, así como obtener una mayor exposición a mercados resilientes como son los servicios institucionales o gubernamentales en el ámbito civil.

Desplome del 13% del beneficio en 2020

La compañía ha recortado un 13% sus beneficios en 2020, hasta los 621 millones de euros, por las provisiones por un deterioro del valor de los activos de Hispasat por importe de 122,3 millones de euros. Sin considerar esta provisión, el resultado sería de 703 millones de euros, un 1,8% inferior al de 2019. Además, según ha indicado el grupo, el ejercicio ha estado marcado por los nuevos parámetros regulatorios a la actividad de transporte de electricidad, impulsados por la CNMC, que ha supuesto una caída de la facturación asociada al negocio regulado cercana a los 200 millones de euros.