Aceptación voluntaria

Preacuerdo en Gallo para el traslado de 37 trabajadores a otras plantas

La dirección ofrece compensaciones de entre 8.000 y 10.000 euros por el cambio y posibilidad de rescisión de contrato en el futuro

En el caso de salida de la empresa en un plazo máximo de un año la indemnización sería de 37 días y 30 mensualidades

Instalaciones de Pastas Gallo. 

Instalaciones de Pastas Gallo. 

Se lee en minutos

Preacuerdo en el grupo Gallo para el traslado de 37 trabajadores. El fabricante de pastas alimenticias pretende trasladar a la planta de Córdoba (El Carpio) la producción de pasta seca por lo que decidió trasladar a la plantilla de esa línea de producción de Granollers a otras fábricas del grupo. Finalmente, todos los traslados serán voluntarios. De los 37 trabajadores solo dos han confirmado su traslado a Córdoba, cifra que podría aumentar a cuatro en los próximos días en el marco de negociaciones individuales. El resto de trabajadores afectados pasarían 'voluntariamente' de la planta de Granollers a las de Sant Vicenç dels Horts y la de Esparraguera.

Según el acuerdo firmado, la compensación por traslado a la planta de Córdoba será de 8.000 euros más costes de mudanza, ayuda al alquiler durante un año y ayuda escolar. Si al cabo de un año el trabajador decide la finalización del contrato la indemnización acordada sería de 37 días por año trabajado con un máximo de 30 mensualidades. Las indemnizaciones previstas para los trabajadores que pasen a Esparraguera o Sant Vicenç sería de entre 8.000 y 10.000 euros, e indemnización en el caso de rescisión de contrato.

Fidel Corón, responsable de Industria del Vallès Oriental, Maresme y Osona de Comisiones Obreras, reconoce que aunque la plantilla y el comité de empresa han aceptado las condiciones no es un buen acuerdo. "No estoy de acuerdo porque aunque de adscripción voluntaria no garantiza los puestos de trabajo, las rentas percibidas no están exentas del IRPF y la empresa no ha aportado un plan de viabilidad o un proyecto de futuro convincente". En su opinión, el hecho de que el propietario de Gallo sea el fondo de inversión Proa Capital "hace temer futuros ajustes de plantilla".

Te puede interesar

El plan de Gallo responde a un "un proceso de especialización industrial a partir de un planteamiento de producción por especialidades", según definición de la propia dirección. El objetivo de esta nueva estrategia es "consolidar y redefinir los roles de las fábricas de El Carpio (Córdoba), que se dedicará a pasta seca; Granollers (dedicada a fresco y placas), Esparraguera (pasta sin gluten) y Sant Vicenç dels Horts (que se dedicará a especialidades orientales Ta-Tung). Según el plan, de las 74 personas que trabajan en la división de seco en Granollers, 37 son de pasta corta y pasta larga (la especialidad de producción que se traslada a El Carpio) y 37 más elaboran placas (lasaña y canelones) y se quedan en Granollers junto con los 96 restantes de la división de fresco. 

El Grupo Gallo es líder en fabricación y comercialización de pasta alimenticia en España, con una cuota en valor cercana al 35% en pasta seca y 70 años de existencia. La empresa destaca que se han cumplido las promesas de mantener la plantilla y que se descarta que la actual propuesta de reorganización pretenda reducir el peso industrial de Gallo en Catalunya. Los órganos directivos siguen vinculados muy estrechamente a Catalunya. En el marco de esta reorganización de la producción, Gallo reitera que hace una apuesta firme por Granollers y está estudiando proyectos importantes para esta planta que se anunciarán próximamente.

Temas

Empresas