En Estados Unidos

McDonald’s espía a los trabajadores que piden aumentar el salario mínimo

  • Una investigación periodística destapa que la multinacional de comida rápida vigila las redes sociales de los empleados organizados en sindicatos

El caballo acabó defecando en el interior del establecimiento de McDonald’s.

El caballo acabó defecando en el interior del establecimiento de McDonald’s. / AP (ARCHIVO)

Se lee en minutos

Cada vez son más las empresas que, de forma oculta, espían a sus trabajadores para evitar que protesten por sus derechos. Primero fue Amazon con sus duras políticas antisindicales. Ahora se ha destapado que también McDonald’s ha estado vigilando durante años a los empleados de Estados Unidos que se organizan en sindicatos y que exigen un aumento del salario mínimo a 15 dólares la hora.

La multinacional de comida rápida tiene un equipo de inteligencia dedicado a vigilar a los trabajadores que piden una mejora de sus condiciones laborales. Documentos internos de la franquicia, filtrados a ‘Vice’, señalan a esos empleados y activistas como una “amenaza para la seguridad”.

Desde oficinas en Londres y Chicago, un grupo de analistas habrían utilizado herramientas para rastrear y espiar las redes sociales de trabajadores de McDonald’s en todo el mundo que buscan organizarse en sindicatos y convocar protestas para reivindicar un aumento del sueldo mínimo.

Perfiles falsos para espiar

Según los documentos filtrados a ‘Vice’, el equipo de inteligencia de McDonald’s busca “inteligencia política sobre panoramas políticos difíciles en mercados complejos que podrían causar importantes perturbaciones en las empresas y afectar a los rendimientos de las inversiones”. En otras palabras, como la organización de sus empleados y un hipotético aumento del salario mínimo podría perjudicar a la compañía.

La información también cita, de forma anónima, a dos ex empleados corporativos de McDonald’s, que detallan como el programa de inteligencia llegó a crear perfiles falsos en Facebook para reconstruir las redes de amigos de los trabajadores implicados en el movimiento de protesta. La compañía ha negado las acusaciones.

Aumento del salario mínimo

Te puede interesar

El movimiento ‘Fight for $15’ (lucha por los 15 dólares, en inglés) está activo desde 2012 y está apoyado por el SEIU, el segundo mayor sindicato de los EEUU. Su acción de presión ha logrado que ese aumento salarial se impulse en Estados como Florida.

La publicación de esa información llega en un momento de batalla política en el país. Aunque un 67% de los estadounidenses y la presidencia de Joe Biden apoyan aumentar el salario mínimo hasta los 15 dólares (lleva diez años encallado en los 7,25) como parte del paquete de estímulos contra el covid-19, la decisión puede encallarse en el juego de equilibrio político del Senado.