Ocho años de crecimiento

Uriach compra la alemana Sidroga y consolida la expansión internacional

La multinacional catalana, que elevó la facturación el 5% en el 2020 hasta 240 millones, incrementará en 60 millones las ventas con la adquisición

Oriol Segarra, consejero delegado de la farmacéutica Uriach. 

Oriol Segarra, consejero delegado de la farmacéutica Uriach.  / ALBA CAMBEIRO

Se lee en minutos

Uriach ha anunciado este martes la adquisición de la compañía Sidroga, una empresa alemana histórica, fundada en 1858, especializada en el desarrollo, fabricación y comercialización de productos basados en formulaciones naturales. Con esta adquisición, la multinacional catalana refuerza su crecimiento y estrategia de diversificación internacional en productos del área de consumo de salud (consumer health). Uriach no desveló la cuantía de la operación. Sidroga factura en torno a los 60 millones de euros anuales, con unos 150 trabajadores.

Con esta adquisición, Uriach toma una posición relevante en Alemania, el mercado de suplementos alimentarios más grande de Europa, y en Austria y Suiza, donde Sidroga también está presente a través de sus filiales. Uriach reafirma su intención de "ser relevantes en los mercados en los que tiene presencia", según ha afirmado Oriol Segarra, consejero delegado de Uriach. La adquisición de Sidroga "es la mayor compra realizada por Uriach", según Segarra, que aseguró se ha afrontado con recursos propios en su mayoría por lo que la deuda "se mantiene en un nivel conservador" y reafirma ocho años consecutivos de crecimiento de Uriach.

Uriach facturó el pasado año 240 millones de euros, lo que representó un alza del 5% respecto del 2019. El ebitda fue de 48 millones, también el 5% más. La división de Consumer Healthcare fue motor principal de la empresa, con un crecimiento del 17% y alcanzando casi 165 millones de euros de facturación. El negocio B2B (entre empresas) cerró el año con 74 millones de facturación (+5%). La pandemia afectó las ventas de algunos productos pero reforzó otros, en lo que Uriach considera un balance global positivo. Como ejemplo, el mercado español de autoconsumo o Consumer Healthcare (si se aíslan las ventas de mascarillas, geles hidroalcohólicos y demás productos directamente relacionados con la covid) ha decrecido en su totalidad en el 2020, un -4%.

Uriach consolida con la compra de Sidroga su presencia en los principales mercados del oeste de Europa (Alemania, Italia y España), con la excepción de Francia, que seguirá siendo un objetivo prioritario para continuar su expansión internacional. Sidroga cuenta con marcas centenarias y líderes en sus categorías en Alemania, como el propio nombre de la empresa, que sirve de marca comercial a una extensa línea de productos de fitoterapia y tés medicinales de venta en el canal farmacia. La empresa cuenta, además, con la marca Ems, que ofrece al consumidor una extensa línea de productos naturales basados en las aguas y sales termales de Bad Ems para tratar una amplia gama de indicaciones respiratorias y patologías invernales (descongestión, lavado nasal, tos, etc.). Por su parte, Emcur dispone de una extensa gama de food supplements y productos de salud comercializados en parafarmacia y cadenas de retail y droguería como Rossman o DM, muy asentadas en el país. La empresa dispone de dos centros productivos y unas oficinas en Bad Ems (cerca de Fránkfort). La empresa era propiedad del Family Office de la familia Strüngmann, cofundadores y todavía uno de los principales accionistas de Biontech, la empresa alemana que ha desarrollado la vacuna Comirnaty de Biontech-Pfizer contra el covid.

Te puede interesar

"Con Sidroga tenemos muchísimas sinergias comerciales interesantes, resultado de cruzar nuestras actividades y productos entre los diferentes países en los que ya estamos presentes. Todo ello representa un impulso importantísimo a nuestra internacionalización, además de la entrada en uno de los mercados con más tradición y proyección en el segmento del autocuidado basado en formulaciones naturales”, ha explicado Segarra.

Uriach avanza hacia los objetivos de su plan estratégico que tenía que llevarle a facturar 300 millones de euros en el 2022 y, de hecho, debido a la adquisición de Sidroga, se ha producido una aceleración, que permitiría conseguir estos objetivos antes de lo previsto. La integración de la empresa alemana permitirá a Uriach proyectar sus ventas en su principal segmento de desarrollo hasta superar los 225 millones de euros (con lo que ya superaría los 300 millones en el total de la compañía). Uriach dispone de marcas como Aquilea o Fisiocrem que ya están presentes en España, Italia, Portugal, Grecia, Rumanía, territorios a los que ahora se sumarán Alemania, Austria y Suiza. También resaltan Cannabix, EnRelax, Biodramina, Aerored, Fave de Fuca o Halibut, entre otras, en España; Laborest en Italia (líder en el país en el segmento de 'food supplements' altamente sofisticados comercializados a través de visita médica); o Depuralina en Portugal (líder del mercado luso en el segmento de control de peso), entre muchas otras. A este portfolio de marcas que han nacido o crecido en el perímetro de la compañía se ha unido recientemente Ceregumil. Uriach ha cerrado hace pocas semanas un acuerdo con los Laboratorios Fernández Canivell para la adquisición de esta centenaria marca, para la que plantea ahora un plan de desarrollo que pasa por su puesta al día, la ampliación de su gama y un impulso comercial a través de la red de distribución.